Economía

Banqueros centrales en Jackson Hole recomiendan elevar tasas contra la inflación

Para los banqueros defendieron elevar las tasas de interés hasta que la inflación se desacelere significativamente como ya instó el presidente de la Fed, Jerome Powell.

Gita Gopinath, primera subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional, habla durante una entrevista de Bloomberg Television en el simposio económico de Jackson Hole en Moran, Wyoming, Estados Unidos, el viernes 26 de agosto de 2022. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, señaló que es probable que el banco central de EE.UU. siga subiendo los tipos de interés y los deje elevados durante un tiempo para acabar con la inflación, y se opuso a cualquier idea de que la Fed vaya a dar marcha atrás pronto.
Por Catarina Saraiva, Jana Randow y Matthew Boesler
27 de agosto, 2022 | 07:03 PM

El mensaje severo y unificado de los principales banqueros centrales del mundo en Jackson Hole fue que se necesitan acciones para frenar la inflación. Los jefes del Banco de Inglaterra, el Banco Nacional Suizo, el Banco de Japón, el Banco de Corea y varios responsables políticos del Banco Central Europeo hablaron este sábado en el retiro anual de la Fed de Kansas City en el Parque Nacional Grand Teton en Wyoming.

Para los banqueros elevar las tasas de interés hasta que la inflación se desacelere significativamente es la solución. Esta es la premisa que defendió el presidente de la Fed, Jerome Powell, el viernes. La misión es comprometer inequívocamente al banco central de Estados Unidos a que lo haga.

La reunión en Jackson Hole, la primera en persona desde que la pandemia se extendió en 2020, fue una plataforma para convencer a los inversores de que seguirían adelante incluso si causaba dolor.

PUBLICIDAD
Postura agresiva | Más de 80 bancos centrales han subido los tipos este añodfd

Los responsables políticos en Europa y Estados Unidos, que luchan contra la inflación más alta en décadas, están elevando resueltamente las tasas y rechazando las sugerencias de que vacilarán si sus economías flaquean mientras las presiones sobre los precios siguen siendo demasiado altas.

Isabel Schnabel, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, la oradora más esperada del día, instó a sus colegas a actuar con determinación para frenar los aumentos de precios que en Europa se acercan al 10% y en Estados Unidos están por encima del 8%.

“Tanto la probabilidad como el costo de que la alta inflación actual se arraigue en las expectativas son incómodamente altos”, dijo Schnabel. “En este entorno, los bancos centrales deben actuar con contundencia. Necesitan apoyarse con determinación contra el riesgo de que las personas comiencen a dudar de la estabilidad a largo plazo de nuestras monedas fiduciarias”.

PUBLICIDAD

Schnabel reconoció que había un riesgo de recesión, pero dijo a sus colegas formuladores de políticas que “incluso si entramos en una recesión, básicamente no tenemos más remedio que continuar nuestro camino de normalización”, coincidiendo con los comentarios de Powell el día anterior de que “es probable que la reducción de la inflación requiera un período sostenido de crecimiento por debajo de la tendencia”.

Los funcionarios del BCE están debatiendo qué tamaño del aumento de las tasas de interés puede ser apropiado en su reunión de septiembre, y algunos argumentan que un aumento de 75 puntos básicos debería ser al menos parte de la discusión. El Consejo de Gobierno elevó en julio las tasas en medio punto porcentual.

El miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Francois Villeroy de Galhau, hablando en el mismo panel que Schnabel, dijo que los responsables políticos deben estar decididos a abordar la inflación récord para evitar verse obligados a movimientos “innecesariamente brutales” de las tasas de interés más adelante.

También hubo un debate sobre cuánto tiempo podría persistir la alta inflación. El presidente del Banco Nacional Suizo, Thomas Jordan, dijo que los factores estructurales en la economía pueden contribuir a una inflación persistentemente alta en los próximos años, y que se está volviendo más amplia.

“Hay señales de que la inflación se está extendiendo cada vez más a bienes y servicios que no se ven directamente afectados por la pandemia o la guerra en Ucrania”, advirtió.

Otros hicieron un punto similar el viernes. Gita Gopinath, primera subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional, dijo que la inflación en Estados Unidos persistirá al menos durante uno o dos años más.

PUBLICIDAD

Agustín Carstens, jefe del Banco de Pagos Internacionales, advirtió que la economía mundial corre el riesgo de una debilidad sostenida si los responsables de la política monetaria no trabajan con los gobiernos para revitalizar los problemas de suministro que probablemente seguirán impulsando la inflación.

‘Bolsas de aire’

“Los bancos centrales no pueden esperar suavizar todas las bolsas de aire económico, y en su lugar deben centrarse ante todo en mantener la inflación baja y estable”, dijo Carstens. “La política monetaria debe enfrentar el desafío urgente de lidiar con la actual amenaza de inflación”.

Los banqueros centrales también expresaron la necesidad de comunicarse de manera más clara y sencilla. El sentimiento fue evidente en el discurso de Powell, que a cinco páginas fue significativamente más corto que en años anteriores. Joachim Nagel, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, dijo que los responsables políticos a veces complican demasiado el mensaje.

PUBLICIDAD

“La historia es bastante clara. La inflación es demasiado alta. Y así, la respuesta en una situación como esta también es obvia. Esto es lo que tienen que hacer los bancos centrales en una situación como esa. Tenemos que subir las tasas”, dijo el sábado el jefe del Bundesbank alemán.

“Complicado es tal vez, cuándo nos detendremos, o cuándo llegará el momento en que tenemos que parar”, dijo desde la audiencia. “Y tengo que decir que realmente no lo sé. Es demasiado pronto para pensar en dónde está, más o menos, la tasa terminal”.

PUBLICIDAD

Japón y su inflación bajo control

Colegas de Asia compartieron una actualización de su región. El gobernador del Banco de Corea, Rhee Chang-yong, quien también está luchando contra la inflación y presidió un aumento de la tasa de 25 puntos básicos la semana pasada, dijo que hay una posibilidad significativa de que Corea y otras economías emergentes asiáticas regresen al entorno de baja inflación y crecimiento que dominó el período anterior a la pandemia.

Por otro lado, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, detalló una situación económica en su país que es muy diferente a la que están experimentando Europa y Estados Unidos.

“Algo milagrosamente, ahora tenemos una inflación del 2,4%. Pero casi en su totalidad causado por el aumento internacional de los precios de los productos básicos, la energía y los alimentos”, dijo Kuroda.

PUBLICIDAD

La inflación bajará en su país a finales de este año y el próximo, dijo. Por lo tanto, no tenemos más remedio que continuar la flexibilización monetaria hasta que los salarios y los precios aumenten de manera estable y sostenible”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD