EE.UU.

Nicole se debilita y pasa a ser tormenta tropical tras tocar tierra en Florida

Más allá de la rebaja, se esperan fuertes vientos tan lejos como en Carolina del Sur, y los niveles de agua podrían superar el metro y medio en algunas áreas

Imagen de Jensen Beach, Florida
Por Will Wade y Brian Wingfield
10 de noviembre, 2022 | 08:12 AM

Bloomberg — La tormenta Nicole se debilitó tras tocar tierra como un huracán en la costa este de Florida, pero sigue golpeando la región con fuertes vientos y lluvias.

El ciclón fue rebajado de categoría y tiene vientos máximos de 110 kilómetros por hora, de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. Su centro está a unos 100 kilómetros al sureste de Orlando.

Ahora hay una alerta de tormenta tropical para el área al norte de Boca Raton. El Centro Nacional de Huracanes discontinuó la vigilancia de huracanes para Lake Okeechobee.

PUBLICIDAD

Más allá de la rebaja, se esperan fuertes vientos tan lejos como en Carolina del Sur, y los niveles de agua podrían superar el metro y medio en algunas áreas.

Nicole, que avanza en dirección oeste-noroeste, podría traer hasta 6 pulgadas de lluvia a partes del sureste hasta el sábado.

Se prevé que la tormenta pase por el centro de Florida el jueves y por la región del Panhandle y Georgia el viernes.

PUBLICIDAD

Florida se prepara

Florida se ha estado preparando para la tormenta. El gobernador Ron DeSantis declaró emergencias en 34 condados y al menos 23 distritos escolares han cancelado las clases para el jueves. Los daños de la tormenta podrían superar los US$2.000 millones, según una estimación del miércoles de Kinetic Analysis Corp.

Nicole es una tormenta inusualmente extensa, que en un momento dado se extiende a 700 millas. DeSantis advirtió a los residentes a prepararse para los cortes de energía. Alrededor de 16.000 trabajadores de los servicios públicos estaban preparados para reparar las líneas que se caen.

La tormenta empapará partes del estado que todavía están lidiando con las inundaciones del huracán Ian, que golpeó a Florida hace seis semanas. Dejó sin electricidad a 2,6 millones de clientes, devastó la cosecha de naranjas y causó unos daños estimados en US$71.000 millones.

“Todavía está bastante anegado por Ian”, dijo Dan DePodwin, director de operaciones de previsión de AccuWeather.

Nicole es la decimocuarta tormenta con nombre de la temporada de huracanes de 2022 en el Atlántico, igualando la media a largo plazo pero muy por debajo de los 19 a 21 sistemas tropicales que los investigadores esperaban este año.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD