Mercados

Fortaleza del dólar amenaza con recortar US$60.000 millones en ingresos corporativos

La moneda estadounidense ha subido alrededor de un 7% en lo que va del tercer trimestre, luego de una apreciación del 5,7% en los tres meses que terminaron en junio

La fortaleza del dólar podría afectar las ganancias de alrededor de un tercio de las empresas en el índice S&P 500, según Bloomberg Intelligence, y entre las industrias más afectadas se encuentran las de bienes de consumo básico, materiales, tecnología y comunicaciones.
Por Daniela Sirtori-Cortina y Mary Biekert
27 de septiembre, 2022 | 09:42 PM

Bloomberg — El aumento del dólar también se podría convertir en un problema aún mayor para las empresas de Estados Unidos y Europa.

Recientemente, Salesforce Inc. (CRM) advirtió que espera que la volatilidad de las divisas recorten US$800 millones de sus ventas de todo el año, US$200 millones más respecto al pronóstico anterior. Procter & Gamble Co. (PG) también había dicho que espera un golpe de US$900 millones después de impuestos en su año fiscal que finaliza en junio de 2023. Ambas compañías se unieron a la fila de empresas estadounidenses que lamentan la fortaleza del dólar.

El índice Bloomberg Dollar Spot, que mide la moneda frente a una canasta de pares de mercados desarrollados y emergentes, ha subido más del 15% este año, y alcanzó nuevos máximos históricos tanto la semana pasada como el pasado lunes.

PUBLICIDAD

La divisa estadounidense se ha fortalecido desde que la Reserva Federal comenzó a incrementar las tasas de interés para controlar la inflación, lo que ocasionó un alza en los rendimientos del Tesoro y que los inversionistas buscaran en marca al dólar estadounidense como refugio ante la amenaza de una desaceleración del crecimiento mundial.

Un dólar más fuerte disminuye el valor de los ingresos extranjeros de las empresas cuando se convierte nuevamente en dólares, al tiempo que hace que sus productos fabricados en Estados Unidos sean más caros en otros países en términos de moneda local.

La moneda estadounidense ha subido alrededor de un 7% en lo que va del tercer trimestre, luego de una apreciación del 5,7% en los tres meses que terminaron en junio. Tanto el euro como la libra esterlina han estado cayendo frente al dólar en las últimas semanas, y la línea dura de la Fed los ha empujado aún más a la baja.

PUBLICIDAD

Wolfgang Koester, estratega sénior del proveedor de software de gestión de tesorería Kyriba Corp. estima que para finales del tercer trimestre, un grupo de 1.200 grandes empresas de EE.UU. y Europa habrá perdido más de US$60.000 millones en ventas debido a las fluctuaciones de divisas desde enero. Las empresas podrían terminar teniendo un impacto promedio de 6 centavos en las ganancias por acción, frente a los habituales 2 centavos a 4 centavos.

La fortaleza del dólar podría afectar las ganancias de alrededor de un tercio de las empresas en el índice S&P 500, según Bloomberg Intelligence, y entre las industrias más afectadas se encuentran las de bienes de consumo básico, materiales, tecnología y comunicaciones.

Además, la parte de los ingresos que generan los componentes del índice a partir de fuentes internacionales ha ido en aumento a medida que el comercio mundial se normaliza después de las interrupciones por la pandemia.

Bank of America (BAC) utiliza una regla general de que cada aumento del 10% en el dólar se traduce en una pérdida de aproximadamente el 3% para las ganancias por acción, dijo Ohsung Kwon, estratega para EE.UU. de Bank of America Securities Inc.

Aunque un dólar fuerte afectará las ganancias de las empresas estadounidenses, lo contrario (la debilidad de las divisas en Europa, especialmente en el Reino Unido) no necesariamente ayudará a las empresas con sede en esas regiones.

El deterioro de las ganancias por acción durante los períodos en que el dólar se fortalece tiende a coincidir con una mala perspectiva económica, lo que convierte al dólar en una “señal de amplificación o confirmación en lugar de la causa”, dijo Gina Martin Adams, estratega jefe de acciones de Bloomberg Intelligence. Agregó que un dólar fuerte suprime los costos de importación para las empresas estadounidenses.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD