Asia

Corea del Norte dispara misiles previo a visita de Harris a zona desmilitarizada

Es el segundo lanzamiento de Pyongyang esta semana y aumenta el récord de este año

Imagen de Kim Jong-un
Por Jeong-Ho Lee
28 de septiembre, 2022 | 10:45 AM

Bloomberg — Corea del Norte disparó dos misiles balísticos de corto alcance hacia aguas de su costa oriental, aumentando las tensiones un día antes de la visita de Kamala Harris a la zona desmilitarizada (DMZ, por sus siglas en inglés) que divide a las dos Coreas.

Es el segundo lanzamiento de Pyongyang esta semana y aumenta el récord de este año. El domingo disparó un misil de corto alcance, también hacia aguas de su costa oriental.

Se espera que Harris visite la DMZ el jueves. Se convertiría en la primera alta funcionaria del gobierno de Biden en ir a la zona, y sucede en un momento donde Kim Jong-un ha ignorado los llamados de EE.UU. para reanudar conversaciones de desarme nuclear. Kim parece listo para llevar a cabo la primera prueba de un arma nuclear en cinco años.

PUBLICIDAD

Horas antes del último lanzamiento, Sung Kim, el principal funcionario de EE.UU. para Corea del Norte, dijo que el gobierno está abierto al diálogo. Pidió a Pyongyang que “participe en una diplomacia seria y sostenida”, según un comunicado del Departamento de Estado a última hora del martes en Washington.

Los misiles balísticos lanzados por Kim Jong-un. 

Naranja: corto alcance
Gris: alcance medio
Azul: alcance intermedio
Rojo: intercontinental
Violeta: otrodfd

Corea del Norte tiene la costumbre de hacer coincidir sus provocaciones con los acontecimientos políticos. El último lanzamiento se produce también cuando el USS Ronald Reagan llegó a Corea del Sur para realizar ejercicios conjuntos y aproximadamente un mes después de que Estados Unidos y Corea del Sur celebraran el Ulchi Freedom Shield, su mayor ejercicio militar conjunto en unos cinco años. Corea del Norte lleva décadas erizándose ante las maniobras militares conjuntas, calificándolas de preludio de una invasión.

La agencia de espionaje de Corea del Sur informó el miércoles a los legisladores de que Corea del Norte había finalizado la construcción del túnel número 3 en el centro de pruebas nucleares de Punggye-ri, lo que indica que podría realizar su séptima prueba nuclear en algún momento entre el 16 de octubre y el 7 de noviembre.

PUBLICIDAD

“Parece que Corea del Norte llevó a cabo una protesta marcial contra la visita de Harris a Corea del Sur, enviando una nueva advertencia a la administración Biden”, dijo Ji Seong-ho, que desertó de Corea del Norte a Corea del Sur, donde ahora es miembro de la asamblea nacional.

En lo que va de 2022, el líder norcoreano ha disparado más misiles balísticos que en cualquier otro año de su década en el poder. Ha probado cohetes diseñados para evadir los interceptores operados por Estados Unidos, aumentando la amenaza de un ataque nuclear creíble contra Estados Unidos y sus aliados en Asia.

La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris dfd

Pyongyang también está tratando de miniaturizar ojivas para posibles ataques tácticos y construir armas más potentes para sus misiles que podrían llevar una ojiva al territorio continental estadounidense.

La presión de EE.UU. para aislar a Rusia por la guerra de Vladimir Putin en Ucrania, junto con la creciente animosidad hacia China, ha permitido a Kim reforzar su disuasión nuclear sin temor a enfrentarse a más sanciones en el Consejo de Seguridad de la ONU. Es casi imposible que Rusia o China, que tienen poder de veto en el consejo, apoyen cualquier medida contra Corea del Norte, como hicieron en 2017 tras una serie de pruebas armamentísticas que llevaron al expresidente Donald Trump a advertir de “fuego y furia.”

Ambos países vetaron a finales de mayo una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU redactada por Estados Unidos para endurecer las sanciones a Corea del Norte por sus pruebas de misiles balísticos este año.

Pyongyang también negó recientemente haber vendido armas a Rusia en una declaración inusualmente directa, en la que arremetió contra Estados Unidos por los “rumores” de que el régimen de Kim estaba ayudando a la guerra de Putin. Esta semana, China reabrió su principal ruta ferroviaria con Corea del Norte tras un paréntesis de cinco meses debido al Covid-19, lo que supone un posible impulso para la economía de Kim Jong Un, golpeada por las sanciones.

PUBLICIDAD

También esta semana, el Primer Ministro de Corea del Sur, Han Duck-soo, dijo a Harris que sus visitas a la DMZ y a Seúl “serán demostraciones muy simbólicas de su fuerte compromiso con la seguridad y la paz en la Península de Corea, y estamos trabajando con usted y con EE.UU. para tratar con Corea del Norte”.

En agosto, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acudió a la aldea de la tregua de Panmunjom, en la Zona Desmilitarizada. El lugar donde los soldados de ambas partes se miran fijamente es un símbolo de las tensiones militares que se han mantenido desde que EE.UU. acudió en defensa de Corea del Sur en 1950, después de que Corea del Norte invadiera e iniciara la Guerra de Corea.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD