Chile

Chile dispuesto a más ayuda social antes de recuperación económica

“Vamos a seguir trabajando para adelantarnos a instancias o momentos particularmente complejos para los hogares de menores recursos”, dijo el Ministro de Hacienda

Chile está dispuesto a dar más ayudas sociales antes de su recuperación económica
Por Maria Eloisa Capurro y Matthew Malinowski
16 de octubre, 2022 | 08:54 AM

Bloomberg — El Gobierno chileno está preparando medidas para aumentar la productividad y está dispuesto a incrementar la ayuda a las familias de bajos ingresos ante una recuperación económica que no comenzará antes de mayo del próximo año, dijo en entrevista el ministro de Hacienda del país.

“Vamos a seguir trabajando para adelantarnos a instancias o momentos particularmente complejos para los hogares de menores recursos”, señaló Mario Marcel el viernes desde Washington, donde asiste a las reuniones anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. “Tenemos la voluntad y tenemos, dentro de nuestro presupuesto, capacidad para reasignar y movilizar recursos en esa dirección”.

El economista de la Universidad de Cambridge intenta sacar a una de las naciones más ricas de América Latina de una fuerte recesión, sin alimentar una inflación anual que supera en más de cuatro veces la meta. Este año, Marcel redujo el gasto público y recientemente anunció un modesto aumento del 4,2% del gasto por encima de la inflación para el próximo año.

PUBLICIDAD

El Gobierno presentará propuestas para mejorar la productividad en las próximas semanas, adelantó Marcel, sin entregar detalles.

Mario Marcel, ministro de Hacienda de Chile, durante un evento en la Uiversidad Adolfo Ibáñez en Santiago de Chile, el 19 de agosto de 2022. Foto: Bloombergdfd

El banco central proyecta una contracción de hasta el 1,5% del producto interno bruto para el próximo año ante la disminución de la demanda interna y la inversión. Es un giro notable tras el crecimiento récord del 11,7% en 2021 impulsado por los estímulos.

Royalty minero

Los mercados financieros aplaudieron el nombramiento de Marcel en enero por considerar que aportaría moderación económica y responsabilidad fiscal al Gobierno de izquierda del presidente Gabriel Boric. Ya había sido elogiado en cargos anteriores, como presidente del banco central y director de Presupuesto.

PUBLICIDAD

En los primeros meses a cargo de la cartera de Hacienda, Marcel se convirtió en el principal artífice del plan económico estrella de Boric, una reforma fiscal que prevé aumentar los impuestos a los ricos para incrementar el financiamiento de servicios como la salud y las pensiones. También ha asumido el liderazgo en la presentación del plan ante los legisladores.

La próxima semana, el Gobierno presentará cambios a sus propuestas de royalty minero, que incluyen la reducción del componente del impuesto a las ventas, modificaciones a los tramos del impuesto a las ganancias y la introducción de la depreciación como un factor en este último, señaló.

“Vamos a generar una propuesta que va a generar una recaudación relativamente similar para el precio del cobre a largo plazo con el que estamos trabajando actualmente y tomando en cuenta las perspectivas de producción y de costos en la industria”, explicó Marcel.

Constitución moderada

Pero el panorama chileno no carece de desafíos, como se evidenció el miércoles cuando el banco central realizó su undécima alza de tasa de interés y dijo que era el fin de su ciclo de ajuste. Aunque los responsables de la política monetaria señalaron que las cifras de inflación han sido peores de lo esperado y que las proyecciones de los precios al consumidor siguen estando por encima de la meta, también destacaron una desaceleración del consumo, la creación de empleo y el crédito bancario.

Los legisladores están en medio de negociaciones sobre cómo proceder con los cambios a la Constitución del país después de que una nueva Carta Magna fuera rechazada el mes pasado en un plebiscito. Cualquier señal de lentitud en el avance del proceso constitucional, sumado a una economía débil, puede amenazar con revivir el malestar social que estalló en 2019.

Aunque las conversaciones están en curso, hay indicios de que el proceso será más ágil y estará mejor estructurado que la Convención Constitucional del año pasado, lo que facilitará el logro de acuerdos, dijo Marcel.

PUBLICIDAD

“Todo parece indicar que el proceso se encamina hacia algo que va a generar un resultado, una nueva propuesta constitucional bastante más moderada”, dijo.

Lea más en Bloomberg.com.

PUBLICIDAD