Bloomberg Green

¿Qué importancia tiene el capital de riesgo en la lucha contra el cambio climático?

A medida que la crisis climática se agrava y los gobiernos tratan de reconfigurar los mercados, los inversores de capital riesgo están invirtiendo cada vez más en startups enfocadas en el tema

El último boom de la subvención de las energías limpias llegó para quedarse, dice el capitalista de riesgo Gabriel Kra
Por Akshat Rathi
24 de septiembre, 2022 | 08:13 AM

Bloomberg — No se puede negar que los capitalistas de riesgo han desempeñado un papel en la configuración del mundo en las últimas décadas.

En general, la mayor parte del dinero de riesgo en ese periodo se ha destinado a financiar empresas de software e Internet. Sin embargo, esto está empezando a cambiar. A medida que la crisis climática se agrava y los gobiernos tratan de reconfigurar los mercados, los inversores de capital riesgo están invirtiendo cada vez más en empresas emergentes que aportarán algunas de las soluciones para reducir las emisiones.

Si a esto se la añaden los US$374.000 millones de gasto público relacionado con el clima y la energía del nuevo proyecto de ley sobre el clima de EE.UU., es de esperar que se produzca un aumento de las startups enfocadas en este tipo de cuestiones.

PUBLICIDAD

“La gente está llamando a nuestras puertas”, dice Gabriel Kra, cofundador de la empresa de capital riesgo Prelude, en un debate en el podcast Zero de Bloomberg Green. “El tamaño del mercado ha aumentado”.

 La financiación de capital riesgo para la tecnología climática sigue aumentando rápidamentedfd

Kra habló con Zero sobre el papel que desempeñan los capitalistas de riesgo en la creación de empresas, que va más allá del dinero que invierten. También habló de aquella vez que fue arrestado en una protesta por el clima, y de por qué nunca dirá nunca sobre ser arrestado de nuevo.

Esta es una versión editada y condensada de lo más destacado de la entrevista de Kra.

PUBLICIDAD

Akshat: ¿Las empresas que usted respalda habrían tenido éxito independientemente de que Prelude les diera dinero?

Gabriel: Hay algunos empresarios para los que el dinero es sólo una fuente de combustible. Ese es un pequeño segmento. Hay un segmento mucho más amplio en el que los inversores hicieron algo más que financiarles que les ayudó a tener éxito.

Un mentor me dijo al principio de mi carrera que uno pasa gran parte de su tiempo como inversor ayudando a las empresas que necesitan ayuda, en lugar de a las que les está yendo bien y sólo te llaman cuando necesitan algún consejo. Así que la parte más gratificante de mi trabajo es cuando encuentras un equipo que necesita ayuda. No por angustia, sino porque sé algo o tengo un conjunto de experiencias que ellos no tienen.

Akshat: La inversión estadounidense en startups climáticas puede dividirse claramente en dos épocas. Una que comenzó a mediados de la década de 2000 hasta 2011, y la segunda que comenzó en 2012 y que aún continúa. ¿Qué ha cambiado entre las dos épocas?

Gabriel: Pongamos como ejemplo las baterías. Trabajamos mucho en baterías a partir de 2007 o incluso un poco antes. Muchas de esas empresas simplemente fracasaron. La electroquímica no funcionaba. El escalado no funcionó. Pero ahora muchas empresas de baterías están teniendo éxito. En parte, gracias a los avances en el aprendizaje automático y el costo de la computación en la nube, que ahora podemos utilizar para resolver problemas difíciles.

La otra cosa que ha cambiado es el sentido de la urgencia. Ahora creo firmemente que la gente, las empresas y los gobiernos entienden el problema. Eso ha dado lugar a los flujos adecuados a los mercados de capital. No sólo el capital de riesgo, sino todo lo que va desde la inversión en la fase inicial hasta el crecimiento en la fase final. Hay capital disponible para grandes empresarios que están abordando problemas difíciles de una manera que no era posible en la primera época. Por eso este segundo boom de las tecnologías limpias ha tenido más éxito.

Akshat: ¿Cómo impulsa exactamente la Ley de Reducción de la Inflación a las startups estadounidenses?

Gabriel: Me he centrado en las baterías a escala de red. La ley tiene créditos fiscales para la fabricación nacional que hacen que sea económico para muchas startups fabricar y vender sus nuevas baterías desde el día cero. Esto nos permite ir más rápido y reducir el coste más rápidamente. Y eso hace que la fabricación sea nacional, no sólo para las nuevas empresas, sino también para las grandes. También hay créditos independientes para el almacenamiento de energía que crean demanda de baterías. Creíamos que teníamos una progresión robusta y fuerte, pero ahora la gente está llamando a nuestras puertas.

Con la asistencia de Christine Driscoll y Oscar Boyd.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD