Mercados

Proyecciones de crecimiento de la Fed generan controversia entre analistas

El mercado no solo asimiló el incremento de la tasa y las posibles implicaciones económicas que representa. Hubo algo más

la Fed parecía anunciar un elemento diferente al informado por los analistas. El documento que contenía las proyecciones presentaba una acotación en el pie de página.
22 de septiembre, 2022 | 01:33 PM

Ciudad de México — Las proyecciones en el crecimiento económico y la inflación que la Reserva Federal de Estados Unidos publicó el miércoles tras un tercer aumento de 75 puntos a la tasa de interés contienen un elemento que puede cambiar la percepción de los analistas e incluso lo que pareciera el mercado está por asimilar: una catástrofe.

La Fed en el documento del anuncio de política monetaria dio a conocer las nuevas estimaciones para el PIB, en el cual se proyectaba un alza de 0,2% para 2022.

“Llamó la atención el fuerte recorte en el estimado de crecimiento″, mencionaron analistas de Invex en una nota, ya que se saltaba del 1,7% anterior al 0,2%.

PUBLICIDAD

“Se nota que el crecimiento económico se ha vuelto modesto (...) pese a ello, se realizaron importantes recortes en las previsiones para el PIB para este año y los próximos años”, dijeron analistas de BX+ en una nota.

Sin embargo, la Fed anunció un elemento poco observado que cambiaría la percepción de las nuevas cifras.

“Las proyecciones de variación del PIB real y las proyecciones de ambas medidas de inflación son variaciones porcentuales entre el cuarto trimestre del año anterior y el cuarto trimestre del año indicado”, publicó el banco central en el documento.

PUBLICIDAD

“El cambio es mucho”, dijo a Bloomberg Línea el subdirector de Análisis Económico y Financiero en CiBanco, James Salazar. “Si se piensa en un 0,2%, implicaba una segunda mitad desastrosa, negativa completamente”.

En el caso de la inflación, la Fed estimó un nivel de 5,4% para el último trimestre del año. La cifra implicó un ligero aumento a la proyección previa de 5,2% de junio.

La especificación del dato, sólo para el último trimestre, cambia la perspectiva.

Salazar mencionó que, en el peor de los casos, se presentaría un resultado de 1,35% para el cierre del año. Este será el tiempo de asimilación por parte del mercado sobre las implicaciones, tanto del incremento por el alza en la tasa de interés como las proyecciones que considera la Fed.

El dato representa un ajuste a la baja frente a la perspectiva que se presentaba en junio, al pasar de 1,7% a 0,2%; no obstante, tendría que presentar un escenario de recisión en la segunda mitad del 2022 para llegar a la nueva estimación considerando que, en el primer semestre, se registró un crecimiento acumulado de 2,6%, de acuerdo con Salazar.

“Cuando se observa la tasa anual, en ambos casos es positiva del primer y segundo trimestre y muestra un acumulado de 2,6%”.

PUBLICIDAD

La interpretación generó controversia entre los analistas. Bloomberg Línea consultó a dos analistas, quienes refirieron que el dato corresponde a una estimación anual.

“Al final del día es una cifra anual”, mencionó el codirector de inversiones en Franklin Templeton, Luis Gonzali. ”Se entiende que son 12 meses, es un cálculo para todo el año completo”.

El director de Análisis Económico, Financiero y Bursátil en Monex, Carlos González, explicó que la Fed obtiene una variación trimestral y, posteriormente, se anualiza. “Para ellos es como el dato anual al cuarto trimestre”.

PUBLICIDAD

Doloroso ajuste

El incremento en 75 puntos base en la tasa referencial estadounidense no sorprendió al mercado, que ya esperaba la magnitud del incremento.

“El nuevo diagrama de puntos (dot plot) considera que no habrá recortes de tasas el próximo año”, dijo Salazar.

PUBLICIDAD

El mensaje de Powell fue claro, al mencionar desde el simposio de Jackson Hole la posibilidad de incrementar las tasas, aunque causen dolor a los consumidores.

En la conferencia del miércoles, Powell dijo que un aterrizaje suave con solo un pequeño aumento del desempleo sería “muy desafiante”.

Aumentar la tasa de interés implica inhibir el consumo y la inversión. Las alzas al referencial implicarían ajustes en las cifras de empleo y el consumo, el camino es poder controlar los altos niveles inflacionarios observados en los últimos 40 años.

PUBLICIDAD