Brasil en español

Por qué el ex director del banco central de Brasil con Lula lo apoya de nuevo

Henrique Meirelles cree que el expresidente podría repetir el éxito económico de Brasil de entre 2003 y 2010, cuando gobernó la mayor economía latinoamericana

Henrique Meirelles
Por Rachel Gamarski y Barbara Nascimento
22 de septiembre, 2022 | 09:44 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Quien dirigiera el banco central de Brasil a lo largo de los ocho años de la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva confía en logrará repetir la prosperidad de la economía de los primeros años de la década de 2000 sin excederse en el gasto ni debilitar la imagen que los inversionistas tienen del país.

Henrique Meirelles declaró que “intercambió números telefónicos” con el expresidente Lula durante un acto en el que respaldó su candidatura. Ello catalizó una subida de los mercados el lunes, al considerar los inversionistas que era un signo de que Lula moderaría sus políticas y que quizás hasta lo invitaría a tener un rol de importancia en su gobierno en caso de que resultara vencedor en las elecciones del próximo mes de octubre.

Lula y Bolsonaro, los principales contendientes a la presidencia de Brasildfd

Al ser preguntado por la declaración de respaldo, Meirelles indicó que hay que interpretarlo como “una pretensión de repetir lo que se hizo en el pasado”. Argumentó que Lula consiguió resultados monetarios y fiscales positivos cuando gobernó Brasil entre 2003 y 2010, por lo que puede hacer de nuevo un buen papel si resulta ganador.

PUBLICIDAD

“Por ahora estoy aportando mis conocimientos, algunas recomendaciones”, manifestó, agregando que no fue invitado a integrar el gabinete de un potencial gobierno de Lula da Silva.

Límite de gasto

Meirelles, de 77 años, es un favorito de los inversores que también se desempeñó como ministro de Hacienda durante el Gobierno de Michel Temer entre 2016 y 2018, antes de dejar el cargo para postularse a la presidencia ese mismo año. Es el responsable de la regla principal que mantiene bajo control las cuentas fiscales de Brasil, el llamado tope de gastos que limita el crecimiento del gasto público.

Es probable que la regla, que se ha incumplido varias veces desde que se implementó en 2017, se elimine independientemente de quién gane las elecciones. Ambos favoritos, Lula y el actual mandatario, Jair Bolsonaro, han criticado el límite y han señalado que propondrán otra forma de mantener el gasto bajo control.

PUBLICIDAD

Meirelles dice que no es necesario eliminar la regla para cumplir las promesas de aumentar el gasto social. De hecho, está a favor de las ayudas sociales más generosas que ambos candidatos han prometido.

“La solución es simple: una reforma administrativa, que Lula apoya”, dijo Meirelles, refiriéndose a una reforma del sector público largamente postergada. “Tener una regla fiscal tan estricta sobre el gasto agregado de presión para las reformas, y es extremadamente necesario para reducir las incertidumbres del mercado”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD