Honduras

“La inflación ha impactado a Honduras en magnitudes insospechadas”: presidenta del BCH

La presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), Rebeca Santos, dijo que el mayor porcentaje de la inflación viene de afuera, es decir, “no tenemos ningún tipo de control sobre ella”

Rebeca Santos, presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), durante su participación virtual en el evento de la Cepal.
25 de octubre, 2022 | 07:19 PM

Tegucigalpa — El entorno internacional se presenta más fragmentado, más frágil y más propenso a choques que pueden generar una crisis tras otra, dijo la presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), Rebeca Santos, y en ese contexto globalizado, “los eslabones más débiles de la cadena nos encontramos más desprotegidos y con mayores riesgos”.

De acuerdo con la funcionaria, Honduras, al ser una de las economías más pequeñas de la región, “enfrenta no solo los efectos de los choques externos y las crisis identificadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), sino que también una problemática estructural de alta vulnerabilidad social, ambiental y alimentaria”.

La presidenta del BCH dijo que la globalización ha afectado de manera asimétrica, profundizando la situación de pobreza que enfrenta el 70% de la población hondureña y provocando “mayor fragilidad ambiental, deterioro de nuestros recursos naturales, pérdidas en infraestructura económica y productiva, inseguridad alimentaria y rezago en la formación de capital humano”.

PUBLICIDAD

En junio de 2022, la inflación de Honduras alcanzó los dos dígitos por primera vez desde 2008, y aunque en agosto y septiembre ha mostrado señales de comenzar a ceder, sigue siendo uno de los principales desafíos de la economía nacional.

La inflación nos ha impactado en magnitudes insospechadas, deteriorando salarios y encareciendo la mínima canasta básica de nuestra población”, dijo Santos, quien habló en el trigésimo noveno período de sesiones de la Cepal, que concluye mañana.

La funcionaria parafraseó a la secretaria general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, Rebeca Grynspan, al indicar que “el mayor porcentaje de esta inflación nos viene de afuera, es decir, no tenemos ningún tipo de control sobre ella”.

PUBLICIDAD

Hacia un desarrollo sostenible

Durante el encuentro celebrado durante tres días en Buenos Aires, Argentina, la Cepal ha hecho un llamado a los países de la región a elevar el nivel de ambición y promover acciones para avanzar hacia un desarrollo sostenible e igualitario.

En ese espacio participan altas autoridades de la región, investigadores, académicos de renombre mundial, representantes de la sociedad civil y funcionarios internacionales, debaten en torno al documento institucional titulado Hacia la transformación del modelo de desarrollo en América Latina y el Caribe: producción, inclusión y sostenibilidad, en el cual el organismo plantea a los países su propuesta de recuperación y desarrollo sostenible en el nuevo contexto global y regional.

Sobre ese punto, Santos dijo durante su participación virtual que “el documento integra los temas centrales en términos de los desafíos que para la región de América Latina y el Caribe nos impone un modelo de economía globalizada, debilitado y en reconfiguración; choques externos cada vez más frecuentes que han conducido crisis en cascadas dentro de las que resaltan las inflacionarias, climáticas, energéticas y sociales”.

La funcionaria agregó que a este escenario se suma las secuelas de la pandemia de la covid-19, “que para algunos de nuestros países han dejado alta fragilidad sanitaria y en adición, la crisis de seguridad alimentaria que ya enfrentamos una buena parte de los países, no solo de la región sino de otras latitudes”.

Acciones para garantizar la seguridad alimentaria

Santos dijo que el gobierno, bajo la conducción de la presidenta Xiomara Castro, ha venido implementando diversas medidas, orientadas a fortalecer en primer lugar la Red de Protección Social y con subsidios focalizados en la población más vulnerable.

Además, otros enfocados a la población en su conjunto y al aparato productivo nacional, manteniendo la dinámica de crecimiento económico, priorizando los sectores productivos que garanticen la seguridad alimentaria y un conjunto de medidas monetarias y fiscales para contener las crecientes presiones inflacionarias “sin sacrificar prioridades impostergables en materia de inversión pública y privada”.

PUBLICIDAD

El país centroamericano es el único en la región que no ha modificado la tasa de política monetaria (TPM) en los últimos meses como medida para enfrentar las presiones inflacionarias. El BCH mantiene este indicador en 3.00% desde noviembre de 2020.

Una economía estable es importante, pero no debe no erigirse por encima del bienestar común”, dijo la funcionaria. “En consecuencia, las instituciones están obligadas a ajustar su modelo macroeconómico, reconociendo las enormes fragilidades que enfrentamos a lo interno de nuestros países. Las viejas recetas y paradigmas requieren también ser reconfiguradas”.

Sociedades más resilientes

En su criterio, el paradigma de la globalización para países como Honduras y muchos de los que integran la región de Latinoamérica y el Caribe, “requiere un replanteamiento más acorde a nuestras realidades, tomando como actores centrales del mismo a la ciudadanía”.

PUBLICIDAD

Santos propuso hacer un balance para atender lo inmediato, mientras se construyen sociedades resilientes, considerando al menos tres dimensiones: la económica, la social y la ambiental, las cuales consideró una agenda impostergable.

“En este sentido, las propuestas que traza la Cepal son aspectos impulsores que pueden dinamizar la transformación productiva y estructural, así como la inversión y el crecimiento del empleo, y deben hacer parte de esta agenda regional a mediano plazo”, dijo la presidenta del BCH,

Al cierre de su exposición dijo que esta agenda permitirá funcionar en esta etapa de reconfiguración de la globalización, haciendo una lectura más humana y más inclusiva en consonancia a las diferencias económicas y sociales. “Hago un llamado a reconocer que no todos los países estamos en las mismas condiciones y los impactos a lo interno han sido de distintas magnitudes, en suma, aquí hay ganadores y perdedores”.

PUBLICIDAD