Europa

Truss apoya a Kwarteng pese a humillante marcha atrás con recorte impositivo

La medida desató una avalancha de críticas en el Reino Unido, a los que se sumó el Fondo Monetario Internacional, que los calificó de excesivos

Liz Truss y Kwasi Kwarteng.
Por Alex Morales y Kitty Donaldson
03 de octubre, 2022 | 11:32 AM

Bloomberg — La primera ministra británica, Liz Truss, manifestó su apoyo al ministro de Hacienda, Kwasi Kwarteng, luego de que la amenaza de una insurrección en su partido conservador la forzara a dar una humillante marcha atrás en su proyecto de reducir los impuestos a los que más ganan en el país.

A primera hora de este lunes, el ministro de Hacienda anunciaba la medida en un tuit: “Hemos comprendido y escuchamos”. Señaló que la medida anunciada hace apenas diez días, de suprimir la tasa del 45% del impuesto sobre la renta, había supuesto una “distracción“.

El giro de 180 grados es un gran golpe para la primera ministra y Kwarteng. Se habían pasado bastantes días hablando y abogando por el paquete de medidas fiscales: Truss declaró el domingo que estaba convencida de mantenerlo. Por su parte, el ministro de Hacienda iba a declarar que su partido debía “seguir por ese camino” y que la medida era “la adecuada “en su intervención este lunes en la convención anual del Partido Conservador (Tory) en Birmingham.

PUBLICIDAD
Liz Trussdfd

El portavoz de Truss, Max Blain, dijo a la prensa el lunes que la primera ministra conserva la confianza en su ministro de Hacienda, quien está programado para dar lo que ahora tendrá que ser un discurso diferente poco después de las 4 p.m.

Aun así, la reversión de una política tan importante solo un mes después de su asunción inevitablemente generará especulaciones sobre el futuro de Truss y Kwarteng. Si bien el ministro le dijo a la BBC que no había considerado renunciar por el tema, la reducción de impuestos era una parte distintiva de su enfoque económico. Dentro del partido Conservador, la pareja es vista como una que ha pasado años pidiendo desregulación y bajos impuestos y se estaba preparando para poner eso en práctica.

Sin embargo, las consecuencias políticas y del mercado de la semana pasada fueron dramáticas, y ya se habla en el partido sobre si Truss y Kwarteng pueden aguantar. El exministro del gabinete Grant Shapps, despedido por Truss cuando formó su equipo principal, le dijo a la emisora: “Quiero que la primera ministra sobreviva”.

PUBLICIDAD

Retrocediendo

Otros conservadores, incluidos Tobias Ellwood y Andrew Bowie, recurrieron a Twitter para dar la bienvenida a la reversión. En una entrevista con Times Radio, el exministro del gabinete Michael Gove, que se había convertido en sargento de reclutamiento no oficial de los conservadores infelices, indicó que respaldaría el paquete general ahora que se eliminó el recorte de impuestos para los que más ganan.

Kwasi Kwartengdfd

El paquete de medidas de Kwarteng, denominado “plan de crecimiento” del gobierno, representaba el mayor conjunto de recortes fiscales sin financiación en medio siglo. Desencadenó un descalabro en los mercados, llevando a la libra a un mínimo histórico frente al dólar y obligando al Banco de Inglaterra a intervenir de forma drástica para evitar un desplome del mercado de bonos.

En una ronda de entrevistas transmitidas el lunes, Kwarteng trató de desviar la culpa de las reacciones del mercado del Reino Unido hacia las fuerzas globales y, en particular, el aumento de las tasas de interés de los EE.UU. Rechazó la idea de que sus políticas habían dado lugar a una “prima Kwarteng” en las hipotecas.

Culpar a otros

“La Fed ha impulsado las altas tasas de interés durante todo el año”, dijo Kwarteng. “Lo que eso ha significado es que hay un dólar fuerte y también otros bancos están subiendo las tasas de interés”.

Lo que dice Bloomberg Economics...

“¿Esto pondrá fin a los altísimos costos de endeudamiento? No. La reputación de Kwarteng está arruinada y aún será muy difícil elaborar un plan creíble para equilibrar las cuentas. Es posible que aún se produzcan más giros de 180 grados”.

PUBLICIDAD

Jamie Rush y Dan Hanson

Dado que el recorte de impuestos representa solo un pequeño porcentaje de los recortes de impuestos anunciados por Kwarteng, aún quedan dudas sobre cómo los pagará. Los ministros han estado insinuando posibles recortes en los pagos de asistencia social.

Kwarteng debe hacer una declaración fiscal a mediano plazo el 23 de noviembre, además de publicar un conjunto de pronósticos económicos de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria.

PUBLICIDAD

La eliminación de la tasa del 45% para las personas con mayores ingresos había sido la medida menos popular, en un momento en que los británicos comunes están luchando en una crisis del costo de vida que ha visto aumentar la inflación a máximos de 40 años.

Injusto

Eso, junto con la eliminación de un tope en las bonificaciones de los banqueros, había alimentado la percepción de que los conservadores velaban por los intereses de los ricos. También había hecho que el partido cayera en picada en las encuestas, un récord de 33 puntos por detrás del Partido Laborista de Keir Starmer.

PUBLICIDAD

Los rumores de descontento también habían estado creciendo dentro de los conservadores, y Gove le dijo a la BBC que eliminar la tasa máxima del impuesto sobre la renta para las personas con mayores ingresos fue una decisión equivocada e indicó que no lo apoyaría.

Gran parte de la oposición conservadora surgió de dos temores: que los recortes de impuestos se financien con endeudamiento en un momento en que el gobierno ya está aumentando los niveles de deuda para ayudar a los británicos con las facturas de energía vertiginosas; y que la reducción en la tasa máxima del impuesto sobre la renta parece que el gobierno está priorizando a los que ganan más dinero sobre los de ingresos más bajos.

El lunes, Kwarteng le dijo a la BBC que la abolición de la tasa del 45% “estaba ahogando los elementos de un excelente plan”.

PUBLICIDAD

Pero aún quedan puntos de presión en los planes, con el portavoz de Truss confirmando que el gobierno sigue adelante con la eliminación del tope de las bonificaciones de los banqueros. Los ministros también han pasado días insinuando que los beneficios ya no aumentarían con la inflación, una promesa hecha por la administración de Boris Johnson, mientras el gobierno busca ahorros para pagar sus planes.

Eso amenaza con otra disputa política importante. En una entrevista con Bloomberg TV, la secretaria de Trabajo y Pensiones, Chloe Smith, dijo que no se ha tomado ninguna decisión.

“Los conservadores (tories) han destruido su credibilidad económica y han dañado la confianza en la economía británica”, dijo la portavoz de oposición perteneciente al partido Laborista en asuntos de economía, Rachel Reeves, en un comunicado. “Esto no ha terminado, no es una simple distracción. Los tories tienen que revertir toda su desacreditada estrategia económica de derrame”.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Elena Milligan.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD