Actualidad

Riesgo de recesión global aumenta mientras China pone presión sobre EE.UU: Banco Mundial

David Malpass, presidente del Banco Mundial, asegura que la falta de estímulo de China supone una “mayor carga” para Estados Unidos

Los corredores corren a lo largo del Bund frente a los edificios del distrito financiero de Lujiazui, al otro lado del río Huangpu, en Shanghai, China, el viernes 27 de febrero de 2022. Fotógrafo: Qilai Shen/Bloomberg
19 de septiembre, 2022 | 09:55 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El presidente del Banco Mundial, David Malpass, aseguró en entrevista con Bloomberg Television que la decisión de China de no aplicar más estímulos en medio de la desaceleración económica internacional está ejerciendo más presión sobre Estados Unidos. “En anteriores ciclos de desaceleración mundial, China era anticíclica, es decir, recortaba las tasas de interés y aumentaba su gasto público (...) Esta vez están haciendo menos de eso”, dijo.

La semana pasada, el Banco Mundial señaló que estima que en 2023 el crecimiento del PIB se ralentizará hasta un 0,5% y que se contraerá un 0,4% en términos per cápita, lo que quiere decir que se cumpliría la definición técnica de recesión.

El organismo internacional considera que las políticas monetarias más agresivas alrededor del mundo son las que impulsarían que la economía mundial llegue a una recesión. En los próximos días se conocerán las decisiones de un grupo significativo de bancos centrales que, según el BM, supondrían un aumento de las tasas de interés de más de 5 puntos porcentuales en total.

PUBLICIDAD
Decisiones sobre tasas esta semanadfd

El Riksbank sueco inicia su actividad el martes, y los economistas prevén que los responsables de la política monetaria aceleren el endurecimiento con un movimiento de 75 puntos básicos. Mientras que el miércoles se espera que los funcionarios de la Reserva Federal aumenten los costes de los préstamos en la misma cantidad para mantener la presión sobre la resurgente inflación.

Una diferencia clave es que China “ha estado menos dispuesta a estimular realmente esta vez”, dijo Malpass. “Eso puede ser bueno para su economía y para el largo plazo, pero significa para el mundo que tienes a la segunda economía que no está realmente saltando hacia adelante. Eso supone una mayor carga para Estados Unidos”.

-- Con la ayuda de Kathleen Hays, Haidi Lun y Shery Ahn.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD