Economía

Powell advierte que la política de la Fed traerá “cierto dolor” a la economía

Los mercados están atentos a las señales que entregue el presidente de la Fed en su discurso sobre la política monetaria del banco central de EE.UU.

El mercado está atento a las palabras del presidente de la Fed y de los mensajes que entregue sobre posibles incrementos en las tasas de interés en la reunión que tendrá el Comité Federal de Mercado Abierto en septiembre. Fotógrafo: Al Drago/Bloomberg
26 de agosto, 2022 | 05:55 PM

Bloomberg Línea — El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, habló este viernes en el simposio anual de Jackson Hole, un encuentro al que asisten banqueros centrales de todo el mundo y que históricamente ha sido utilizado para entregar señales de hacia dónde va la política monetaria de Estados Unidos. El discurso de Powell era el más esperado mientras la Fed intenta controlar la inflación más alta en 40 años sin llevar a la economía más grande del mundo a una recesión.

Powell aseguró durante su discurso que probablemente se va a necesitar una política restrictiva por más tiempo y dijo que el tamaño de los incrementos que se harán en septiembre dependerán exclusivamente de los datos. Insistió en que la meta de la Fed es reducir la inflación al objetivo de 2% y remarcó que “la estabilidad de los precios es responsabilidad de la Reserva Federal”.

“Es probable que la reducción de la inflación requiera un período sostenido de crecimiento por debajo de la tendencia. Además, es muy probable que se suavicen las condiciones del mercado laboral”, advirtió durante su discurso.

PUBLICIDAD

El presidente del banco central remarcó sobre el impacto que tendrán tasas de interés más altas en el crecimiento y en las condiciones del mercado laboral, lo que se reflejará en “cierto dolor para los hogares y las empresas”. “Estos son los desafortunados costes de la reducción de la inflación. Pero un fracaso en el restablecimiento de la estabilidad de precios supondría un dolor mucho mayor”.

Durante su participación en Jackson Hole, Powell agregó que la Fed se está moviendo a una política monetaria que será “lo suficientemente restrictiva” para regresar la inflación a la meta del 2%. “En algún momento, a medida que la postura de la política monetaria se endurezca aún más, probablemente será apropiado reducir el ritmo de los aumentos”, dijo.

Tres lecciones para la Fed

En su discurso, el banquero central habló sobre tres lecciones que ha aprendido la Fed durante su lucha contra la inflación. El primero es que las autoridades de política monetaria “pueden y deben” asumir la responsabilidad de lograr una inflación baja y estable.

PUBLICIDAD

“Nuestra responsabilidad de ofrecer estabilidad de precios es incondicional. Es cierto que la alta inflación actual es un fenómeno global y que muchas economías de todo el mundo enfrentan una inflación tan alta o más alta que la que se ve aquí en los Estados Unidos. (...) Nada de esto disminuye la responsabilidad de la Reserva Federal de llevar a cabo nuestra tarea asignada de lograr la estabilidad de precios”, dijo.

La segunda lección, añadió en su discurso, es que las expectativas del público sobre la inflación futura “pueden desempeñar un papel importante” en la trayectoria que tenga la inflación a lo largo del tiempo y destacó que, según muchas medidas, las expectativas sobre los precios parecen permanecer bien ancladas.

Powell concluyó que la tercera lección es que los responsables de política monetaria deben continuar hasta que el trabajo esté terminado, por lo que habló de la necesidad de evitar el comportamiento que se vio después de la variación de los precios en la década de 1980.

El funcionario recordó que para vencer los altos precios que se vieron durante la Gran Inflación “se necesitó un largo período de política monetaria muy restrictiva para frenar la alta inflación”. El objetivo, dijo Powell, es evitar “ese resultado actuando con determinación ahora”.

Más señales ‘hawkish’

El mercado estaba atento a las palabras del presidente de la Fed y de los mensajes que entregara sobre posibles incrementos en las tasas de interés en la reunión que tendrá el Comité Federal de Mercado Abierto en septiembre. El banco central está inmerso en el ciclo de alzas de tasas más agresivo en décadas, luego de que en las reuniones de junio y julio incrementara las tasas de referencia en 75 puntos básicos y acumulara el ajuste más agresivo desde la década de 1980.

Aunque el discurso de Powell era el más esperado, los inversionistas continuaron escuchando esta semana más voces de que el banco central debe continuar con su ciclo de endurecimiento monetario. La presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, dijo en una entrevista con Bloomberg Television que las tasas de interés aún no se encuentran en niveles que puedan afectar a la economía, por lo que todavía hay espacio para nuevos incrementos.

PUBLICIDAD

El presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, agregó en una entrevista con el Wall Street Journal que, si bien aún no había decidido si respaldaría un aumento de 50 o 75 puntos básicos en la próxima reunión, como encargados de política monetaria entienden “que la inflación es un gran problema y un desafío” por lo que harán ”todo lo posible por manejarlo”. El presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, añadió en una entrevista con CNBC, que todavía deben “seguir tomando medidas para elevar las tasas para lograr tener la inflación bajo control”.

El ciclo alcista de la Fed llega mientras la economía de Estados Unidos envía mensajes contradictorios sobre si se encuentra o no en una recesión. El mercado laboral continúa agregando empleos y esta semana se conoció que el PIB ajustado por inflación cayó un 0,6% interanual en el trimestre entre abril y junio, que se compara con el reporte previo de una contracción de un 0,9%. No obstante, otra medida menos conocida para medir el crecimiento económico, conocida como ingreso interno bruto (IIB), subió un 1,4% en el segundo trimestre, tras hacerlo en 1,8% en el primero, según reportó Bloomberg.

PUBLICIDAD