Economía

Por qué Banxico no podría desligarse de la Reserva Federal por ahora

Analistas de BNP Paribas, Valmex y BWCapital estiman que no es buen momento para un divorcio de la Fed, por lo que deberá replicar la magnitud de la tasa

El presidente de la Fed, Jerome Powell, advirtió al mercado que la política monetaria traerá “cierto dolor” a la economía.
30 de agosto, 2022 | 04:00 AM

Ciudad de México — Probablemente el amor entre Banco de México (Banxico) y la Reserva Federal (Fed) es más fuerte que nunca, al menos por ahora que la inflación ha sorprendido al alza en el país cada quincena hasta alcanzar en la primera quincena de agosto un nivel máximo para los últimos 21 años.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, advirtió al mercado que la política monetaria traerá “cierto dolor” a la economía, que se necesitará avanzar en terreno restrictivo por más tiempo y que el tamaño de los incrementos que se harán en septiembre dependerán exclusivamente de los datos para reducir la inflación al objetivo de 2%.

Tras conocerse esa postura, la primera pregunta que surge sobre el rumbo de Banxico es qué debería hacer en su próxima decisión de política monetaria del 29 de septiembre, considerando que inició de forma anticipada el ciclo alcista y que la alta inflación no da tregua.

PUBLICIDAD

Analistas de BNP Paribas, Valmex y BWCapital entrevistados por Bloomberg Línea responden que no es un buen momento para un divorcio de la Fed, por lo que Banxico debería replicar la magnitud que la Fed imprima a la tasa de interés.

Pamela Díaz, economista jefe en México de BNP Paribas, considera que Banxico debería desligarse de la Fed no porque sea un inconveniente como tal seguirla, sino porque se le puede complicar al banco central la estrategia de salida de esta vinculación en el contexto de ciclos alcistas distintos y de avance de inflación y economía diferentes.

Sin embargo, indicó que tanto el comunicado de política monetaria del 11 de agosto como la Minuta de esa decisión sugieren que Banxico va a seguir a la Fed al menos el resto de las reuniones que faltan para que termine el año.

PUBLICIDAD

“Creemos que Banxico va a emparejar el movimiento que haga la Fed, ya sea 50 o 75 puntos (…) En este momento Banxico no está en condiciones de subir menos que Fed”

Pamela Díaz, economista jefe en México de BNP Paribas

En un escenario en el que la Fed se decida por 75 puntos base, Banxico tendría que elevar en igual magnitud porque la inflación en México no ha alcanzado un pico y porque las expectativas inflacionarias tampoco se han estabilizado.

“Disminuir el diferencial con la Fed en este momento generaría una respuesta adversa y desordenada en los mercados financieros locales”

Pamela Díaz, economista jefe en México de BNP Paribas

Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero de BWCapital, ve difícil que Banxico se desligue de la Fed porque en México la inflación sigue acelerando y esto implicaría que se continúe con un aumento de la tasa de interés de manera restrictiva, lo que iría en línea con la política monetaria de Powell.

Asimismo, el banco central mexicano debería seguir a la Fed para mantener la estabilidad en la paridad peso-dólar. Dijo que ha habido relativa estabilidad en la moneda mexicana en el año pese a las turbulencias financieras globales, lo que se debe en parte por el diferencial de la tasa entre México y Estados Unidos.

“Si la Fed sube en una magnitud y Banxico en otra, pudiéramos ver impactos de corto plazo, esto es que el peso se debilitaría frente al dólar, podría ser un efecto de corto plazo”

Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero de BWCapital

Víctor Ceja, economista en jefe de Valmex, subrayó que, en el entorno global incierto, los países emergentes tratan de ser competitivos en cuanto a tasas, por lo que el diferencial entre Banxico y la Fed que se ha mantenido en 600 puntos han dado ventaja al país y fortalecido al peso mexicano.

En su pronóstico, estimó que hasta que no se disipen los riesgos que todavía prevalecen derivados de la Guerra entre Rusia y Ucrania, y riesgos geopolíticos como sucede entre China y Taiwán, Banxico debería mantener ese diferencial de tasas.

“En todo caso, si la inflación empieza a descender como lo proyecta Banxico, el desligue de la Fed pudiera ocurrir en el primer semestre de 2023, ahí ya posiblemente los riesgos que prevalecen en el mercado ya se hayan disipado y la inflación en el país ya marque una clara tendencia a la baja, sobre todo lo que es la subyacente”

Víctor Ceja, economista en jefe de Valmex
PUBLICIDAD