Lula evalúa plan para recompensar a agricultores brasileños por reducir carbono

El equipo de Lula planea utilizar la promesa de crédito barato para educar y alentar a los agricultores a adoptar prácticas sostenibles a corto plazo

Luiz Inacio Lula da Silva, presidente electo de Brasil, habla durante una conferencia de prensa en el Centro Cultural del Banco de Brasil (CCBB) en Brasilia, Brasil, el jueves 10 de noviembre de 2022.
Por Tatiana Freitas
16 de noviembre, 2022 | 06:34 PM

Bloomberg — El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quiere aumentar la cantidad de créditos baratos para los agricultores con el fin de estimular las prácticas respetuosas con el medio ambiente.

El plan de Lula para la agricultura sostenible podría ser clave para los problemas globales urgentes: aumentar la producción de alimentos y, al mismo tiempo, proteger los bosques.

El equipo de transición del nuevo Gobierno está trabajando en un plan para otorgar más créditos baratos y ofrecer tasas de interés más bajas a los productores que asuman compromisos medioambientales, según una persona con conocimiento directo del tema. Esto podría incluir proyectos diseñados para frenar las emisiones de dióxido de carbono, incluidos esfuerzos para integrar la producción de ganado y cereales en la misma tierra, y la preservación de la vegetación nativa más allá de los requisitos existentes.

VER +
Cómo Lula busca situar a Brasil a la vanguardia de las negociaciones climáticas

Las repercusiones de estas políticas pueden extenderse a toda la cadena de suministro de alimentos y resultar beneficiosas para el medio ambiente. Brasil es el mayor exportador mundial de soja, carne de vacuno, azúcar y café, y ocupa el segundo lugar en cuanto a maíz, lo que lo convierte en una potencia mundial que alimenta al mundo. La nación sudamericana también alberga la selva amazónica, que es crucial para absorber las emisiones y que ha sufrido un aumento de la deforestación en los últimos años.

PUBLICIDAD
Los créditos subsidiados a la agricultura sustentable en Brasil han disminuido. dfd

Los agricultores brasileños, que por lo general siembran dos cosechas al año en la misma tierra, podrían capturar carbono utilizando pastos para el ganado para un tercer cultivo, dijo la persona, que pidió no ser identificada porque las discusiones aún no son públicas. Con este método, el ganado alimentado con pasto en Brasil ocuparía solo una parte de la propiedad, lo que potenciaría el uso de la tierra para la producción de alimentos, al tiempo que disuadiría de la práctica ilegal de talar bosques para expandir las tierras de cultivo.

VER +
Equipo de Lula sopesa un plan de gastos más conservador para Brasil

Brasil tiene alrededor de 30 millones de hectáreas de pastos degradados que pueden convertirse fácilmente para integrar la agricultura y el pastoreo de ganado, dijo la persona. Los agricultores brasileños sembrarán un récord de 77 millones de hectáreas con granos y oleaginosas en el año de cultivo, mientras que las granjas que adopten este método representan alrededor del 20% de la superficie total.

Otros compromisos que pueden acogerse al programa incluyen el reemplazo de productos químicos con productos biológicos para la protección de los cultivos, dijo la persona.

PUBLICIDAD

El nuevo Gobierno también tiene el objetivo de compensar a los agricultores que reservan más tierra para la vegetación natural y los bosques de lo que exige la ley. Los de la región amazónica, por ejemplo, están obligados a preservar el 80% de sus propiedades. Que les paguen por preservar más de lo requerido es una vieja queja de los agricultores, que apoyaron masivamente la fallida campaña de reelección del presidente Jair Bolsonaro.

Brasil tiene un programa de financiamiento dirigido a la agricultura baja en carbono desde hace una década, pero el Gobierno entrante de Lula quiere hacer de este tema una prioridad. El equipo de Lula planea utilizar la promesa de crédito barato para educar y alentar a los agricultores a adoptar prácticas sostenibles a corto plazo.

“No necesitamos limpiar un metro de tierra para ser el mayor productor de alimentos del mundo”, dijo Lula el miércoles en su discurso durante la cumbre COP27 en Egipto.