Brasil en español

Lula y Bolsonaro compiten para conquistar el voto de los más pobres de Brasil

Ambos candidatos hicieron esta semana campaña en el noreste del país, que es históricamente una de las regiones más empobrecidas

Un vendedor vende camisetas en apoyo de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, durante el festival Cirio de Nazare en Belem, Brasil, el sábado 8 de octubre de 2022.
Por Andrew Rosati y Simone Iglesias
14 de octubre, 2022 | 10:53 AM

Bloomberg — El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y el actual mandatario, Jair Bolsonaro, están tratando de sumar nuevos votantes a sus filas a medida que se cierra la carrera presidencial. Ambos candidatos hicieron campaña el jueves en el noreste del país, donde intentaron convencer a los habitantes de una de las regiones más pobres con sus planes de gobierno o sus promesas.

Lula, que gobernó el país de 2003 a 2010, ganó la primera ronda de la votación con un 48% de apoyo a principios de este mes. Bolsonaro obtuvo el 43%. Como ninguno de los dos consiguió la mayoría simple necesaria para ganar de forma absoluta, se enfrentarán en una segunda vuelta electoral el 30 de octubre.

Lula estuvo en un evento en Aracaju, capital del estado de Sergipe. Desde ese lugar aseguró que negociaría con la federación bancaria brasileña y con los principales minoristas para dar más crédito a los que menos ganan en el país, si es elegido.

PUBLICIDAD

“El gobierno puede crear un fondo de garantía para dar financiación a las personas de bajos ingresos”, dijo Lula a los periodistas en el marco del evento. El fondo cubriría los costos en caso de que las deudas no sean pagadas, dijo, agregando que hasta 80 millones de brasileños tienen deudas menores al equivalente a US$760.

Un importante pilar de apoyo a Lula proviene de los nueve estados que conforman el noreste, históricamente una de las regiones más empobrecidas de Brasil y un bastión del Partido de los Trabajadores. Más de dos tercios de los votantes apoyan a Lula, según la encuesta de Quaest.

Pero después de una primera vuelta mejor a lo esperado, Bolsonaro, de 67 años, está tratando de hacer nuevas incursiones en este segmento de la población.

PUBLICIDAD

El mandatario realizó su primera visita al noreste desde la primera ronda, haciendo una parada en el estado natal de Lula, Pernambuco. Allí, defendió su gestión de la pandemia y se disculpó por los comentarios realizados durante el punto álgido de la crisis.

El presidente fue objeto de críticas en su país y en el extranjero por comparar el coronavirus con “un pequeño resfriado” y poner en duda la eficacia de las vacunas. Casi 700.000 personas murieron de Covid-19 en Brasil, el mayor número de víctimas mortales del mundo, por detrás de Estados Unidos.

“Creo que hice todo lo posible en la lucha contra el Covid-19”, dijo a los periodistas en la ciudad costera de Recife. “Puede que haya habido alguna exageración por mi parte. Pido disculpas, pero es parte de la emoción”.

Lula ganaría por un amplio margendfd

Lo que dicen las encuestas

En la segunda vuelta, el expresidente se llevaría el 54% de los votos válidos, que excluyen los votos en blanco y nulos, según una encuesta publicada por Quaest el jueves. Bolsonaro obtendría el 46%. Pero cuando los datos fueron ponderados por los votantes con mayor probabilidad de presentarse el día de las elecciones, Quaest encontró que el apoyo de Lula se redujo al 53% contra el 47% de Bolsonaro.

La encuesta, encargada por la correduría Genial Investimentos, entrevistó a 2.000 brasileños entre el 10 y el 12 de octubre, con un margen de error de más o menos dos puntos porcentuales.

Otra encuesta publicada por AtlastIntel también apuntaba a una carrera más competitiva, con Lula obteniendo el 52,4% de los votos válidos, frente al 47,6% de Bolsonaro. La encuestadora entrevistó a 4.500 personas entre el 8 y el 12 de octubre, con un margen de error de más o menos un punto porcentual.

PUBLICIDAD

Las principales encuestadoras no lograron captar totalmente el apoyo al presidente derechista y sus aliados, en algunos casos subestimando a Bolsonaro por casi 10 puntos porcentuales.

-- Con la ayuda de Bruna Lessa e Isadora Calumby.

PUBLICIDAD