¿Por qué AML y KYC son esenciales en el mercado de criptomonedas?

Cuáles son y cómo funcionan las medidas requeridas por gobiernos y organismos reguladores para combatir los delitos financieros y garantizar la legalidad del cliente

[BRANDED CONTENT] Bloomberg Línea
Tiempo de lectura: 5 minutos

El AML (Anti Lavado de Dinero, en inglés) consiste en regulaciones y leyes que previenen el movimiento y el lavado de fondos de procedencia ilícita. En otras palabras, son las medidas de Prevención de Blanqueo de Capitales (PLD) que deben adoptar las instituciones para proteger, en primer lugar, a sus clientes. Y también a ellas mismas.

El KYC (Know Your Customer) es una verificación que requiere que los proveedores de servicios financieros recopilen información para probar la identidad de sus clientes. Se trata, en definitiva, de la política “Conozca a su Cliente”, que puede ser cumplimentada a través de documentos oficiales de identificación, extractos bancarios, comprobantes de ingresos y otros datos.

La verificación KYC es imprescindible para las instituciones financieras y los proveedores de servicios como parte de las leyes ALD. KYC requiere que el usuario envíe información personal para verificar su identidad, en un intento de asignarle la responsabilidad de todas las transacciones financieras realizadas por el usuario. Esta es una parte proactiva de la política AML y se enmarca dentro de las obligaciones de cumplimiento del cliente. Es diferente de otras prácticas AML que investigan de forma reactiva actividades y comportamientos sospechosos.

AML y KYC son algunas de las herramientas más importantes en la lucha contra el lavado de dinero y otros delitos. Hay críticas a su adopción, especialmente las relacionadas con el aumento de los costos, el tiempo de transacción y la privacidad del usuario. Pero es importante tener claro que aportan más beneficios que la lucha contra el fraude por sí misma y que fortalecen todo el sistema financiero, especialmente en términos de seguridad, confiabilidad y reputación.

¿Por qué necesitamos AML en el segmento cripto?

Siempre existe el riesgo de que personas malintencionadas y delincuentes busquen utilizar medios lícitos para fines ilícitos, como el lavado de dinero y la evasión de impuestos. Es la forma de convertir el dinero sucio en dinero limpio. Todo el sistema financiero está sujeto a esto, y las criptomonedas no son diferentes.

La industria de las criptomonedas ha invertido cada vez más en fortalecer sus sistemas AML, creando estructuras y procedimientos más sólidos y rigurosos, para que el sistema identifique y marque rápidamente cualquier comportamiento considerado sospechoso. Esto incluye grandes transferencias de dinero, entradas repetidas de fondos en una cuenta y verificación cruzada de la información del usuario y controles en las listas de vigilancia, por nombrar algunos ejemplos.

Este nivel de detalle es sumamente relevante, y también beneficia a los exchange como Binance, ya que, además de eliminar usuarios no deseados, también terminan protegiendo a los usuarios legítimos de criptomonedas, creando un ecosistema saludable y seguro para todos los participantes.

Binance, el mayor exchange de criptomonedas y propietario del mayor proveedor de infraestructura para el ecosistema de blockchain, ha estado invirtiendo fuertemente en medidas de seguridad y protección del usuario AML, lo que incluye apoyar a las autoridades de todo el mundo colaborando en investigaciones de alto perfil y ayudando a las víctimas de delitos cibernéticos.

Pero nada de esto funciona sin la política complementaria de KYC.

¿Por qué necesitamos KYC en el sector de las criptomonedas?

Las políticas KYC son un pilar muy importante en la lucha contra el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo, el fraude y las transferencias ilícitas de fondos.

Hay críticas a la adopción de políticas KYC, especialmente aquellas relacionadas con el aumento de los costos y la privacidad del usuario. Pero es importante tener claro que KYC brinda más beneficios que solo luchar contra el fraude. Fortalece el sistema financiero en su conjunto, permitiendo evaluaciones de riesgo, combatiendo el robo de identidad, reduciendo de manera proactiva el riesgo de fraude y mejorando la confianza, la seguridad y la responsabilidad de los proveedores de servicios. La ganancia reputacional tiene un efecto positivo en todo el sistema. Con el cumplimiento de los requisitos KYC, los clientes que proporcionen sus datos personales, domicilio fiscal y ubicación podrán realizar transacciones financieras, por lo que cualquier movimiento que realicen podrá ser rastreado. Esto también es posible dada la naturaleza misma de las criptomonedas, que son altamente rastreables y transparentes.

Estas son características derivadas de la tecnología blockchain detrás de las criptomonedas, que ya ha demostrado ser una de las herramientas más útiles para que las autoridades investiguen delitos de esta naturaleza, debido a la publicidad e inmutabilidad de la información que allí termina insertándose.

La acción conjunta de las políticas AML y KYC

Los procesos de verificación AML y KYC son un estándar en la industria de servicios financieros y los intercambios de criptomonedas siguen su ejemplo. Estas son dos de las herramientas más importantes en la lucha contra el blanqueo de capitales y otros delitos financieros, que además brindan más seguridad al usuario que realiza transacciones en plataformas que adoptan estas políticas.

Binance, por ejemplo, sirve como punto de referencia para el resto de la industria, debido a sus diversas medidas AML que son equivalentes o incluso más sólidas que las de otras instituciones financieras tradicionales. Al mismo tiempo, ha ido ampliando sus capacidades de detección y análisis, a través de la conformación de un equipo de investigadores de vanguardia que trabaja en alianza con las principales agencias internacionales, brindándoles investigación sobre transacciones sospechosas y actividades delictivas, con el objetivo de identificar esquemas de lavado de dinero y grandes organizaciones cibercriminales.

Y esto, nuevamente, solo es posible con la acción complementaria de las diversas herramientas KYC, fundamentales para mejorar la confianza, la seguridad y las responsabilidades de los proveedores de servicios financieros.

Si bien los procesos AML agregan tiempo al comercio y KYC puede parecer burocrático y engorroso, ambos le dan mucha seguridad al usuario. Son una de las herramientas más importantes en la lucha contra el blanqueo de capitales y otros delitos. Y si bien aún no es posible eliminar por completo las actividades ilegales, las herramientas están mejorando y la lucha se fortalece.

Los exchange de criptomonedas serios y honestos contribuyen cada vez más a la lucha contra los delitos financieros. Y eso también permite a los usuarios negociar criptomonedas en exchange como Binance con más seguridad y confianza.

En la Binance Academy los interesados en el mundo cripto y blockchain tienen acceso a cientos de artículos acerca de diversos aspectos del ecosistema. El portal de educación de la exchange ofrece textos gratuitos, en 21 idiomas y para todos los niveles de habilidad. Muchos se ocupan de cuestiones de seguridad. El conocimiento es siempre la mejor herramienta de protección.