Mercados

Nearshoring reconfigurará economía mexicana y favorecería al peso mexicano: Monex

El área de análisis de la casa de bolsa estima que la moneda mexicana pueda incluso llegar al nivel psicológico de los $19 por dólar

Se estima que la reubicación no tenga un impacto en el corto plazo, pero sí puede implicar un ‘cambio estructural’ para la economía mexicana.
16 de noviembre, 2022 | 04:00 AM

Lea esta historia en

Inglés

Ciudad de México — El peso mexicano se beneficiará de la relocalización de las empresas de China hacia el norte del país que buscan mantener una cercanía con Estados Unidos.

Este proceso conocido como nearshoring aumentará el monto de inversión en México, de acuerdo con la subdirectora de Análisis en Monex, Janneth Quiroz.

“Hay potencial para que el peso mexicano se siga manteniendo estable”, dijo en el marco de la presentación de las Perspectivas Económicas y Bursátiles 2023.

PUBLICIDAD

Uno de los principales elementos que favorecerían a la moneda mexicana es la inversión. La estratega explicó que este rubro ha aumentado; sin embargo, aún no se ha materializado. “Tenemos noticias de que en la frontera hay una alta demanda de terrenos y permisos, posiblemente en un escenario donde las tasas de interés son altas, va a ser más cara esa relocalización, pero al final se va a ir dando”.

Lo anterior pese a que en México los proceso para la reubicación de las cadenas de suministro en Norteamérica es mayor comparado con otros países. No obstante, estimó que para el segundo semestre del 2023, se pueda observar una materialización.

“Varios están considerando que las tasas van a bajar para poder tener un menor costo de financiamiento. Un impacto de producción o actividad económica lo veríamos en el segundo semestre de 2024 y 2025″.

PUBLICIDAD

Se estima que la reubicación no tenga un impacto en el corto plazo, pero sí puede implicar un ‘cambio estructural’ para la economía mexicana.

Peso mexicano estable

Quiroz estimó que el peso mexicano tiene posibilidades de continúar marcando nuevos máximos impulsado por los comentarios de los miembros de la Fed. “Nuestro primer soporte se encuentra en los MXN$19,25 y de ahí no descarto que llegue al psicológico del $19 en el corto plazo″.

Al cierre de la sesión del 15 de noviembre, el peso mexicano registró una depreciación de 0,07% para cotizar en MXN$9,36 por dólar. Durante la sesión, se registró un máximo de $19,2509 y un mínimo de $19,4719 por unidad.

Ayer, la vicepresidente de la Reserva Federal, Lael Brainard, dijo que está a favor de reducir a 50 puntos base el alza de la tasa en la próxima reunión en diciembre. “Probablemente sea apropiado pasar pronto a un ritmo más lento de alzas”, dijo en un evento en la oficina de Bloomberg en Washington.

Lo anterior aumentó el apetito por el riesgo por parte de los inversionistas, quienes optaron por dejar de lado instrumentos de refugio como el índice dólar y, con ello, el peso mexicano se benefició escalando como la moneda con mejor retrorno de la región y la segunda de países emergentes, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Sin embargo, la estimación del área de análisis de la casa de bolsa considera que el peso mexicano cerrará el año en los $20,30 por unidad, nivel que representa una depreciación de 4,85%.

Una mayor incertidumbre entorno a la crisis energética en Rusia sería uno de los elementos que lastraría el desempeño del peso mexicano hacia el cierre del 2022, de acuerdo con la analista. “No tenemos un escenario perfecto, hay incertidumbre (...). Donde seguirá la atención será con los miembros de la Reserva Federal”.

PUBLICIDAD