Estilo de vida

Flavrs se enfrenta a TikTok con vídeos de cocina y aplicación de compras

La nueva red social permitirá a los cocineros caseros descubrir recetas de chefs y comprar los ingredientes directamente desde la aplicación

Un cocinero vierte aceite de oliva en una ensalada en un restaurante en el distrito de Molins de Rei de Barcelona, España, el martes 26 de abril de 2022.
Por Zijia Song
17 de septiembre, 2022 | 05:58 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La Internet de los amantes de la comida se ha llenado de gente. Con el respaldo de los famosos chefs Eric Ripert y Tom Colicchio y US$7 millones de financiación inicial, Flavrs debutó en fase beta el martes 13 de septiembre, con una gran cantidad de vídeos de cocina, recetas paso a paso, herramientas de planificación de comidas y la posibilidad de hacer compras en línea al instante.

“Flavrs no es para la persona media que se preocupa por la comida. Es para los locos que viven para comer”, dice Alejandro Oropeza, cofundador y CEO de la aplicación. “Si lo que estás viendo parece delicioso, y quieres hacer algo al respecto, vamos a darte la forma más eficiente y satisfactoria de pasar de la intención a la acción”.

Al abrir la aplicación Flavrs, verás una interfaz parecida a la de TikTok que te invita a descubrir miles de vídeos de comidas, desde el arroz frito con kimchi hasta la crème brûlée de chocolate sin lácteos.

PUBLICIDAD

Hay un risotto al azafrán de Ripert (una receta desarrollada para la aplicación), un sándwich de helado de Andrew Rea de Binging with Babish, y la shakshuka de Jamie Milne de Everything Delish, así como opciones sin gluten y paleo. El contenido combina recetas y vídeos hechos a medida para Flavrs, junto con éxitos reutilizados de blogs populares y personalidades de las redes sociales.

En la esquina inferior derecha, los usuarios pueden hacer clic en un icono de receta que muestra los ingredientes detallados y los pasos de cocción de un plato presentado en un vídeo corto, con tamaños de porción ajustables. Debajo del icono de la receta, un carrito de la compra lleva a los usuarios a una versión de Instacart dentro de la aplicación, que les permite comprar todo lo que necesita el plato. Todos los ingredientes se añaden automáticamente a la cesta de la compra; los usuarios pueden desmarcar los elementos que prefieran omitir. Las personas que sólo están navegando pueden marcar los vídeos y guardarlos en una carpeta personal.

“Piensa en esto como una lista de reproducción de Spotify para la comida, donde vas a empezar a agregar la colección francesa, la colección mexicana, la colección de Acción de Gracias”, dice Oropeza. “Vas a poder (en el futuro) ver lo que otras personas están marcando, lo que están cocinando, lo que los creadores y chefs están cocinando, y compartir estas listas de reproducción con tus amigos”.

PUBLICIDAD

Como creció en Ciudad de México, Oropeza pasó su vida rodeado de comida. Ayudó en el Café Konditori, abierto por su abuela en 1953 y regentado por su familia durante más de 60 años hasta que cerró. “Me gusta bromear diciendo que antes de hablar bien el inglés, sabía cocinar bien”, dice.

Oropeza se formó como chef en el Hotel Ritz de París antes de dejar la cocina para trabajar en Procter & Gamble, Google y YouTube en puestos como el de director de producto y jefe global de marketing de creadores. Durante la pandemia de Covid-19, su amor por la comida y su experiencia en el trabajo con personalidades de Internet le inspiraron a unirse al cofundador François Chu para crear Flavrs, en la que sus conocimientos de tecnología, creación de contenidos y comercio electrónico se están desplegando para crear una tienda única al servicio de las obsesiones culinarias de los amantes de la comida.

La empresa de capital riesgo Andreessen Horowitz es uno de los principales inversores de Flavrs; Bloomberg LP, propietaria de Bloomberg Businessweek, es un inversor de Andreessen Horowitz. Otros inversores son Wellington Access Ventures, Progression Fund, Firstminute Capital LLP y Cercano Management (antes Vulcan Capital, la oficina familiar del difunto Paul Allen).

De momento, Flavrs sólo está disponible en la App Store de iOS; es posible que se amplíe su difusión. Oropeza tiene previsto incorporar más creadores de contenidos y desplegar funciones sociales que permitan a los usuarios comentar y publicar sus resultados culinarios en la aplicación.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD