Economía

Indicador clave de inflación de EE.UU. subió más que lo esperado en agosto

El índice, usado por la Fed para sus objetivos de inflación, subió un 0,3% intermensual. La cifra interanual fue de 6,2%, mayor a lo esperado y muy por encima de la meta del banco central

Compradores en EE.UU.
Por Reade Pickert
30 de septiembre, 2022 | 10:13 AM

Bloomberg — Un indicador clave de la inflación de EE.UU., el llamado índice de precios de los gastos de consumo personal, subió más que lo esperado en agosto, lo que sugiere resiliencia entre los hogares del país más allá de los aumentos de precios generalizados.

El índice, usado por la Fed para sus objetivos de inflación, subió un 0,3% intermensual. A nivel interanual la cifra fue de 6,2%, mayor a lo esperado y muy por encima de la meta del 2% del banco central.

El índice subió un 0,6% intermensual sin contar alimentos y energía, y se ubicó en 4,9% interanual, según datos del departamento de Comercio.

PUBLICIDAD

Al igual que el IPC de este mes, las cifras ilustran la magnitud del problema inflacionario que tiene que enfrentar la Reserva Federal, que subió sus tasas en 75 puntos básicos la semana pasada por tercera vez consecutiva e indicó que los próximos meses serán más agresivos que lo pensado anteriormente.

Índice clave de inflación se acelera en EE.UU.dfd

Las compras de bienes y servicios, ajustadas por la variación de los precios, aumentaron un 0,1% el mes pasado, tras un descenso del 0,1% en julio. Ayudados por la bajada de los precios de la gasolina y respaldados por el aumento sostenido de los salarios y la solidez del mercado laboral, los estadounidenses aumentaron el gasto en servicios.

La perdurabilidad de la demanda de los consumidores ha sido una fuente clave de apoyo para la economía, pero también ha contribuido a las persistentes presiones sobre los precios.

PUBLICIDAD

Aumento del endeudamiento

No está claro cuánto tiempo podrán los estadounidenses seguir gastando a este ritmo. El endeudamiento de los consumidores, incluidas las tarjetas de crédito, es el más alto de todos los tiempos para el 90% de los hogares estadounidenses. El informe del Departamento de Comercio mostró que la tasa de ahorro se mantuvo en un nivel históricamente bajo del 3,5%.

Mientras tanto, las rápidas subidas de tasas del banco central van a ralentizar la economía y a debilitar la fuente clave del poder adquisitivo: el mercado laboral.

Lo que dice Bloomberg Economics...

“Es probable que la Reserva Federal siga adelante con una dura secuencia de subidas de tasas, dadas las lecturas de inflación inaceptablemente altas, incluso si esto significa subir en una economía en desaceleración... La trayectoria revisada del gasto real aumenta los riesgos a la baja para el crecimiento del PIB en el tercer trimestre”.

-- Andrew Husby y Eliza Winger, economistas

El más reciente informe sobre el producto interior bruto mostró revisiones al alza del índice de precios PCE y de la medida básica para el primer y el segundo trimestre. También mostró una clara desaceleración de la actividad económica en el primer semestre del año, y una considerable revisión a la baja de la renta real disponible.

PUBLICIDAD

La renta personal, sin ajustar por inflación, aumentó un 0,3% por segundo mes. El crecimiento de los sueldos y salarios se desaceleró, aumentando un 0,3% en agosto, el menor avance desde principios de año. Se trata de una señal positiva para la Fed, que busca enfriar el ritmo de crecimiento de los salarios.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, reiteró la semana pasada el compromiso del banco central de restaurar la estabilidad de los precios e indicó que el público estadounidense tendrá que soportar algo de dolor para devolver la inflación al objetivo. Una de las cosas clave que buscan los responsables políticos es un mayor equilibrio en la demanda y la oferta de trabajo que ayude a aliviar la presión sobre el crecimiento de los salarios, dijo.

Los últimos datos mostraron que el gasto en bienes ajustado a la inflación disminuyó por segundo mes consecutivo, mientras que el gasto en servicios aumentó un 0,2%. El informe subraya un cambio actual en los patrones de consumo, en el que los estadounidenses destinan una mayor parte de sus ingresos discrecionales a los servicios y se alejan de los bienes. Sin ajustar a la inflación, el gasto aumentó un 0,4% tras la caída del mes anterior.

PUBLICIDAD

Los últimos resultados trimestrales de CarMax Inc. son un claro ejemplo de los crecientes vientos en contra a los que se enfrentan muchas empresas. El concesionario de coches usados dijo el jueves que la capacidad de los compradores potenciales para permitirse vehículos se ha convertido en un reto en un contexto de aumento de los costes de los préstamos, la inflación amplia y persistente, y el cambio en las preferencias de gasto.

El IPC, que suele ser más elevado que el índice de precios PCE, se aceleró en agosto en un aumento generalizado. En términos interanuales, el IPC subió un 8,3% en agosto. Aunque Powell ha dicho que el índice de precios PCE es un mejor indicador de la inflación, ambas medidas son observadas de cerca por los responsables políticos.

PUBLICIDAD

--Con la ayuda de Esha Dey y Kristy Scheuble.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD