Negocios

Musk intensifica purga de ingenieros de Twitter que lo han criticado

A lo largo de las últimas 24 horas, alrededor de una docena de empleados han sido despedidos tras criticar a Musk abiertamente

Elon Musk
Por Kurt Wagner
15 de noviembre, 2022 | 01:49 PM

Lo que comenzó con el despido de dos ingenieros que habían trabajado en Twitter durante mucho tiempo tras sus críticas a Elon Musk se ha convertido en una purga, a medida que el nuevo dueño de la empresa se mueve para terminar con el disenso tanto a nivel interno como externo.

Según dos personas con conocimiento de la situación, a lo largo de las últimas 24 horas, alrededor de una docena de empleados han sido despedidos tras criticar abiertamente a Musk, que se ha descrito a sí mismo como un “absolutista de la libertad de expresión”.

En un caso, Musk anunció el despido en un tuit. Eric Frohnhoefer, quien trabajó en la aplicación de Twitter para android en dispositivos móviles, hizo referencia a un tuit de Musk con un comentario propio, diciendo que el entendimiento de Musk de un aspecto técnico de la aplicación estaba “equivocado”. Musk respondió y le pidió que profundizara sobre el asunto antes de escribir “Twitter es súper lento en Android. ´¿Qué has hecho para arreglarlo?”.

PUBLICIDAD

Luego de explicar su razonamiento en una serie de publicaciones, Frohnhoefer fue consultado por un usuario sobre por qué no había dado su parecer en privado. El ingeniero, que ha trabajado en Twitter durante más de 8 años, dijo: “Tal vez debería hacer preguntas en privado. Tal vez usando Slack o email”.

El lunes por la mañana, Musk escribió que Frohnhoefer había sido despedido. Frohnhoefer retuiteó esa publicación e incluyó un emoji de saludo que muchos empleados utilizaron cuando fueron despedidos a principios de este mes. Twitter y Frohnhoefer no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios sobre su situación.

Otro ingeniero, Ben Leib, también perdió su trabajo tras una publicación crítica con Musk, también relacionada a los tiempos de carga de la aplicación: “Como antiguo responsable técnico de la infraestructura de las timelines en Twitter, puedo decir con confianza que este hombre no tiene ni idea de lo que está hablando”. Leib, que trabajó en Twitter durante una década, confirmó a Bloomberg su despido el domingo.

PUBLICIDAD

Sasha Solomon, una ingeniera de software, publicó el lunes por la noche que fue despedida por un post crítico. “Lo dije antes y lo vuelvo a decir”, tuiteó. “Bésame el culo, Elon”. Otro ingeniero, Nick Morgan, tuiteó una captura de pantalla del correo electrónico enviado desde Recursos Humanos de Twitter que decía que había sido despedido después de que su “comportamiento reciente violara la política de la compañía.”

“Mi cuenta de Twitter estaba protegida en ese momento, así que sólo puedo asumir que esto fue por no mostrar 100% de lealtad en Slack”, tuiteó, refiriéndose a las comunicaciones internas de la compañía de Twitter. Morgan y Solomon no pudieron ser contactados para hacer comentarios.

Twitter se ha sumido en el caos desde que Musk tomó el mando a finales del mes pasado. Muchos trabajadores siguen molestos porque Musk despidió a la mitad de los más de 7.000 empleados de la compañía, incluyendo a la mayoría de los altos directivos, aproximadamente una semana después de su compra de US$44.000 millones.

El multimillonario también cambió rápidamente la cultura corporativa. Aunque antes no era habitual que los empleados desafiaran al liderazgo públicamente en Twitter, los trabajadores a menudo hablaban en los canales internos de Slack y por correo electrónico antes de que Musk apareciera, a veces publicando críticas o preocupaciones a toda la empresa.

Los cambios de Musk han llevado a una falta de comunicación interna en términos de quién está a cargo y cuáles son las prioridades de la compañía, dicen los empleados actuales y anteriores.

Los movimientos también han provocado la preocupación de que Twitter, con sede en San Francisco, sea vulnerable a averías del producto o a las interrupciones técnicas. El lunes, Twitter aplicó otra congelación de la implementación de desarrollos de software, deteniendo las actualizaciones de producto en la aplicación, y los empleados dicen que no se les dio una razón clara.

PUBLICIDAD

Parte de la motivación de Musk para la compra de Twitter fue aflojar las restricciones de contenido, y convertirlo en un destino para la “libertad de expresión” donde la gente puede decir cosas “escandalosas”. Hasta ahora, dicen los empleados, ese sentimiento no se extiende a sus políticas corporativas.

--Con la ayuda de Ed Ludlow.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD