Economía

Costo de estímulos fiscales a gasolinas en México rebasa excedentes petroleros

El costo fiscal de los estímulos ascendió a MXN$314,693 millones a septiembre de 2022, de acuerdo el informe al tercer trimestre de Hacienda

El Gobierno de AMLO estima que al cierre de 2022 el costo anual de los estímulos del IEPS de combustibles ascenderá a MXN$395,400 millones.
30 de diciembre, 2022 | 03:53 PM

Ciudad de México — El costo de los estímulos fiscales a las gasolinas, los cuales activó al máximo el Gobierno para amortiguar la escalada inflacionaria, rebasó el monto de los excedentes petroleros de México, de acuerdo con el informe al tercer trimestre de 2022 de la Secretaría de Hacienda.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado en reiteradas ocasiones que con los ingresos excedentes por la venta de petróleo el Gobierno asumiría el costo de los estímulos fiscales al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra por cada litro de gasolina y diésel.

“Los excedentes petroleros los utilizaríamos para subsidiar los combustibles para que no aumente el precio de las gasolinas y diésel y que no nos afecte”, declaró el ocho de marzo, apenas unos días después del inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania que catapultó los precios del petróleo y elevó el precio de commodities clave para la inflación.

PUBLICIDAD

AMLO, como se le conoce al presidente, ha mantenido ese compromiso a lo largo de los meses, pero los datos de Hacienda muestran que al mes de septiembre los excedentes petroleros se quedaron por debajo del costo fiscal de los estímulos a los combustibles.

Los ingresos petroleros sumaron un billón de pesos entre enero y septiembre, cifra mayor a los MXN$794,336 millones previstos en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2022, es decir, se registró un excedente petrolero de MXN$212,128 millones al noveno mes del año.

Este desempeño se explicó por un mayor precio del petróleo, que en promedio pasó de US$60,7 por barril entre enero y septiembre de 2021 a US$92 por barril en idéntico periodo de 2022. Este precio observado a septiembre es mucho más alto que el precio aprobado en la LIF de US$55,1 por barril.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el alza en los petroprecios también ha implicado un costo fiscal para el Gobierno de AMLO.

El mayor precio del petróleo incrementó el costo de los combustibles, lo que bajo la política del Gobierno implicó activar el estímulo fiscal del IEPS, a fin de que los precios no aumentaran de manera drástica en medio de la inflación más alta en dos décadas.

El costo fiscal de esos estímulos ascendió a MXN$314,693 millones a septiembre, de acuerdo con los datos del informe trimestral de Hacienda.

Este monto se compone por MXN$208,622 millones que corresponden a los ingresos que estaban programados en la LIF a septiembre, pero que el Gobierno dejó de cobrar para dar los estímulos y estabilizar los precios de combustibles, y por MXN$106,071 millones que corresponden a los saldos negativos (subsidios) en la recaudación del IEPS que se han observado desde abril.

A pesar de que los excedentes petroleros han sido insuficientes para compensar el faltante en le recaudación que generan los estímulos, el balance general de los ingresos presupuestarios fue favorable al mes patrio.

Los ingresos presupuestarios del sector público sumaron MXN$4.9 billones entre enero y septiembre de 2022, esto es MXN$258,237 millones más que lo programado para el periodo y un aumento de 4,8% real anual en comparación con lo observado en el mismo periodo de 2021.

PUBLICIDAD

¿Excedente petrolero compensará costo de estímulos al cierre de 2022?

Hacienda de México estima que hacia el cierre de 2022 se revertirá el escenario observado a septiembre y los ingresos adicionales del petróleo sí compensarán el costo fiscal de los estímulos.

Se estima que al cierre de 2022 el costo total anual de los estímulos fiscales ascenderá a MXN$395,400 millones, mientras que se esperan mayores ingresos petroleros por MXN$397,800 millones, lo que implicaría que al final del año los excedentes cubrirían el hueco recaudatorio que dejaron los estímulos.

Los ingresos excedentes proyectados surgen de que Hacienda calcula que el precio promedio anual de la mezcla mexicana de exportación de petróleo se estima en MXN$93,6 por barril, cifra mayor a los US$55,1 por barril previsto en la LIF.

PUBLICIDAD

La plataforma de producción de petróleo se prevé cierre el año en 1,835 millones de barriles diarios, en lugar de los 1,826 millones de barriles diarios considerados durante el proceso de elaboración del presupuesto.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, dijo el viernes en la videoconferencia de prensa con motivo del informa trimestral de finanzas públicas que de haber mantenido el cobro del IEPS a los combustibles la inflación habría subido a 13% anual en lugar del nivel de 8,7% anual de septiembre, y la tasa de interés estaría en 12% en lugar de 9,25% actual.

PUBLICIDAD