Precio de la gasolina y diésel en Guatemala: arranca noviembre con leves bajas

Desde hace unas semanas el costo del galón del diésel supera al de ambas gasolinas y tendencia podría continuar

Gasolina
03 de noviembre, 2022 | 07:00 AM

Guatemala — Actualmente el diésel y bunker están con tendencia al alza por el inicio de la temporada invernal en el hemisferio norte ya que es un combustible que se utiliza para la calefacción.

Por lo anterior, la tendencia de que el precio del diésel continúe en los mismos niveles o aumente se debe a ese factor, especialmente.

El 2 de noviembre se registró una leve baja en los precios del galón de las gasolinas superior y regular, así como de diésel, para esta semana tanto en estaciones de servicio de la capital, como en los departamentos, aunque en estos últimos el precio varía y es más alto.

El galón de gasolina super tuvo una disminución de Q0.30 (US$0.38); la regular, Q0.40 (US$0.51) y el diésel Q0.50 (US$0.64).

PUBLICIDAD

Precio de la gasolina

Los precios reportados en diferentes gasolineras en modalidad autoservicio hasta el 2 de noviembre son los siguientes:

  • Superior Q36.69 (US$4.70)
  • Regular: Q35.49 (US$4.54)
  • Diésel: Q39.79 (US$5.09)

Por su parte, el Ministerio de Energía y Minas (MEM), informó sobre los precios de referencia del 01 al 7 de noviembre de la siguiente manera:

Ciudad Capital

PUBLICIDAD
  • Superior: Q36.25 (US$4.64)
  • Regular: Q35.00 (US$4.48)
  • Diésel: Q38.55 (US$4.94)

Países vecinos congelan precios

Según un artículo publicado por Bloomberg Línea, los precios de los combustibles han fluctuado sustancialmente en todo 2022. La cotización del barril en Nueva York abrió el año en US$75,21 y cerró ayer en US$88,87 –una subida acumulada del 18,8%– y llegó a tocar los US$130 y US$123 en marzo y en junio, respectivamente.

Para evitar la convulsión del bolsillo de los consumidores, algunos gobiernos como Panamá, El Salvador, República Dominicana y Nicaragua echaron mano de medidas como el congelamiento de precios.

En el caso de Guatemala no se aplican los precios tope, y es el Ministerio de Energía y Minas el ente encargado de monitorear constantemente los expendios de combustible, pero por ley no puede fijar su monto de comercialización.