Startups

“No sé si ya va a ser tan relevante ser un unicornio o no”: ‘tiburón’ Mauricio Hoyos

De hablar de grandes rondas de inversión y expansión a nuevos países, las startups pasaron a referirse a la quema de capital. ¿Por qué cambiaron las reglas de juego?

Mauricio Hoyos, uno de los inversionistas de Shark Thank
08 de septiembre, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bogotá — El emprendedor serial colombiano Mauricio Hoyos, uno de los inversionistas del programa Shark Thank, cuestionó en entrevista con Bloomberg Línea si seguirá siendo relevante o no en la actualidad el hecho de alcanzar el estatus de unicornio, empresas valoradas en más de US$1.000 millones, puesto que las prioridades del ecosistema en Latinoamérica están cambiando.

“Yo no sé si ya va a ser tan relevante ser o no unicornio, yo creo que ahora empieza a ser mucho más relevante es realmente qué tanta rentabilidad puedes generar y qué tan rápido le puedes devolver la plata a los inversionistas”, dijo el empresario en la entrevista.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

Para Mauricio Hoyos, antes de llegar al punto actual se habían dado ciertas señales, cuando llegaban empresas a su escritorio en búsqueda de inversión, pero no lograban ser sostenibles en el modelo.

“Cuando yo corría los números encontraba que cualquier cosa que les fallara en el plan hacía que no fuera viable la rentabilidad y el retorno de mi inversión. Entonces dependías era de rondas. Cuando uno todo depende la estrategia a futuro de poder seguir creciendo el valor, llega un techo en donde no hay”, apuntó.

Y lo segundo, dijo, es que en Latinoamérica no hay tantos compradores consolidadores (compañías que han comprado regionalmente a sus competidores) y las transacciones no son tan grandes. “Entonces cuando uno ve esas valoraciones tan impresionantes, después dice ¿cuál era la estrategia de ellos?”

PUBLICIDAD

“Una persona que entró en valoración alta, si uno lo decía desde el punto de vista de la rentabilidad no iba a ser el camino, entonces tenía que ser de valoración, pero si ya tenías una compañía que vale un millón de dólares, ¿cuántos compradores puedes tener realmente que te puedan comprar dentro de la estrategia y cuántas transacciones pasaron de esos compradores en América Latina?, ninguna o una”, cuestionó.

En medio de las nuevas dinámicas que se han dado en el ecosistema de startups por cuenta de políticas más estrictas en los fondos de inversión, el emprendedor serial siente que las reglas de juego han cambiado definitivamente.

Mauricio Hoyos es el cofundador de más de 15 compañías en varias categorías, entre las cuales se cuentan Puntored, Suncolombia y Tvalley, denominado como un company builder que impulsa proyectos que impactan positivamente a la sociedad.

“Desde hace cinco años nos enfocamos en compañías que no quemaban capital, sino que podían ser rentables, sostenibles de largo plazo. Hoy en día una estrategia bastante acertada, en la época bastante criticada”, comentó.

En este sentido, explicó que del total de empresas de su portafolio “tal vez una o dos máximo están en etapa de inversión de quema de capital”, pero matizó que este año seguramente van a alcanzar números verdes.

“Nosotros hemos tratado siempre de tener crecimiento, pero enfocado a la sostenibilidad y rentabilidad. (…) Yo sentía que en el largo plazo el otro modelo no iba a ser sostenible, y aunque entendía las reglas de juego, no veía muy clara la sostenibilidad a largo plazo”, dijo.

PUBLICIDAD

Nuevas Inversiones

Appendfd

Las inversiones más recientes del ‘tiburón’ incluyen a Appen.co, una startup que brinda conectividad gratuita a internet a las personas y en beneficio esta compañía obtiene datos claves sobre su experiencia con las marcas a través de los anuncios publicados en la red.

La compañía, liderada por Catalina Acosta (actual CEO de la marca), logró conectar de forma gratuita a más de 150.000 colombianos por medio de una aplicación móvil.

En el caso de Appen.co, Mauricio Hoyos manifestó que desde un comienzo se ha priorizado un modelo sostenible y que no dependa únicamente de la quema de dinero, “porque no se trata de tener millones y millones de usuarios, sino tener usuarios a los que realmente les sirva el servicio y que dejen rentabilidad”.

PUBLICIDAD

De acuerdo a cifras de Transactional Track Record (TTR), en el primer semestre de este año las startups colombianas atrajeron inversiones de capital de riesgo por US$1.030 millones, lo que supuso un aumento del 29% en el importe de estas.

En ese mismo período, se alcanzaron un total de 57 operaciones relacionadas con capital de riesgo, un avance del 63% en el número de transacciones frente al mismo período del año anterior.

PUBLICIDAD

El nuevo modelo: sostenibilidad y rentabilidad

Mauricio Hoyos, uno de los inversionistas de Shark Thankdfd

El emprendedor serial dijo en la entrevista que hasta hace muy poco las reglas de juego en el ecosistema estaban impulsadas por los países desarrollados que tuvieron una dinámica de capital de riesgo “impresionante” y “unos resultados bárbaros”.

Para el inversor, ese modelo se fue permeando en otras regiones como Latinoamérica, en donde se alcanzaron unas victorias muy tempranas con unos “emprendimientos muy interesantes”, que dieron fuerza a ese esquema basado en la quema de capital para apalancar las expansiones.

“Después eso hizo que mucha gente se enfocará en el crecimiento basado en la medida en la que pudieran ocupar espacios relevantes dentro de cada uno de los países en los que entraban (...). Era como la carrera de llegar a ser primeros lo más rápido porque la idea era la consolidación de los mercados”, contó Mauricio Hoyos.

PUBLICIDAD

Resume que el modelo se basaba más en el crecimiento que en la rentabilidad, lo que en el contexto actual de altas tasas de interés e inflación ha llevado más a un esquema que podría catalogarse como más saludable.

Este cambio también responde al invierno que ha golpeado a las grandes tecnológicas en bolsa, muchas de las cuales habían sido hasta entonces jugadores clave para la inyección de capital en las compañías emergentes.

“La nueva regla de juego creo que es crecimiento, pero siempre reflejando rentabilidad positiva por lo menos desde el punto de vista operativo. Entender muy rápidamente cómo el negocio va a poder ser sostenible en el largo plazo. La sostenibilidad es un término que ahora va a ser transversal en todas las discusiones de valoración”, apuntó.

PUBLICIDAD

Por lo anterior, sintetiza que ahora que los fundadores apuestan más por ser “una compañía grande, pero rentable”, estos números de las altas valoraciones se aterrizan mucho más.

En este contexto, “la rentabilidad tiene una forma de valorarse distinta y creo que la nueva tendencia definitivamente es a compañías que puedan mostrar su sostenibilidad y su rentabilidad en etapas muy tempranas”.

PUBLICIDAD