Guatemala

Así es como La Antigua Guatemala puede ser un polo para atraer nómadas digitales

Ciudades de Latinoamérica se encuentran en el radar de esta fuerza laboral, y varios departamentos del país son atractivos para este segmento

Cada vez más latinoamericanos se unen a este estilo de vida, que aún enfrenta retos, pero que se amplía a más ciudades de la región.
15 de octubre, 2022 | 08:28 AM

Lea esta historia en

Inglés

Guatemala — La región está apostando por facilitar el trabajo a estos profesionales a través de la creación de espacios de coworking, mejorar la conexión a Internet y permitir este estilo de vida, por lo tanto, Guatemala y algunas de sus ciudades como La Antigua Guatemala, tienen un imán que no pasa desapercibido por los nómadas digitales.

Pero, se imagina usted cómo se las arregla una persona que ha logrado trabajar en al menos 38 países y convertirse en una referencia de un estilo de vida retador, en la mayoría de ocasiones, porque implica garantizar la conectividad en el destino seleccionado, adaptación cultural, entre otros.

Un ejemplo de ello es la joven guatemalteca, Soraya Koivisto Rodríguez, creadora de Viajeras Nómadas Digitales, una comunidad que capacita a las personas para convertirse en nómadas digitales, y últimamente ha observado que esta tendencia ha ganando adeptos de todas partes del mundo.

PUBLICIDAD

Según datos recopilados por Viajeras Nómadas Digitales, el 90% de sus estudiantes son mujeres que buscan rediseñar sus metas profesionales de una manera más global, algunas de ellas son profesionales que han tenido una amplia trayectoria en empleos corporativos tradicionales y se sienten atrapadas en una rutina automatizada, pero con ganas de experimentar otro estilo de vida sin desvincular sus objetivos profesionales y planes de viaje.

En el caso de los hombres latinoamericanos, muchos buscan empezar desde cero con un primer empleo remoto en el sector tecnológico.

“Actualmente, los nómadas digitales venimos de diferentes países sin importar la edad, género o trayectoria profesional. Así que no hay que sentirse limitado a seguir un modelo, ya que el nomadismo digital es un estilo de vida que va acompañado de una forma de ver las oportunidades sin barreras geográficas”, comentó Soraya a Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

Además, muchos países se están preparando y adaptando para recibir a este perfil de viajero al desarrollar nuevas políticas migratorias para atraerlos, afirmó la guatemalteca.

En ese sentido, Luis Betancourt, nómada digital de medio tiempo, asesor y conferencista de Marketing Digital compartió con Bloomberg Línea, que muchos países están habilitando tipos de visas especiales para nómadas digitales lo que demuestra no sólo su viabilidad sino su importancia en este momento histórico.

Según la guatemalteca, el nomadismo digital es un estilo de vida que va acompañado de una forma de ver las oportunidades sin barreras geográficas.dfd

Más allá de un estilo de vida

Según cifras de ABrotherAbroad, en la actualidad existen alrededor de 35 millones de nómadas digitales en el mundo, de los cuales el 76% son europeos o descendientes, y sólo el 10% pertenecen a una población identificada como latinoamericanos-hispanos.

“El nomadismo digital se está volviendo más diverso que nunca, ya que ahora no se trata de un tipo de pasaporte, sino de la preparación a la demanda digital. Cada vez más latinoamericanos se unen a este estilo de vida, y con el talento que existe en la región el potencial se fortalecerá y seguirá creciendo en los próximos años”, explicó la creadora de Viajeras Nómadas Digitales.

Por otro lado, Lorena Bin de Gálvez, consultora en mercadeo especializada en Neurociencia y Neuromarketing conversó con Bloomberg Línea y enfatizó, que la tendencia del nómada digital empezó hace más de 10 años gracias a la apertura y disponibilidad de acceso a trabajo remoto, plataformas freelance que permiten horarios flexibles.

Por lo anterior, consideró que seguirá en auge y se incrementó durante la pandemia. Incluso países como Portugal están diseñando sus sistemas de impuestos para estadías de corto plazo y considerarlos dentro de la economía.

PUBLICIDAD
Actualmente, existen alrededor de 35 millones de nómadas digitales en el mundo, y sólo el 10% pertenecen a una población identificada como latinoamericanos-hispanos.dfd

Bin de Gálvez detalló algunos factores para facilitar las condiciones que requieren los nómadas digitales y son:

  • Garantizar la conectividad a internet de alta velocidad.
  • Seguridad, ya que los nómadas digitales disfrutan de espacios de ocio, conexión y conocer a personas de su tribu o del lugar.
  • También, los esquemas de contratos y precios atractivos en hospedaje, Airbnbs para estadías de entre 3 y 4 meses en promedio.

El ranking del nómada digital

La empresa de tecnología británica CircleLoop elaboró el Digital Nomad Index 2021, en el que clasificó a 85 países de acuerdo a las facilidades que brindan para practicar el nomadismo digital.

Entre el top 10, se lleva el primer lugar, Canadá como el mejor país para ganarse la vida de esta manera, especialmente por ser un centro de grandes hubs tecnológicos y tener un entorno muy amigable. Le siguen el Reino Unido, Rumania, Suecia, Dinamarca, Francia, Países Bajos, Australia, Suiza y Alemania

PUBLICIDAD

Entre los países menos recomendables para aventurarse en esta práctica se encuentran: Kenya, Ghana, Myanmar y Nigeria.

En el caso de Guatemala se ubicó en el puesto 69 de 85 países con un punteo total de 36.84, entre Jamaica y El Salvador, quiere decir, levemente por debajo de la media.

PUBLICIDAD

Betancourt, agregó que el resultado del ranking indica que Guatemala ya está en el radar, pero que todavía hay muchísimas oportunidades para subir posiciones si logra superar un par de banderas rojas en temas de conectividad y seguridad como la mayoría de ciudades de Latinoamérica ubicadas en el ranking.

Además, consideró que la tendencia explotó con la pandemia del Covid-19, la población trabajadora se vio obligada a trabajar desde casa, y notaron que en realidad podían hacer su trabajo desde cualquier lugar con internet, “así que muchos dejamos nuestras casas y dimos el salto”, afirmó.

Temas de conectividad y seguridad son temas claves que evalúa este tipo de viajero en ciudades de Latinoamérica.dfd

Guatemala en el radar ¿Qué sigue?

Para Leonardo Rodríguez, estratega digital y conferencista internacional, comentó a Bloomberg Línea que el nómada digital busca alejarse del bullicio, tráfico, y prefieren lugares remotos donde se garanticen temas de conectividad, pero al mismo tiempo, sea un lugar tranquilo, incluso, donde puedan encontrar comunidades de apoyo, y un ejemplo de ello es La Antigua Guatemala.

PUBLICIDAD

Otro aspecto, para poder atraer a este segmento es contar con una infraestructura adecuada para que puedan movilizarse de manera segura, rápida y confiable, recomendó.

La brecha digital que aún tiene Guatemala es otro de los retos a superar, porque aparte de la cobertura, también hay un aspecto de costos, que está alto a comparación de otros países, por lo tanto, son aspectos poco atractivos para quienes buscan instalarse y poder trabajar de manera remota, enfatizó Rodríguez.

La promoción del país y cómo se vende a nivel internacional, también son tomados en cuenta, las ventajas son la estabilidad macroeconómica del país, el tamaño de la economía, el desarrollo poblacional y la calidad de vida, que en estos temas Costa Rica y Panamá lo han hecho mejor, resaltó el estratega digital.

PUBLICIDAD

Bin de Gálvez analizó que los departamentos de Guatemala en donde se encuentran nómadas digitales y que les atraen son: Antigua Guatemala, Atitlán, Quetzaltenango, Izabal y áreas de playa en el Pacífico Sur son algunos puntos atractivos para esta tribu.

Existen algunos nómadas digitales viviendo en los departamentos mencionados, y lo que sucede es que existen ciudades que reúnen mejores condiciones urbanas, entretenimiento y costo de vida que son factores determinantes, así como el tema migratorio y apertura para el extranjero, agregó la profesional.

¿Cómo sobreviven los nómadas digitales?

Betancourt refirió que un nómada de digital es algo parecido a un exportador, pues venden sus servicios o productos internacionalmente (cobrando a través de plataformas con Stripe o Paypal) y consumen localmente.

Por lo general, tienen cuentas bancarias en Estados Unidos o algún país de la Unión Europea y cuentan con una tarjeta débito que les permite retirar dinero, consumir o hacer compras en los destinos que eligen para vivir temporalmente.

Bin de Gálvez explicó que sus cobros lo hacen vía plataformas de pago, criptomonedas y conversiones a moneda local, en donde el acceso a cajeros automáticos, billeteras virtuales es clave en sus operaciones y gestiones financieras.

Lilian Reanda, nómada digital en tecnología, indicó a Bloomberg Línea que la forma en que sobreviven en los países donde se encuentran varían, por ejemplo, pueden ser depósitos bancarios, PayPal, criptomonedas, y las compras se hacen en línea, con tarjeta o sacando dinero en efectivo.

Para el trabajo remoto debe existir una garantía de conectividad y para sobrevivir manejan efectivo, tarjetas de débito, criptomonedas, entre otros.dfd

Desafíos para los latinoamericanos

Falta de capacitación para la demanda global, mentalidad pesimista y seguir patrones culturales, son algunas de las limitaciones que enfrentan.

En ese sentido, Soraya Koivisto Rodríguez, creadora de Viajeras Nómadas Digitales explica algunos de los desafíos y limitaciones de los latinoamericanos en su camino a convertirse en nómadas digitales:

  • Falta de capacitación para la demanda global: Si bien existe talento en Latinoamérica, muchos profesionales no están preparados con las habilidades que el mundo necesita hoy en día, como hablar inglés o manejar herramientas digitales, ya que provienen de entornos laborales tradicionales.

Cuando el interés es tener un sueldo en una mejor moneda que implica conseguir clientes o empleadores de cualquier lugar del mundo, se debe trabajar primero en mejorar el perfil profesional para que sea más competitivo en la demanda de talento internacional.

  • Mentalidad pesimista: Al momento de aplicar a trabajos remotos, muchas mujeres talentosas se retraen por no cumplir el 100 % de los requisitos cuando lo ideal es aplicar si cumples con el 60%. Esto se debe a la falta de mentalidad emprendedora y síndrome del impostor, que las hace sentir poco capaces de alcanzar grandes retos profesionales cuando tienen un gran potencial para lograr lo que se propongan.

Esta situación no pasa con frecuencia en los hombres latinoamericanos, quienes aplican a los empleos remotos así no tengan todas las habilidades solicitadas.

  • Repetición de patrones culturales: Si bien la generación de los mileniales es la que tiene mayor interés en el nomadismo digital, las tradiciones familiares, el actuar según las expectativas de la sociedad, y el miedo a hacer las cosas de manera diferente son comportamientos que siguen arraigados en la cultura latinoamericana. Convertirse en nómada digital requiere de un cambio de mentalidad y actitud frente al mundo, como estar dispuesto a salir de la zona de confort y adaptarse a las necesidades del mercado global.
PUBLICIDAD