EE.UU.

Biden dice que es posible una recesión económica en EE.UU., pero que sería “leve”

El presidente aseguró en una entrevista con CNN que está convencido de que la economía del país es resistente para enfrentar una posible desaceleración

El presidente de EE.UU., Joe Biden, habla en la planta de fabricación de trenes motrices del Grupo Volvo en Hagerstown, Maryland, EE.UU., el viernes 7 de octubre de 2022. Fotógrafo: Craig Hudson/Bloomberg
Por Josh Wingrove
11 de octubre, 2022 | 09:49 PM

Bloomberg — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó este martes que sí es posible que haya una recesión en Estados Unidos, pero que cualquier desaceleración sería “muy leve” y que la economía estadounidense es lo suficientemente resistente como para sobrellevar las turbulencias.

“No creo que haya una recesión. Si la hay, será una recesión muy leve. Es decir, bajaremos ligeramente”, dijo Biden en una entrevista con CNN.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó el martes su previsión de crecimiento de Estados Unidos para 2022 al 1,6% y la mantuvo en el 1% para 2023. Recortó su previsión de crecimiento mundial para 2023 y advirtió de un empeoramiento de las perspectivas de la economía mundial.

PUBLICIDAD

Biden repasó los logros legislativos destinados a recortar los costes de los hogares estadounidenses, como las disposiciones sobre el precio de los medicamentos de la Ley de Reducción de la Inflación, y dijo que amortiguarían el golpe de cualquier estancamiento o desaceleración y señaló su desconfianza en las advertencias de los expertos.

“Cada seis meses dicen esto”, dijo sobre las advertencias de recesión. “Hay tanto que se ha logrado que la idea de que hay algo... hay una automaticidad en una recesión, y simplemente no... no está ahí”.

Preguntado rotundamente si el pueblo estadounidense debería prepararse para una recesión, Biden respondió: “No”.

PUBLICIDAD

Biden ha dicho en repetidas ocasiones que no espera una recesión, a menudo en desacuerdo con los republicanos o los analistas que predijeron una recesión. El presidente dijo a Associated Press en junio que una recesión “no era inevitable”; pero desde entonces, la Reserva Federal ha mantenido agresivas subidas de tipos y la inflación se ha mantenido obstinadamente alta, estrechando el camino para un llamado aterrizaje suave que enfríe el crecimiento de los precios sin una recesión.

El estado de la economía es un posible lastre para los demócratas de cara a las elecciones de mitad de mandato de noviembre, en las que Biden está haciendo campaña para mantener las escasas mayorías en una o ambas cámaras del Congreso. Abundan las advertencias de que la economía estadounidense está preparada para una desaceleración o contracción: el director general de JPMorgan Chase & Co. Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan Chase & Co. (JPM), dijo esta semana que es “probable que los vientos en contra pongan a EE.UU. en algún tipo de recesión de aquí a seis o nueve meses”.

La Fed no pronostica oficialmente una recesión, pero sus funcionarios esperan que el desempleo aumente durante el próximo año y su presidente, Jerome Powell, ha advertido que puede haber dolor económico debido a las fuertes subidas de tipos del banco central.

La Fed está preparada para llevar a cabo su cuarta subida consecutiva de 75 puntos básicos cuando se reúna a principios del próximo mes, justo días antes de las elecciones de mitad de mandato.

“En este momento, los mayores riesgos provienen de endurecer demasiado poco y permitir que una inflación muy alta persista y se arraigue en la economía”, dijo el martes la presidenta del Banco de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, durante un evento con el Club Económico de Nueva York.

El Departamento de Trabajo publicará las últimas cifras de inflación el jueves, la última publicación antes del día de las elecciones. La estimación media de los economistas encuestados por Bloomberg es de una tasa anual del 8,1%, la más baja desde febrero.

PUBLICIDAD

Una encuesta de Monmouth realizada a finales de septiembre mostraba que el 82% de los estadounidenses consideraba que la inflación era una cuestión extremadamente importante o muy importante y que el 30% aprobaba la gestión de Biden en este asunto. En cuanto al empleo y el desempleo, el 68% dijo que el tema era extremadamente o muy importante, y el 43% aprobaba al presidente.

--Con la ayuda de Jonnelle Marte, Nancy Cook y Eric Martin.

PUBLICIDAD