Negocios

Fitch retira calificaciones a Crédito Real por proceso de liquidación

La calificadora bajó la nota de Crédito Real desde ‘RD’ a ‘D’, ubicándola en el último nivel dentro del grado de incumplimiento

La decisión de Fitch Ratings fue comunicada también por Crédito Real a través de un documento distribuido en la Bolsa Mexicana de Valores.
02 de septiembre, 2022 | 08:58 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Ciudad de México — Crédito Real, una prestamista no bancaria, dejará de contar con las calificaciones crediticias de Fitch Ratings quien decidió retirarlas debido al proceso de liquidación iniciado por Ángel Romanos Berrondo, uno de los principales accionistas de la compañía.

Antes de retirar sus calificaciones, Fitch anunció que bajó la nota de Crédito Real desde ‘RD’ a ‘D’, ubicándola en el último nivel dentro del grado de incumplimiento.

La baja en la calificación indica que, “en opinión de Fitch, algún tipo de proceso de liquidación está en curso, como lo indican los anuncios realizados por la compañía en los últimos dos meses”, escribió la calificadora en una nota.

PUBLICIDAD

La decisión de Fitch Ratings fue comunicada también por Crédito Real a través de un documento distribuido en la Bolsa Mexicana de Valores. La calificadora señaló que Crédito Real no participó en el proceso. Fitch realizó su análisis a partir de fuentes de información pública reveladas al mercado.

Crédito Real cayó en incumplimiento en febrero de 2022 cuando no cubrió el vencimiento de un bono emitido en francos suizos por US$184 millones.

Desde ese momento, la empresa ha pasado por una serie de procesos que ha incluido la salida de asesores, directivos y miembros del Consejo de Administración y la suspensión de la cotización de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores.

PUBLICIDAD

Romanos Berrondo solicitó a los tribunales en México en junio la liquidación de la compañía, mientras que en paralelo corría una solicitud de Capítulo 11 involuntario impulsada por un grupo de acreedores en Estados Unidos.

Actualmente existen varios procesos legales abiertos. Algunos acreedores de la compañía buscan que tribunales mexicanos desechen el proceso de liquidación y que se realicé una reestructura ordenada bajo la vigilancia de la Corte de Bancarrota de Delaware.

En medio de las batallas legales, Crédito Real, ahora gestionada por un liquidador, activó acuerdos para el pago de algunos acreedores bancarios, tal es el caso de Banorte y Santander.

PUBLICIDAD