Uruguay

En el país con la moneda más fuerte de América Latina, el dólar sigue siendo rey

El que ahorró en pesos en este país sudamericano le ganó a la divisa norteamericana por más del 8% en 2022, pero la mayoría de los depósitos siguen siendo en dólares

El dólar sigue siendo rey en Uruguay.
14 de octubre, 2022 | 11:16 AM

Lea esta historia en

Inglés

Buenos Aires y Montevideo — A pesar de que la mayoría de los países latinoamericanos ha logrado dejar en el retrovisor las crisis cambiarias e inflacionarias, el dólar sigue estando en el centro de la escena para los analistas y economistas por estas latitudes. Y no solamente para los expertos. En Uruguay, el país con la moneda más fuerte de la región durante el último año, la divisa norteamericana sigue siendo rey para los ahorristas.

Los datos lo reflejan. A pesar de que el peso uruguayo se haya apreciado por más del 8% frente al dólar en lo que va de 2022 –el mejor desempeño para una moneda latinoamericana en lo que va del año–, y por casi 10% desde marzo de 2020, más del 74% (US$27.387 millones) de los depósitos bancarios a agosto de este año estaban denominados en dólares.

Es prácticamente la misma proporción que reportó el Banco Central del Uruguay (BCU) hace un año.

PUBLICIDAD

En ese sentido, la fortaleza del peso, impulsada en parte por las reiteradas subas de tasas por parte del BCU, y respaldada por el incremento en los precios internacionales de los commodities que exporta el país, no está logrando generar un cambio en las preferencias de ahorro de los uruguayos.

Ni los más instruidos

Tampoco se está viendo una transición al ahorro en pesos en un segmento de la población uruguaya que se puede considerar instruido en asuntos de finanzas personales y economía. Hace cinco años que el economista Ignacio Munyo les pregunta a sus alumnos de MBA cuántos de ellos eligen la moneda local por sobre la norteamericana, y quienes responden afirmativamente nunca superan el 3%.

La gente sigue teniendo una confianza inexplicable en el dólar, desde el punto de vista de hoy, pero que sí tiene una explicación histórica”, contó a Bloomberg Línea el economista Ignacio Munyo.

PUBLICIDAD

Y el director ejecutivo de CERES complementó: “Está muy arraigado culturalmente en un país que tuvo en el pasado inflación, aunque una persona sub-30 o sub-40 tampoco convivió con hiperinflaciones. No hay una inflación como la que se ve en Argentina que genere que la gente se vaya al dólar como refugio”.

En el mismo sentido opinó Jerónimo Nin, gerente de Inversiones de Nobilis: El Uruguay ha vivido muchos años de alta inflación y de sucesivas crisis cambiarias que han vuelto al dólar una herramienta con la cual las familias intentan cubrirse de este fenómeno”.

¿Por qué el dólar sigue siendo rey en Uruguay?

De acuerdo al análisis del mismo BCU, el ahorro en dólares se debe a varias razones, y entre ellas aparece el trauma de experiencias de alta inflación en el país en las últimas décadas.

En primer lugar está el scarring [las cicatrices] de los episodios históricos de inflación del pasado, y la persistencia de una inflación elevada”, afirman desde el Área de Comunicación del BCU, ante la consulta de Bloomberg Línea. A lo largo de la última década, la suba de precios en Uruguay en términos anuales ha oscilado entre el 4,5% y el 11,5%, mientras que podría cerrar el 2022 en torno al 9,0%.

La autoridad monetaria que hoy conduce el economista Diego Labat también señaló “un fenómeno de dolarización cultural vinculada a la dolarización de los precios de inmuebles y bienes durables, mayormente importados”.

Y por último, advirtieron que “los hogares uruguayos han aprendido que los ahorros en dólares tienen propiedades de cobertura, en tanto que en los episodios pasados de crisis grandes caídas de los ingresos de los hogares asociados al ciclo de actividad estuvieron asociados a ganancias de capital sobre los ahorros en dólares”.

PUBLICIDAD
El peso uruguayo es la moneda más fuerte de América Latina en lo que va de 2022.dfd

Cuán problemática es la dolarización en Uruguay

Para el economista Ignacio Munyo, la alta dolarización de los depósitos bancarios en Uruguay “es problemática”, porque “una economía bimonetaria limita las posibilidades de la política monetaria”.

“Siempre está la expectativa mayor a lo que termina pasando de que pueda subir el dólar, aunque si uno agarra series históricas, puede demostrar que convenía ahorrar en unidades indexadas por inflación, por lejos”, agregó.

Además, el analista señaló que en un contexto en el que la inflación de Estados Unidos viaja a un ritmo del 10% anual, los uruguayos que ahorran en dólares enfrentan una “pérdida del poder adquisitivo muy importante” de la que “no se dan cuenta”. En los últimos años, esa merma en el poder de compra a nivel internacional ha sido del 20%, según el director de CERES.

PUBLICIDAD

Mejorar esto es un proceso muy lento de educación financiera, que no está muy metido hoy en el sistema educativo uruguayo”, señaló.

Medidas para fomentar el ahorro en pesos

Para Nin, de Nobilis, “el alto grado de dolarización es una característica difícil de modificar en el corto plazo, que se debe enfrentar con mucho compromiso, una fuerte institucionalidad y buena gestión por parte del BCU”.

PUBLICIDAD

Un factor que ha ayudado en los últimos 20 años fue la creación de la unidad indexada, que permite a los inversores ahorrar en moneda local, pero con protección ante la inflación ... No olvidemos que su creación es relativamente reciente”, agregó.

Al igual que Munyo, también hizo hincapié en la educación financiera. “Todavía existe mucho desconocimiento de las ventajas de ahorrar en moneda local: Nosotros hemos estudiado los últimos 50 años y vemos que la inflación ha sido superior a la devaluación, y por eso creemos que ahorrar en unidades indexadas debería ser una pregunta obligada en cada conversación sobre inversiones”, afirmó.

      • La inversión estrella en pesos hoy en Uruguay: “Este escenario particular, nos hace preferir las inversiones a corto plazo o lo que técnicamente llamamos el tramo corto de la curva nominal, más precisamente en las Letras de Regulación Monetaria entre 90 – 180 días dado que brindan un rendimiento atractivo, tanto en términos nominales como reales, mientras minimizan el riesgo de precio al cual estamos expuestos. Creemos que quizás en unos meses puede hacer más sentido tomar algo más de riesgo de duration o tasa de interés en la curva de pesos nominales pero que todavía no es el momento adecuado”, opinó Nin.
      • Instrumentos en Unidades Indexadas: Para Nin, “esta herramienta sigue siendo una muy buena alternativa para todos aquellos individuos que desean obtener una rentabilidad que les permita cubrir sus gastos en pesos, ya que los retornos se han incrementado y Uruguay paga tasas de interés reales atractivas”.

La postura del BCU

Ante la consulta de este medio, el Área de Comunicación del BCU sostuvo que fomentar el ahorro en pesos “sí” es una prioridad para la entidad.

PUBLICIDAD

“En la actualidad el BCU tiene entre sus iniciativas identificar potenciales cambios regulatorios que puedan contribuir a incentivar el ahorro en pesos”, señalaron, agregando que “en 2022 se incluyó en la Rendición de Cuentas una de esas medidas, que rebaja las alícuotas de IRPF para las opciones de inversión en moneda doméstica”.

Además, aunque consideraron que la dolarización no representa un “riesgo sistémico” resaltaron que el BCU tiene “un conjunto de más de 10 iniciativas de revisión regulatoria bajo estudio”.

“El crecimiento del sistema financiero tiene que darse sobre la base del crecimiento de los mercados en moneda nacional”, concluyeron.

PUBLICIDAD