El Salvador

Bukele busca reelección presidencial: “El único camino que tiene El Salvador es este”

La Constitución salvadoreña prohíbe la reelección inmediata, pero una interpretación de la Sala de lo Constitucional le abriría las puertas para postularse en 2024

Foto: Casa Presidencial
16 de septiembre, 2022 | 02:11 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

San Salvador — El presidente de El Salvador Nayib Bukele anunció que buscará la reelección presidencial en las elecciones de febrero de 2024, en una decisión que desafía a la Constitución de la República vigente, la cual prohíbe la continuación en el cargo por dos períodos consecutivos.

Bukele emitió el anuncio en un discurso televisado con motivo del Día de la Independencia, la noche del 15 de septiembre: “He decidido correr como candidato a la presidencia para que podamos continuar este camino que hemos iniciado, el camino que por primera vez en nuestra historia ha demostrado ser el correcto”.

El mandatario sostuvo que el Régimen de Excepción que se mantiene desde el 27 de marzo de este año para combatir a las pandillas está dando resultados y goza de aceptación popular; no obstante, El Salvador recibe críticas a escala internacional por las violaciones a los derechos humanos.

PUBLICIDAD

“Ya probamos un camino durante 200 años y los resultados no pudieron haber sido peores, para muchos que perdieron sus familiares fue el peor de los infiernos. El único camino que tiene El Salvador es este, no es una promesa de campaña, ya lo probamos, nos está funcionando y no lo vamos a abandonar”, argumentó el mandatario.

El Artículo 152 de la Carta Magna prohíbe ser candidatos a la presidencia de la República a quienes hayan ejercido como presidente en el período inmediato anterior durante más de seis meses, sean consecutivos o no.

“El período presidencial será de cinco años y comenzará y terminará el día primero de junio, sin que la persona que haya ejercido la Presidencia pueda continuar en sus funciones ni un día más”, está escrito en el Artículo 154.

PUBLICIDAD

Además, el Artículo 75 castiga con la pérdida de los derechos ciudadanos a “los que suscriban actas, proclamas o adhesiones para promover o apoyar la reelección o la continuación del Presidente de la República, o empleen medios directos encaminados a ese fin”.

En su postura, Bukele dijo que de 39 países desarrollados catalogados así por el Fondo Monetario Internacional, todos permiten la reelección presidencial, con la excepción de Corea del Sur. Algunos incluso mantienen monarquías hereditarias.

“De seguro más de algún país desarrollado no estará de acuerdo con esta decisión, pero no son ellos los que decidirán, sino el pueblo salvadoreño”, dijo el mandatario.

Resolución cuestionada

A pesar del impedimento en la Carta Magna, la Sala de lo Constitucional dejó abierta la puerta a la reelección inmediata con una interpretación de la Constitución en septiembre de año pasado, en la cual concluye que el presidente en funciones puede optar al cargo renunciando seis meses antes de las elecciones.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) manifestó en esa oportunidad que inscribirá al presidente de la República si desea postularse, en cumplimiento de la resolución de la Sala, pues estas son “inapelables y de obligatorio cumplimiento”.

La Embajada de Estados Unidos en El Salvador señaló en septiembre de 2021 que el fallo de la Sala de lo Constitucional socava la democracia salvadoreña por dos razones: primero porque contraviene la Constitución; y segundo, porque la administración de Bukele ha tomado el poder judicial mediante el nombramiento “de sus propios jueces”.

PUBLICIDAD

“Este deterioro de la gobernabilidad democrática daña la relación que Estados Unidos se esfuerza por mantener con el gobierno de El Salvador y erosiona aún más la imagen internacional de El Salvador como socio democrático y confiable en la región”, se pronunció la diplomacia de Estados Unidos.

Según el análisis de la Embajada, la Asamblea Legislativa modificó inconstitucionalmente la ley orgánica de la Carrera Judicial y ordenó la jubilación de los magistrados mayores de 60 años o con más de 30 años de servicio con el argumento de erradicar la corrupción. “La edad o el tiempo de servicio no tienen relación directa con la corrupción”.

Como resultado quedaron libres vacantes que fueron llenadas por “sustitutos leales al Presidente”. Luego del fallo que permite la reelección, el Departamento de Estado agregó a los cinco magistrados en la lista de Actores Corruptos y Antidemocráticos (Lista Engel): Óscar Alberto López Jerez, Elsy Dueñas Lovos, José Ángel Pérez Chacón, Luis Javier Suárez Magaña y Héctor Nahún Martínez.

El mismo día que Bukele hizo pública su voluntad para la reelección, El Salvador recibió una nueva degradación de su calificación crediticia por parte de Fitch Ratings, de CCC a CC.

PUBLICIDAD