Actualidad

TikTok prohíbe recaudación de fondos a políticos y cuentas gubernamentales

La compañía trata de permanecer neutral ante las posibles discusiones y manipulaciones durante las elecciones intermedias en EE.UU.

TikTok
Por Alex Barinka
21 de septiembre, 2022 | 05:08 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La aplicación TikTok, perteneciente a la compañía ByteDance Ltd., prohibirá la recolección de fondos y cualquier otra posibilidad de obtener dinero en la plataforma para los políticos y las cuentas de gobierno.

La plataforma de vídeos de corta duración prohíbe actualmente los anuncios relacionados con la política, incluso las publicaciones pagadas por influencers. Además, nuevas normas bloquearán las peticiones de donativos, las operaciones de comercio electrónico y la recepción de regalos procedentes del público. De acuerdo con un comunicado del presidente de soluciones empresariales globales de la compañía, Blake Chandlee, todas las cuentas políticas serán inhabilitadas de forma automática a la hora de hacer dinero a través del Fondo de Creadores de TikTok.

Este cambio se produce antes de la celebración de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos, que pondrá a prueba a las empresas de redes sociales y su habilidad para permanecer neutrales mientras los debates, y las posibles campañas de manipulación concertadas, hacen estragos en sus servicios. La compañía informó de que TikTok ha iniciado una prueba de verificación obligatoria para las cuentas pertenecientes a gobiernos, políticos y partidos políticos, que se mantendrá hasta las elecciones de mitad de mandato.

PUBLICIDAD

“Mediante la inhabilitación para obtener fondos para campañas y la restricción del acceso a nuestras posibilidades de monetización y verificación de perfiles, intentamos encontrar un balance entre hacer posible que la gente debata sobre los temas que son importantes para su vida y preservar al mismo tiempo la plataforma imaginativa y entretenida que desea nuestra colectividad”, explica Chandlee en el comunicado.

TikTok, que ha buscado distanciarse de su empresa matriz, vuelve a ser el centro de atención regulatorio en los EE.UU. y ahora enfrenta preguntas de los senadores sobre el acceso a los datos de sus usuarios por parte del personal con sede en China. La preocupación por la influencia de China en el propietario de TikTok, con sede en Pekín, también se extiende a posibles campañas de propaganda. Una entidad gubernamental responsable de las relaciones públicas intentó abrir una cuenta sigilosa en TikTok dirigida a audiencias occidentales en 2020, a lo que la empresa se opuso.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD