Negocios

Crédito Real continúa pactando con bancos, cubre deudas con Santander México

El acuerdo con la filial local de Santander, presidida por Laura Diez Barroso Azcárraga, sigue al alcanzado con Banorte

El acuerdo con la filial local de Santander, presidida por Laura Diez Barroso Azcárraga, sigue al alcanzado con Banorte
18 de agosto, 2022 | 07:26 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Ciudad de México — Crédito Real, una prestamista no bancaria que pasa por un proceso de disolución, anunció que dejó de mantener deudas con Banco Santander de México, el segundo banco acreedor con el que establece un acuerdo.

Los detalles de lo pactado con Santander no fueron revelados por Crédito Real en el comunicado distribuido en la Bolsa Mexicana de Valores. La prestamista contaba con dos contratos de crédito con el banco por MXN$200 millones y otro por MXN$800 millones (en conjunto aproximadamente US$50 millones), de acuerdo con su reporte anual 2020.

El acuerdo con la filial local de Santander, presidida por Laura Diez Barroso Azcárraga, sigue al alcanzado con Banorte y fue anticipado a Bloomberg Línea por el abogado de Crédito Real, Luis Cervantes, a inicios de agosto.

PUBLICIDAD

Cervantes señaló que seguiría el pago de pasivos a Nacional Financiera y BBVA México.

Tanto Santander como BBVA habían activado procesos legales para asegurar cuentas bancarias y derechos fideicomisarios de la compañía, informó Crédito Real en julio.

Crédito Real, que pasa en México por un proceso de liquidación solicitado por su accionista Ángel Romanos Berrondo, obtuvo medidas cautelares para evitar cualquier acción de este tipo por parte de sus acreedores.

PUBLICIDAD

La empresa continúa poniendo en orden sus pasivos con bancos, mientras mantiene una pugna con un grupo de acreedores en la Corte de Bancarrota Delaware quienes buscan una reestructura ordenada bajo el Capítulo 11 y temen la disipación de los activos de la compañía.

La prestamista reconoce cargar adeudos por poco más de USD$2.500 millones, de los cuales aproximadamente US$615 millones son bancarios, mientras que el resto están vinculados a tenedores de notas.

PUBLICIDAD