Brasil en español

Desempleo en Brasil cae por quinto mes: ¿un impulso para Bolsonaro?

Los salarios y el empleo son algunas de las principales preocupaciones de los brasileños en esta temporada electoral

Un trabajador inspecciona un rollo de cable de aluminio en la planta de Alubar Metais E Cabos en Barcarena, Brasil. Fotógrafo: Paulo Fridman/Bloomberg
Por Andrew Rosati
31 de agosto, 2022 | 10:59 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La tasa de desempleo de Brasil cayó por quinto mes consecutivo a su nivel más bajo desde 2015, en medio de señales de consolidación de la economía antes de las elecciones presidenciales de octubre.

Datos oficiales publicados el miércoles muestran que el desempleo cayó a 9,1% en los tres meses que terminaron en julio, levemente por encima de la mediana de las estimaciones de los economistas encuestados por Bloomberg, de 9%. El número de desempleados se redujo a 9,9 millones, la cifra más baja desde enero de 2016, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El desempleo de Brasil se contrajo por quinto mes consecutivo en la antesala de las elecciones. dfd

Los salarios y el empleo son algunas de las principales preocupaciones de los brasileños en esta temporada electoral. Incluso con la caída del desempleo, existe la preocupación de que los salarios no se recuperen tan rápido. Además de eso, los altos precios de bienes básicos como los alimentos y el combustible han puesto al presidente Jair Bolsonaro en desventaja en medio de su campaña por otro mandato de cuatro años mientras las principales encuestas lo ubican por detrás de Luiz Inácio Lula da Silva.

PUBLICIDAD

El domingo, Bolsonaro defendió su historial laboral en un debate presidencial, afirmando que la pobreza había caído bajo su liderazgo. Sin embargo, estudios independientes muestran que el hambre va en aumento.

El presidente inyectó cerca de US$8.000 millones a la economía en las últimas semanas para compensar los problemas inflacionarios y estimular el crecimiento. Sin embargo, los analistas advierten que es probable que los avances económicos derivados de la ayuda sean temporales y que podrían provocar alzas de precios a largo plazo mientras el mercado laboral comienza a mostrar señales de enfriamiento.

PUBLICIDAD