EE.UU.

Yellen quiere continuar como secretaria del Tesoro tras elecciones de noviembre

La funcionaria desea continuar trabajando en varias de las principales prioridades que ha encabezado, incluido un tope de precio internacional en algunas exportaciones de petróleo ruso

Janet Yellen, US Treasury secretary, speaks during a meeting with Luhut Binsar Pandjaitan, Indonesia's maritime and investment affairs minister, not pictured, at the Treasury Department in Washington, D.C., US, on Friday, Sept. 16, 2022. Yellen yesterday highlighted the Biden administration's plans for boosting the IRS, including efforts to dramatically increase the capacity of in-person and call-in support services. Photographer: Al Drago/Bloomberg
Por Christopher Condon y Saleha Mohsin y Josh Wingrove
28 de septiembre, 2022 | 09:32 PM

Bloomberg — La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, les ha dicho a funcionarios de la Casa Blanca que está lista para continuar en su cargo después de las elecciones que se realizarán en noviembre, según personas familiarizadas con las discusiones.

Su deseo se da mientras el personal de la Casa Blanca se alista para posibles cambios en el Gabinete, que podrían incluir funcionarios sénior, incluso dentro del equipo económico del presidente Joe Biden. Las fuentes calificaron esas discusiones como preliminares y sin ninguna expectativa de salidas específicas.

Las personas hablaron bajo condición de anonimato por tratarse de conversaciones privadas.

PUBLICIDAD

No ha habido indicios de si Biden, quien tomará la última decisión en relación a los puestos sénior, está buscando hacer algún cambio. Esas decisiones podrían depender de qué tan bien o mal les vaya a los demócratas en las elecciones, en las que están tratando de retener una pequeña mayoría en la Cámara y el Senado. Designar un nuevo secretario del Tesoro requeriría la aprobación del Senado.

Yellen se negó a comentar. El portavoz del Tesoro, Michael Gwin, dijo: “La secretaria Yellen no tiene planes de irse”.

Yellen, de 76 años, desea continuar trabajando en varias de las principales prioridades que ha encabezado, incluido un tope de precio internacional en algunas exportaciones de petróleo ruso y una modernización de US$80.000 millones al Servicio Interno de Impuestos, dijo la gente.

PUBLICIDAD

También está profundamente involucrada en la supervisión de grandes inversiones aprobadas por el Congreso en industrias críticas y energía verde.

Si se queda hasta el próximo año, la expresidenta de la Reserva Federal brindaría estabilidad a la agenda económica de Biden en caso de que la agitación en los mercados energéticos y financieros se transforme en una crisis más amplia, o si el desaceleramiento que experimentan EE.UU., Europa y China desemboca en una recesión global.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD