Tecnología

Rolls-Royce cancela plan de fabricar motores a reacción para avión supersónico

El fabricante de motores británico trabajó con Boom en un estudio conceptual para el programa Overture

Una maqueta del avión supersónico Overture en el stand de Boom Technology Inc. durante el segundo día del Salón Aeronáutico Internacional de Farnborough (Reino Unido), el martes 19 de julio de 2022.
Por Charlotte Ryan
09 de septiembre, 2022 | 02:03 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La posibilidad de un Concorde de próxima generación sufrió un duro golpe luego de que Rolls-Royce Holdings Plc (RR) abandonara su plan de fabricar motores a reacción para el avión supersónico propuesto por Boom Technology Inc.

El fabricante de motores británico trabajó con Boom en un estudio conceptual para el programa Overture, pero dijo en un comunicado el jueves que no haría más trabajo al respecto.

“Rolls-Royce ha determinado que el mercado supersónico de la aviación comercial no es actualmente una prioridad para nosotros”, dijo.

PUBLICIDAD

Boom dijo que “ha quedado claro que el diseño del motor propuesto por Rolls y el modelo de negocio heredado no es la mejor opción para los futuros operadores de la aerolínea o los pasajeros de Overture”. La empresa tiene previsto anunciar a su socio de motores seleccionado a finales de este año.

Boom planea una nueva generación de aviones de alta velocidad para finales de la década, con el objetivo de llenar el vacío en los viajes transatlánticos superrápidos que dejó el Concorde cuando dejó de volar en 2003. El programa aún tiene que determinar un proveedor de motores, un paso clave en el desarrollo del avión.

En junio, United Airlines Holdings Inc. (UAL) hizo el primer pedido del Overture de Boom, acordando la compra de 15 aviones en una operación valorada en US$3.000 millones a precios de catálogo. United tomó opciones para 35 aviones más. American Airlines Group Inc. (AAL) hizo un pedido en firme de 20 aviones el mes pasado.

PUBLICIDAD

Los viajes supersónicos son también una propuesta más difícil, ya que la industria en su conjunto busca ser más sostenible, ya que los vuelos supersónicos generan mucho más carbono.

El Overture de Boom pretende transportar entre 65 y 80 pasajeros a velocidades de Mach 1,7 (o casi el doble de la velocidad del sonido) sobre el agua con un alcance de 4.250 millas náuticas (7.871 km).

Con la asistencia de Mary Schlangenstein.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD