Negocios

Las financieras no bancarias en México están en crisis e incrementan el riesgo

Los problemas de Unifin, Crédito Real y Alpha Credit son señalados como la causa del incremento de los riesgos, pero existen otros factores

Bitcoin
17 de agosto, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — Los problemas financieros que atraviesan Unifin, Crédito Real y Alpha Credit, tres de las mayores financieras no bancarias de México, están exacerbando el riesgo para otras empresas del ramo en México.

La calificadora S&P Global Ratings anunció el 16 de agosto que bajó su ancla -el punto de partida para asignar una calificación crediticia- para las instituciones financieras no bancarias (IFNB), ante un aumento de los riesgos de financiamiento.

La calificación se redujo de bb a bb-, informó S&P Global Ratings en una nota.

PUBLICIDAD

“Las IFNB ya afrontaban condiciones de fondeo desafiantes, debido a la pesada carga de deuda en los años venideros y a que la confianza de los inversionistas en este sector se está erosionando”, escribió S&P .

La situación se está volviendo más complicada tras el anuncio de reestructuración de Unifin y los incumplimientos de pago de otros dos actores, de acuerdo con la calificadora. Crédito Real y Alpha Credit son dos empresas del ramo que cayeron en incumplimiento.

La revisión de S&P Global Ratings está tocando a Mexarrend, Operadora de Servicios Mega, a quienes la calificadora redujo algunas de sus principales calificaciones. También destaca Financiera Independencia, una sociedad financiera de objeto múltiple (Sofom) dedicada al otorgamiento de préstamos personales. La nota crediticia de la prestamista pasó de B+ a B con perspectiva negativa.

PUBLICIDAD

“S&P Global Ratings considera que la perspectiva negativa reflejaría tensiones del sector, lo cual puede dificultar su perfil de financiamiento, afectando su liquidez”, publicó la agencia en un reporte.

Menor confianza entre inversionistas

Los problemas de Unifin, Crédito Real y Alpha Credit para pagar a sus acreedores están siendo señalados por algunos analistas como los causantes del incremento de los riesgos de financiamiento.

“El financiamiento va a ser menor, la confianza de los inversionistas se va a ver deteriorada”, dijo a Bloomberg Línea el analista en Signum Research, Manuel Zegbe.

También existen factores como la falta de un gobierno corporativo y de regulación. “Evidenciaron las fragilidades de un segmento que en gran medida no está regulado y muestra un gobierno corporativo más débil”, mencionaron analistas de Moody’s en otro reporte.

Parte del modelo del negocio que comparten considera la obtención de financiamiento para a su vez otorgar servicios financieros, como crédito o arrendamiento, a diversos actores económicos.

Zegbe dijo que las IFNB muestran una menor regulación, incluso comparada con los bancos. “Tenemos una regulación amplia para el sector bancario y una regulación menor para estas entidades que tienen una operación similar”.

PUBLICIDAD

Crédito Real y Alpha Credit dicen ser Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) no reguladas. Unifin cuenta con subsidiarias que son sofomes no reguladas, como UniClick, Unifin Credit y Vita.

Las sofomes no reguladas sólo son vigiladas por los reguladores para verificar si cumplen con disposiciones preventivas de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Moody’s señaló que, además de la falta de regulación, este tipo de empresas carecen de lineamientos y normas contables divergentes, comparadas con las instituciones financieras.

PUBLICIDAD

Temas como la pandemia, contexto internacional, bajo crecimiento y tema estructural afectaron a las IFNB, de acuerdo con el director de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios (Fundef), Jorge Sánchez Tello.

“Han tenido un contexto complicado y por eso algunas están cayendo en incumplimiento. Es la suma de factores”, dijo el especialista.

PUBLICIDAD

¿Estamos ante una crisis del sector?

“Sí hay una crisis dentro del sector y se van a ver afectadas en la captación de las empresas”, dijo Zegbe.

Sin embargo, la crisis está relacionada en el acceso a las fuentes de financiamiento de las empresas que, generará un incremento en el costo a través de tasas de interés que puedan ser mayores a las observadas.

Para el estratega de Signum, existen empresas que muestran fundamentales sólidos y que están recurriendo a créditos con garantías situación que las mantiene a flote dentro del actual panorama.

Para Jorge Sánchez Tello, el reto de los prestamistas no bancarios es importante, pero hasta el momento no implica un mayor riesgo para el sistema financiero o el país. “México tiene un sistema bancario sólido, bien capitalizado y no se ve tampoco que esta crisis de los prestamistas no bancarios afecten gravemente el sistema”.

PUBLICIDAD