Brasil en español

Lula lanza nueva ofensiva para recortar ventaja de Bolsonaro en el sur de Brasil

Bolsonaro tiene el 42% de las intenciones de voto en la región, frente al 34% de Lula, según un sondeo de Datafolha publicado el jueves

Lula da Silva
Por Daniel Carvalho
16 de septiembre, 2022 | 06:09 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El ex presidente y candidato Luiz Inacio Lula da Silva dará un mitín el viernes en Porto Alegre, capital de Río Grande do Sul, en medio de una estrategia para influir en los electores de los estados del sur de Brasil y que apoyan al presidente Jair Bolsonaro.

Lula realizará el mitín antes de volar hacia Curitiba, capital del estado de Paraná, donde pasó un periodo en prisión entre 2018 y 2019. Además, durante el fin de semana, estará en Florianópolis, la capital de Santa Catarina.

A pesar de que el expresidente tiene una ventaja en las encuestas nacionales, aún se encuentra rezagado en el sur, una región que es relativamente más rica gracias a una economía basada en la agricultura y en los valores conservadores que defiende Bolsonaro.

PUBLICIDAD

Según un sondeo publicado el jueves por Datafolha, el actual mandatario registra un 42% de las intenciones de voto en la región, mientras que Lula marca un 34%. Las cifras contrastan con los resultados nacionales, pues el líder de izquierda registra un 45% de los votos mientras que Bolsonaro se queda en un 33%. La región sur representa el 14,4% del electorado brasileño.

El presidente ha consolidado su apoyo en los estados rurales brasileños con la apertura de mercados extranjeros para las exportaciones agrícolas, la flexibilización de las normas sobre tenencia de armas que facilitaban la defensa de las tierras por parte de los grandes agricultores y la desactivación del otrora temible Movimiento de los Sin Tierra, un grupo de inspiración marxista que había patrocinado miles de invasiones de fincas improductivas en todo el país.

Lula puede cambiar la narrativa en el sur recordando a los votantes la bonanza que disfrutaron durante su gobierno de ocho años que comenzó en 2003, según Elvino Bohn Gass, un representante de la cámara baja de Rio Grande do Sul.

PUBLICIDAD

“Los empresarios ya no tienen crédito, los costos para los productores son muy altos, las tasas de interés son enormes”, dijo en una entrevista telefónica. “Hay gente muriendo de hambre aquí, gente desempleada, hubo recortes en los programas gubernamentales”.

Sin embargo, el viaje de Lula no viene sin preocupaciones de seguridad. Ya en 2018, antes de ser arrestado e impedido de presentarse a las elecciones del año siguiente, el presidente canceló una visita a la región cuando su autobús fue tiroteado mientras viajaba por el estado de Paraná. Nadie resultó herido.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD