Actualidad

NASA impactará un asteroide lejano; busca evitar catástrofes futuras en la Tierra

El asteroide no representa ningún peligro para la Tierra, sino que la NASA busca estar preparada en caso de que alguno efectivamente sí lo sea

NASA en Cabo Cañaveral
Por Loren Grush
24 de septiembre, 2022 | 11:12 AM

Bloomberg — Se espera que el lunes por la noche una nave espacial robot de la NASA se estrelle contra un asteroide lejano a una velocidad de 25.000 kilómetros por hora. Se espera que el impacto en el espacio profundo demuestre la capacidad de la agencia de defender la Tierra de rocas lejanas en el futuro.

La escena parece sacada de una película de ciencia ficción: la nave, llamada DART (dardo, en inglés), identificará un asteroide del tamaño de un estadio de fútbol llamado Dimorphos como un único pixel en su cámara. Aproximadamente una hora después, si las cosas salen acorde a lo paneado, DART se estrellará contra el objetivo con fuerza suficiente para desviarlo ligeramente de su trayectoria. Todo esto a más de 10 millones de kilómetros de la tierra.

Es pertinente estacar que Dimorphos no representa ningún peligro para la Tierra. La misión es el primer intento físico en el espacio de uno de los principales objetivos de la NASA: defender el planeta.

PUBLICIDAD

Si la misión resulta exitosa, podría ser una estrategia de defensa viable en caso de que científicos identifiquen asteroides que se dirijan a la Tierra y tengan el suficiente tamaño para, de impactar, tener consecuencias catastróficas.

Los científicos han identificado la mayoría de los asteroides gigantescos que podrían acabar con el planeta, y ninguno de esos objetos conocidos supone una amenaza. Lo que les preocupa son los miles de asteroides más pequeños, de tamaño similar al Dimorphos, que vuelan en el espacio cerca de la Tierra y que un día podrían cruzarse en su camino. La colisión de uno de ellos con la Tierra podría causar una devastación más poderosa que cualquier arma nuclear jamás probada en este planeta.

“Esto sería regionalmente devastador sobre un área poblada, una ciudad, un estado o un país”, dijo Nancy Chabot, líder de coordinación de DART en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins. “Así que puede que no estemos hablando de una extinción global, pero aún así queremos ser capaces de prevenir esto si podemos”. Los astrónomos creen que sólo han encontrado menos de la mitad de los asteroides de esa categoría que circulan cerca de la Tierra.

PUBLICIDAD

La nave espacial DART, construida en la Universidad Johns Hopkins y lanzada en noviembre de 2021, es diminuta en comparación con Dimorphos. “Estás hablando de algo del tamaño de un carrito de golf que choca con algo del tamaño de un estadio”, dijo Chabot. “Así que puedes ver que se trata de un pequeño empujón”.

Pero la NASA cree que eso es todo lo que se necesitará para lograrlo. Esto se debe a que, con el tiempo y la distancia, el pequeño cambio en la trayectoria se multiplicará muchas veces, lo suficiente como para asegurar que la enorme roca espacial, si la Tierra estuviera en su camino, pasaría zumbando con seguridad.

Dimorphos, que mide unos 160 metros, forma parte de un sistema de dos asteroides. Es un desprendimiento de un asteroide más grande llamado Didymos, que tiene aproximadamente 780 metros de ancho.

El sistema de dos asteroides ayudará a los científicos a medir el empujón que DART da a Dimorphos. Desde la Tierra, podrán calcular cómo cambia la órbita de Dimorphos alrededor de Didymos a lo largo del tiempo. En la actualidad, el asteroide tarda casi 12 horas en completar una órbita, pero es posible que DART cambie esa cifra en varios minutos.

Tan pronto como la tarea de DART esté completa, los astrónomos que utilizan radares y telescopios ópticos se pondrán a trabajar para observar los asteroides desde la Tierra. La NASA espera averiguar los resultados del choque en cuestión de días o quizás semanas después del impacto. “Me sorprendería mucho que tardara más de tres semanas”, dijo Tom Statler, científico del programa DART de la NASA.

Una futura misión europea, llamada HERA, también se lanzará en los próximos dos años y se reunirá con los dos asteroides para estudiar a fondo el sistema y cómo ha cambiado.

PUBLICIDAD

Los investigadores también tendrán una visión inmediata de cómo se desarrolla el choque de DART, gracias a las múltiples cámaras que captarán el hecho. La misma cámara de a bordo utilizada para ayudar a navegar el vehículo a través del espacio y enfocar el asteroide registrará el impacto de la nave espacial casi en tiempo real, enviando imágenes aproximadamente una vez por segundo. Una pequeña nave con forma de cubo desplegada desde DART y construida por la Agencia Espacial Italiana también captará el choque con dos de sus propias cámaras desde una distancia segura. La NASA dijo que compartiría las imágenes del impacto en los días posteriores a la colisión.

DART es sólo una prueba de una forma en la que la NASA u otra agencia espacial podría intentar defender la Tierra de los asteroides. Otro método que la agencia dijo que podría considerar consistiría en enviar una nave espacial a permanecer cerca de un asteroide peligroso para utilizar su gravedad para tirar de la trayectoria de la roca espacial. Otra opción podría consistir en lanzar propulsores a un asteroide durante largos periodos de tiempo para apartarlo de su trayectoria.

“Esta demostración empezará a añadir herramientas a nuestra caja de métodos que podrían utilizarse en el futuro”, dijo Lindley Johnson, responsable de defensa planetaria de la NASA. “Y necesitamos varias de ellas porque las circunstancias a las que podríamos enfrentarnos podrían ser muy diferentes”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD