Startups

Reforma para dar prestaciones a trabajadores de apps causaría miles de bajas

La propuesta que plantea el Gobierno para las personas que se emplean en plataformas de delivery y movilidad está despertando un debate sobre la flexibilidad

Un repartidor de delivery, de Rappi. La reforma para dar prestaciones para trabajadores de apps de delivery y movilidad despierta un debate sobre la flexibilidad
25 de octubre, 2022 | 04:00 AM

Ciudad de México — Miles de trabajadores querrán estar fuera de las plataformas digitales si se aprueba en México la reforma para darles seguridad social y otras prestaciones, opinan analistas y políticos que se reunieron en el foro Plataformas digitales y Seguridad Social del futuro, organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La propuesta de reforma para dar prestaciones a trabajadores de apps de delivery y movilidad está despertando un debate sobre la flexibilidad que ofrecen estas plataformas digitales para generar ingresos.

En Suiza y en España, donde se ha regulado la relación laboral entre los trabajadores y las apps de economía colaborativa, las leyes han resultado contraproducentes para la industria.

PUBLICIDAD

En Suiza, debido a las nuevas reglas, el 80% se fue de la app de Uber Eats y se mantuvo sin trabajo por los siguientes seis meses, ejemplificó el senador Mario Zamora Gastélum, representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) e integrante de la Comisión de Ciencia y Tecnología.

En España, más de 10.000 repartidores dejaron las apps luego de que entrara en vigor la llamada Ley Rider, decretada en 2021, que convirtió a los socios de aplicaciones de la economía colaborativa en empleados asalariados, agregó Zamora.

Fernando Cota, jefe de Políticas Públicas y Asuntos de Rappi, dijo durante el foro que los conductores y repartidores son los protagonistas en esta iniciativa de reforma y que las plataformas les ofrecen “cientos de miles de oportunidades de autoempleo flexible”.

PUBLICIDAD

Además resaltó que “en los últimos 10 años la economía colaborativa ha permitido un aumento de ingresos del 10% anual para los repartidores en un momento en México en el que los ingresos salariales han crecido muy poco”.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social calcula que hay 500.000 colaboradores de aplicaciones en México, aunque la cifra puede ser de 800.000, dijo Cota.

¿Trabajadores de plataformas digitales prefieren la flexibilidad?

Los representantes de las plataformas Didi, Uber, Beat y Rappi, que participaron en el foro organizado por la UNAM, coincidieron en que los trabajadores de la economía colaborativa destacan la flexibilidad de horarios de estas plataformas digitales y que no están buscando una relación de subordinación con estas.

Sin embargo, algunos asistentes del público externaron su deseo de sí contar con prestaciones laborales.

En Chile, primer país de América Latina donde se reguló el trabajo en apps, la regulación es híbrida, es decir, los colaboradores repartidores o conductores deciden si quieren recibir prestaciones y estar bajo una relación de patrón y empleado o seguir como independientes.

Fernando Arab, subsecretario del Trabajo de Chile, dijo durante su participación que en su país más del 80% decidieron ser independientes tras la regulación.

PUBLICIDAD

Cota, de Rappi, citó la ‘Encuesta Nacional de Conductores y Repartidores de Aplicaciones en México 2021′ de Quadrant Strategies, el cual señala que “el 66% de los conductores y repartidores dejaría este modelo si pierden esta flexibilidad sencillamente porque no se adapta a sus particularidades y estilo de vida”.

Quadrant Strategies, consultora e investigadora de mercados con sede en Washington, encontró que el 90% de conductores y repartidores mexicanos prefieren controlar su propio horario, incluso sin beneficios, a tener un horario fijo con más beneficios.

Tonatiuh Anzures, director de asuntos con Gobierno de DiDi México, dijo a Bloomberg Línea que se está viendo una megatendencia y que “aquellos países que trataron de regular con miras a enfocar y amarrar esta industria a un esquema obrero patronal tradicional tendieron a fracasar” y los repartidores y conductores prefirieron dedicarse a otra cosa”.

PUBLICIDAD

Las regulaciones mal diseñadas incluso pueden llevar a la industria a reducir los tamaños de la plataforma y prescindir de los socios, agregó Anzures.

Esto ocurre cuando la regulación se hace antes de llevar a cabo un diálogo, señaló Cota, de Rappi.

PUBLICIDAD

“No hay que hacer de la regulación una camisa de fuerza’', agregó en entrevista con Bloomberg Línea, Daniel Rosado Méndez, director de Política Públicas en Beat México.

Nicolás Sánchez, director de Políticas Públicas de Uber para México, dijo a Bloomberg Línea que se necesita estudiar cómo regular sin dejar la flexibilidad del modelo y encontrar el equilibrio para brindarles seguridad a los socios.

Para Anzures, de Didi, este es un momento histórico en temas de seguridad social: “Nos enfrentamos al modelo laboral mexicano binario donde esencialmente o se es un trabajador bajo un esquema tradicional obrero patronal o no”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la presidenta de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, Angélica Ivonne Cisneros, dijo durante su intervención que el objetivo de esta reforma laboral y del seguro social no es quitar la flexibilidad a estas plataformas.

“Estamos ante una realidad nacional e internacional en donde existen nuevas formas de trabajo y una de esas nuevas formas de trabajo implica justamente la flexibilidad, pero necesita ser reconocido”, dijo Cisneros, diputada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La legisladora propuso en el foro que las contribuciones de las plataformas digitales para el seguro social de sus trabajadores no se calculen por el tiempo que prestan laborando. “La base de contribución del empleador y del empleado tendría que ser el ingreso promedio que se va acumulando cada mes”.

PUBLICIDAD