Mercados

Modelo de JPMorgan indica que la recesión en EE.UU. es casi un hecho

El modelo creado por estrategas del banco dice que la caída del 6,5% del S&P 500 desde que la Fed se volvió extremadamente agresiva la semana pasada implica una probabilidad del 92% de recesión económica

JPMorgan
Por Denitsa Tsekova
28 de septiembre, 2022 | 01:32 PM

Bloomberg — El mercado bursátil de los Estados Unidos está dando una señal muy clara sobre su visión de la economía: una recesión es casi inevitable.

Un modelo creado por los estrategas de JPMorgan Chase & Co. (JPM) indica que la caída del 6,5% del S&P 500 desde que la Reserva Federal se volvió extremadamente agresiva la semana pasada implica una probabilidad del 92% de recesión económica en los Estados Unidos, frente al 51% de agosto. También otros activos están lanzando una advertencia similar. Los precios de los metales básicos tienen ahora una probabilidad de recesión del 96%, frente al 84% en agosto.

La fuerte revisión de precios de todos los activos, desde las acciones hasta los bonos del Tesoro y el dólar, muestra que los mercados finalmente aceptan las señales claras de un desfile de funcionarios de la Reserva Federal que están dispuestos a aceptar una recesión económica como precio para frenar la inflación. Durante más de una década, el banco central fue el mejor amigo del mercado, pero un repunte generacional de los precios ha hecho que la Fed se concentre únicamente en frenarlos, sin importar el impacto en los precios de los activos.

PUBLICIDAD
La realidad de las cosasdfd

Durante meses, los comentaristas del mercado advirtieron que la Fed estaba retrasada en sus esfuerzos para combatir la inflación. Ahora, después de tres reuniones consecutivas que generaron aumentos de tasas de tres cuartos de punto porcentual y una serie de advertencias de que se avecinaban más alzas, los mercados han comenzado a valorar que la Reserva Federal corre el riesgo de ir demasiado lejos.

Wall Street ha visto turbulencias desde entonces y la volatilidad se ha apoderado de todo, desde las acciones hasta los bonos y las materias primas. La liquidación de activos cruzados ha llevado los rendimientos del Tesoro a 10 años al 4%, un máximo desde 2008, y al índice S&P 500 a un mínimo de 2022. Solo el mercado crediticio ha permanecido bastante aislado. Los indicadores de turbulencia en los precios de los bonos y las divisas alcanzaron su nivel más alto desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

La confianza en que la Fed recapacitaría ante la caída de los mercados y el estancamiento de la economía y que se retiraría de su camino de ajuste monetario se ha evaporado, según Lewis Grant, gerente senior de cartera de Federated Hermes.

PUBLICIDAD

Dichas esperanzas estaban vivas incluso la semana pasada, después de la última decisión política monetaria de la Fed que incluyó una amplia advertencia del presidente de la Fed, Jerome Powell, sobre la dolorosa desaceleración necesaria para frenar las presiones de los precios que están en niveles máximos de cuatro décadas.

Los bonos del Gobierno son la única de las cinco métricas cruzadas de recesión de activos en las que las probabilidades aparentemente están cayendo. Los rendimientos se mueven de forma contraria a la intuición para reflejar las alzas de tasas, aunque una recesión normalmente provocaría una caída de los rendimientos.

JPMorgan calcula las métricas comparando los máximos previos a recesiones de varias clases de activos con sus puntos más bajos durante las contracciones económicas.

Las previsiones entre los economistas en el mismo período también han aumentado a un consenso del 50%, desde el 40%.

Las proyecciones medianas muestran que los banqueros de la Fed pronostican tasas del 4,4% para finales de este año, que aumentarán al 4,6% en 2023. Esto implica incrementos de otros 125 puntos básicos este año, una señal de que la Fed continúa con su agresiva campaña de ajuste monetario.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD