Finanzas personales

Caída de bonos emergentes en 2022 ya supera a la del 2008 por fortaleza del dólar

El índice de deuda de países en desarrollo muestra una caída más profunda que la que se vio una década y media atrás, en consonancia con lo que sucede en países centrales

Fotógrafo: Michael Nagle / Bloomberg
18 de octubre, 2022 | 08:05 AM

Lea esta historia en

Inglés

La agresiva política monetaria que vienen mostrando los bancos centrales del mundo, y en particular la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), sumado al ajuste en las condiciones financieras y el consecuente fortalecimiento del dólar generaron un incremento en los rendimientos de bonos soberanos y corporativos, situación que llevó a quienes invierten en este mercado a sufrir pérdidas de magnitud similares a las que se observaron en la mayor crisis financiera de este siglo

Tal escenario arrastró a los bonos de los mercados emergentes, entre los que se encuentran varios países de América Latina, generando grandes pérdidas en el sector de renta fija.

Si bien los mercados emergentes han mostrado un cierta resiliencia, por ejemplo, en lo que refiere a la performance de sus monedas, no pudieron escapar a un año que viene siendo muy malo para la mayoría de activos.

PUBLICIDAD

Los emergentes caen más que en 2008

Para tomar noción de la magnitud de las pérdidas, un informe del broker argentino Balanz Capital señala que esta situación “no tiene paralelo ni con lo evidenciado durante la crisis global de 2008″. En dicho año el índice de renta fija en dólares de mercados emergentes de Bloomberg experimentó una caída de 14,8%, mientras que en lo que va de 2022 (hasta el 17 de octubre) el retroceso es superior al 21%.

Gentileza de Balanz Capitaldfd

Incluso, si se desagrega por nivel crediticio, se observa que los bonos de emergentes con “grado de inversión” (es decir, los de mejor calidad percibida) sufren la peor caída desde que existe el indicador que los releva (a partir de 1997).

La situación no está circunscrita a este tipo de mercados: la renta fija estadounidense (según el índice US Aggregate) lleva una caída superior al 15% en 2022, la peor desde 1973, cuando comenzó a medirse, según explica Balanz Capital.

PUBLICIDAD

En lo que va del año, los bonos de mercados emergentes han sido de los activos más golpeados como reacción directa al contexto macroeconómico global”, explicó a Bloomberg Línea Lucas Buscaglia, analista de renta fija y macroeconomía de IOL invertironline. Y detalló: “A la fecha, el ETF (fondo cotizado) de bonos emergentes, el EMB de JP Morgan, ha registrado una caída superior al 28%, siendo así el peor año de este índice desde su creación, en 2007″.

Fuente: Google Financedfd

Buscaglia explicó que este ETF marca cuál ha sido la tendencia, y que el deterioro “se ha debido, principalmente, al ciclo de suba de tasas iniciado por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos”.

Fuente: BlackRockdfd

Las subidas de tasas no solo han causado un encarecimiento del crédito, sino que generaron también una subida importante del dólar (medido por el índice DXY) y un empeoramiento de las perspectivas sobre crecimiento, situación que terminó afectando de manera directa a los mercados emergentes”, resumió Buscaglia.

Fuente: BlackRockdfd

Para poner en contexto con lo que vienen sufriendo los activos financieros internacionales, se puede mencionar que en lo que va de 2022 el S&P 500 estadounidense lleva un retroceso cercano al 23%, mientras que la baja del Nasdaq ya es mayor al 32%.

¿Puede traer problemas de roll over de deuda?

El especialista Diego Ferro, que lidera el fondo M2M Capital en Wall Street, explicó a Bloomberg Línea que “cuando la gente que sigue bonos en Estados Unidos mira el sector no ve que sea un año particularmente malo para emergentes” dado que “a todos los índices de renta fija les fue pésimo”.

Ante la duda de si esto puede traer problemas a los estados y empresas latinoamericanos que necesiten renovar deuda en el mediano plazo, Ferro señaló: “En general, los países altamente endeudados están con problemas. Pero como los commodities están relativamente fuertes, muchos países tienen recursos para afrontar esta situación”.

PUBLICIDAD

Además, destacó que muchos países tienen la posibilidad de financiarse en moneda local y que “los bancos centrales han mantenido una política antiinflacionaria bastante buena”

Diego Ferro consideró que la situación de los países emergentes “no es mala”, aunque “ello no quiere decir que el momento actual no les afecte el financiamiento. “El Fondo Monetario Internacional sabe del problema y está trabajando con algunos países para evitar problemas de balanzas de pagos”.

Por otro lado, indicó que el mal momento para el precio de los bonos no pareciera representar una problema sistémico para los países emergentes, a menos que el problema se extienda mucho en el tiempo. “Puede ser un problema, específicamente, para los países que vienen haciendo las cosas mal”.

PUBLICIDAD

Por su parte, Norberto Sosa, director de Grupo IEB, proyectó un 2023 complicado para el mercado de crédito. “Los (ciclos de) endurecimientos monetarios que están ejecutando la mayoría de los bancos centrales están generando un contexto recesivo para el próximo año. Desde el punto de vista de los países emergentes, será más complicado mejorar sus resultados fiscales y es probable que los precios de las materias primas caigan, al menos en términos generales”.

Frente a este contexto recesivo, Sosa prevé que una eventual complicación en los resultados fiscales puede poner en riesgo los roll over de deuda de algunos países países.

PUBLICIDAD

Causas del escenario y cuándo llegará la recuperación

Al comenzar el año, la tasa de política monetaria de Estados Unidos se encontraba en el rango de 0-0,25%, mientras que las subidas han llevado el tipo de interés a 3-3,25% a fines de poner un freno a la alta inflación.

Esta situación ha golpeado a los mercados en general y prácticamente ningún indicador se ha salvado de la caída. Además, se espera que para fin de 2022 la tasa de política monetaria de la Fed se ubique en 4,25-4,50%.

“De acuerdo al Fed Watch Tool del Chicago Mercantile Exchanche, el mercado ya ha descontado además, un aumento de 25 puntos básicos en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed en febrero de 2023 y que dicho nivel de rango de tasas de 4,50/4,75 permanecería hasta diciembre del año que viene. Por lo tanto, es probable que parte de la deuda ya haya encontrado un piso, en especial la deuda de alta calidad crediticia de corta duration”, resaltó Norberto Sosa.

PUBLICIDAD

Sosa sostuvo que, a los fenómenos de subidas de tasas y un dólar fuerte se deben añadir lass tensiones a nivel geopolítico. “La invasión rusa a Ucrania genera riesgos en los países de Europa del Este, las fricciones entre China y Taiwán, generan riesgos en algunos países asiáticos. Por lo tanto, hasta que no se vea una compresión de spreads en la deuda de alta calidad crediticia, difícilmente se pueda registrar una recuperación significativa en la deuda emergente”.

¿Qué tener en cuenta a la hora de administrar un portafolio de deuda?

Norberto Sosa puntualizó que, cuando se administra un portafolio de deuda, se deben tener en cuenta, entre otros, tres grandes riesgos:

  • Duration
  • Moneda
  • Crédito

2022 viene siendo un año donde el mayor riesgo fue la duration, por eso los bonos largos del Tesoro de EEUU cayeron como el Nasdaq 100. El segundo riesgo fue la moneda. Para aquellos bonos emitidos en divisas que no fuesen dólares de EEUU, las caídas se potenciaron”, mencionó Sosa.

PUBLICIDAD

Mejor que algunos mercados desarrollados

Aún en el marco de una caída muy contundente, como se ha descripto, los bonos emergentes vienen mostrando una performance menos peor que la de algunos países desarrollados. Por ejemplo, el ETF compuesto en un 100% por bonos del gobierno del Reino Unido (el IGLT) lleva un retroceso de 26% en lo que va del año.

ETF de bonos soberanos británicosdfd

De todas formas, la situación es heterogénea: por ejemplo, el ETF SDEU, compuesto por bonos soberanos alemanes, cayó “apenas” un 11% en lo que va del año.

Resiliencia de las monedas emergentes

Un artículo publicado recientemente por Bloomberg destaca que la relativa resiliencia de los mercados emergentes en relación a las naciones desarrolladas ha empezado a llamar la atención de los gestores de dinero.

El reporte remarca que el índice de referencia para el tipo de cambio de los mercados emergentes tiene la mitad de las pérdidas de los desarrollados. Y sostiene que la tendencia continúa aún con la caída de los precios de las materias primas, clave para las economías de estos países.

El artículo destaca que el éxito de los países en desarrollo a la hora de capear parte de la volatilidad ligada al endurecimiento monetario de la Reserva Federal pone en duda la suposición de que serán el epicentro de cualquier colapso del mercado impulsado por el aumento de los rendimientos estadounidenses.

“En realidad, gran parte del dolor se está sintiendo en el Reino Unido y Europa, mientras que países como Brasil y México están viendo cómo sus divisas atraen a los inversores con jugosos rendimientos, resultado de algunas de las subidas de tasas más agresivas del mundo”, sintetiza la nota.

PUBLICIDAD