Actualidad

Huracán Roslyn se fortalece a categoría 4, amenaza costas del Pacífico mexicano

El centro del ciclón se encontraba a 240 kilómetros al oeste suroeste del puerto de Manzanillo, México, con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora

Huracán
Por Will Wade
22 de octubre, 2022 | 01:52 PM

Bloomberg — El huracán Roslyn se fortaleció hasta convertirse en un gran huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson y se pronostica que tocará tierra en la costa oeste de México el domingo, con vientos letales, lluvias torrenciales y amenazas de inundaciones repentinas.

Se espera que la tormenta traiga hasta 25 centímetros de lluvia a la región, lo que podría provocar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en áreas de terreno accidentado, dijo el sábado por la mañana el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

VER +
El cambio climático hizo que el huracán Ian tuviera 10% más de lluvia: científicos

En un reporte, dijo que el centro de Roslyn se encontraba a unos 240 kilómetros al oeste suroeste del puerto de Manzanillo, el estado de Colima, en México, con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora.

Es probable que Roslyn comience a debilitarse rápidamente cerca de tocar tierra a medida que avanza a través de las montañas de la Sierra Madre Occidental, convirtiéndose en un remanente bajo en 48 horas y disipándose poco después.

PUBLICIDAD

La trayectoria actual muestra que la tormenta se dirige a la costa mexicana, al norte de la ciudad turística de Puerto Vallarta. Puede causar hasta US$625 millones en daños, según estimaciones de Chuck Watson de Enki Research.

“Aunque es posible un debilitamiento a partir de esta noche, se espera que Roslyn siga estando cerca o con fuerza de huracán cuando toque tierra el domingo”, destacó el reporte.

La Coordinación Nacional de Protección Civil de México alertó sobre que Roslyn podría golpear el domingo como huracán de categoría 3 las costas del estado de Nayarit.

PUBLICIDAD

La temporada de huracanes termina oficialmente a finales de noviembre, y el riesgo de que una gran tormenta azote la región de la Costa del Golfo, que alberga importantes instalaciones de producción de petróleo y gas natural y capacidad de refinación, está disminuyendo.

Las condiciones climáticas extremas provocadas por el cambio climático han estado causando estragos en todo el mundo este año, entorpeciendo el comercio y elevando los costos en un momento en que la inflación se dispara. El huracán Ian azotó EE.UU. golpeando Florida el mes pasado y devastando la industria de cítricos del estado, valorada en US$6.700 millones.

VER +
El número de muertos por el huracán Ian asciende a 100 en EE.UU.

Lea más en Bloomberg.com