Europa

Miembros del gabinete de Truss creen que su plan para el Reino Unido no tendrá éxito

La primera ministra británica se ha visto obligada por los diputados conservadores a renunciar a su emblemática bajada de impuestos

Liz Truss
Por Kitty Donaldson
03 de octubre, 2022 | 07:59 PM

Bloomberg — Liz Truss tendrá dificultades para llevar a cabo partes clave de la revolución económica que está planeando para el Reino Unido porque su posición en el partido gobernante ya está muy dañada, dijeron miembros de su Gabinete.

A menos de un mes de su nombramiento, los ministros dijeron que Truss, de 47 años, no ha tomado medidas básicas para conseguir apoyo para sus planes, como abrirlos al debate del Gabinete, y expresaron sus dudas sobre la forma en que ha gestionado el Partido Conservador en el gobierno. Pidieron no ser identificados criticando al gobierno.

Hablando al margen de la conferencia anual de los conservadores en Birmingham, los ministros predijeron que ella sobrevivirá para luchar en las próximas elecciones, previstas en unos dos años, porque no hay tiempo suficiente para sustituirla. El resultado, dijeron, es probable que sean más rebeliones de los diputados tories que empujen a una premier coja, como la que la obligó a dar un humillante giro de 180 grados el lunes por la mañana.

PUBLICIDAD

La cruda visión sugiere que el “nuevo acuerdo económico para Gran Bretaña” lanzado por Truss y su Ministro de Hacienda, Kwasi Kwarteng, puede estar muerto en el agua incluso antes de que se haya puesto en marcha. La política exige un importante programa de desregulación en áreas como la construcción de viviendas y el cuidado de los niños, además de recortes fiscales.

Un exministro del gabinete predijo que Truss se irá en un año para que el partido tenga tiempo de regenerarse antes de las elecciones generales, que deben celebrarse como muy tarde en enero de 2025. Dijeron que las votaciones locales de mayo de 2023 proporcionarían una clara indicación de lo mal que lo está haciendo Truss y predijeron que su sucesor tendría que venir de fuera del actual Gabinete.

Sin embargo, no todos los ministros del Gabinete tienen una visión tan nefasta de las perspectivas de Truss. Otros dos dijeron que el Gobierno tiene tiempo suficiente para presentar el crecimiento económico a los votantes y demostrar que su proyecto ha tenido éxito.

PUBLICIDAD

Fruta al alcance de la mano

“La respuesta en política, cuando se tiene prisa, es hacer las cosas más fáciles”, dijo el diputado conservador John Redwood, aliado de la primera ministra, en un acto paralelo en Birmingham. “Hay mucha fruta fácil de recolectar. Creo que diseñaremos un muy buen paquete de reformas del lado de la oferta que la mayoría de los diputados conservadores votarían.”

Lo que dice Bloomberg Economics...

“La reputación de Kwarteng está en entredicho y un plan creíble para equilibrar las cuentas seguirá siendo muy difícil de elaborar”.

-Jamie Rush y Dan Hanson, Bloomberg Economics.

El problema de Truss es que su programa político radical supondría que varias facciones del partido se comprometieran en cuestiones fundamentales, y eso requiere un líder que pueda mantener las tensiones internas bajo control. Pero Truss no tiene ningún mandato del electorado británico, dos tercios de los diputados tories votaron en su contra en el contexto del liderazgo de este verano (que ganó gracias a los votos de los miembros) y nombró a aliados para puestos clave en lugar de buscar la unión del partido tras una campaña de liderazgo divisiva.

La flexibilización de las normas de planificación para construir más viviendas, por ejemplo, es especialmente conflictiva para los diputados conservadores que defienden pequeñas mayorías en zonas donde hay oposición local a proyectos a gran escala. Su plan para aumentar la oferta de trabajadores mediante una mayor inmigración va en contra de gran parte de la política del Brexit de los últimos seis años.

Las insinuaciones de los ministros de que las ayudas sociales podrían no seguir el ritmo de la inflación mientras el Gobierno busca ahorrar costes han sido recibidas con horror por los diputados conservadores y es probable que se produzca otra rebelión, según los ministros del Gabinete.

PUBLICIDAD

Líder debilitado

Ahora, sin embargo, los conservadores de base han visto que pueden forzar la mano del gobierno, por lo que las políticas que son políticamente divisivas serán mucho, mucho más difíciles de impulsar.

Uno de los ministros del Gabinete utilizó el humor negro para resumir la situación en la que se encuentra Truss cuando la conferencia anual del partido entraba en su primer día completo. Bromearon diciendo que son optimistas, porque creen que la premier durará hasta que haya una rebelión tory sobre las reformas de planificación.

Otro ministro del Gabinete dijo que Truss había cometido un grave error al no permitir que su Gabinete participara en la decisión de eliminar el tipo máximo del impuesto sobre la renta de los que más ganan. Si en el futuro se involucrara a la cúpula de ministros, estos errores serían menos probables, dijo la persona.

PUBLICIDAD

Hay un ambiente febril en la conferencia del partido, con conversaciones entre los delegados sobre si el partido puede sobrevivir en su curso actual. Muchos conservadores están haciendo bromas sobre sus actuales dificultades. Un conservador de alto rango sugirió volver a los días en que William Hague era líder del partido a finales de los 90, cuando sus ayudantes habían comprado periódicos en un radio de una milla de la conferencia para que no viera los titulares negativos.

Con la asistencia de Joe Mayes

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD