Actualidad

Inflación sustituye al Covid-19 como factor que dificulta viajar en vacaciones

Según una encuesta reciente de Bankrate, casi el 80% de los estadounidenses que viajan este año por las fiestas han cambiado sus planes debido a la inflación

Viajeros en el Aeropuerto Internacional de San Francisco (SFO) en San Francisco, California, Estados Unidos.
Por Claire Ballentine y Nur Dayana Mustak
19 de noviembre, 2022 | 10:38 AM

Bloomberg — Durante las dos últimas temporadas de vacaciones, Andi Garland no pudo visitar a su padre para el Día de Acción de Gracias debido a la pandemia. Este año, los planes de la oriunda de Luisiana se vieron obstaculizados por una fuerza diferente: la inflación.

El precio de los pasajes se ha disparado en comparación con el año pasado, por lo que esta joven de 22 años que trabaja en una clínica de dermatología decidió renunciar a ver a su padre y a su nueva esposa en Atlanta.

“Me sorprendió y me disgustó”, dijo. “El billete habría sido de US$600. Nunca había sido tan alto”.

PUBLICIDAD

Después de dos años de interrupciones por la pandemia, se suponía que estas fiestas iban a ser el momento en que las familias podrían volver a reunirse. Sin embargo, con la inflación que hace subir los precios de todo, desde los billetes de avión hasta la gasolina y los comestibles, algunos están optando por renunciar a las reuniones debido al costo, no al Covid-19.

Es un problema que no tiene un final claro a la vista. Aunque la Reserva Federal está subiendo las tasas de interés de forma agresiva para combatir el aumento de los precios, la más reciente lectura de la inflación ha subido un 7,7% con respecto al año anterior, pero los billetes de avión han aumentado un 43% interanual.

Mientras tanto, el precio medio de un billete de avión nacional en septiembre fue de US$307, según Hopper Price Tracker, un 36% más que el año pasado y un 41% más que en 2020.

PUBLICIDAD

Alternativas más baratas

Hunter Malloy, de Brooklyn, decidió saltarse las festividades de Acción de Gracias de su familia en Orlando, Florida, después de mirar los costos de los billetes de avión. Aunque siempre son elevados en esta época del año, los precios sorprendieron a esta joven de 23 años, que trabaja como tutora mientras busca un trabajo a tiempo completo en el ámbito de la investigación.

Malloy decidió pasar el Día de Acción de Gracias con su tía en Virginia, tomando el autobús para llegar allí. Espera poder volver a casa para Navidad si consigue encontrar un billete de avión a un precio razonable.

“Definitivamente me entristeceré si esta es la primera Navidad en la que no veo a mi familia debido a las finanzas”, dijo Malloy.

Según una encuesta reciente de Bankrate, casi el 80% de los estadounidenses que viajan este año por las fiestas han cambiado sus planes debido a la inflación. Las formas más comunes de recortar gastos son viajar durante menos días, realizar actividades más baratas y seleccionar destinos y alojamientos menos costosos, según el estudio.

Al mismo tiempo, cerca de un tercio de los viajeros de vacaciones afirman que sus viajes supondrán una carga para sus presupuestos y el 22% se siente presionado a gastar más de lo que se siente cómodo.

Los viajeros encuentran formas de recortar gastos mientras la inflación hace subir los precios.dfd

Ted Rossman, analista sénior del sector en Bankrate, recomienda comprobar si tiene recompensas de tarjetas de crédito, millas de viajero frecuente o puntos de hotel.

PUBLICIDAD

“Mucha gente ha acumulado un montón de ellos y no ha viajado mucho en los últimos años, así que es un buen momento para cobrarlos”, dice.

Otros recurren a los servicios de “compra ahora, paga después” para permitirse los viajes de vacaciones. Teresa McGill, una administradora de propiedades de 28 años de Austin, Texas, acaba de utilizar Klarna (que permite a los consumidores pagar sus compras en cuatro cuotas a lo largo de unas semanas) para comprar billetes de avión para Acción de Gracias. Normalmente le cuesta unos US$250 volar desde Austin hasta su familia en San Luis, pero acabó teniendo que gastar más de US$310.

“Fue abrumador y frustrante”, dijo. “Me he preguntado qué compras voy a recortar. Tengo que ser más consciente cuando voy al supermercado y cosas así”.

PUBLICIDAD

Viajes por carretera

Con la bajada de los precios de la gasolina con respecto al pico de este verano boreal, algunos viajeros están optando por volver a casa por carretera en lugar de volar.

El precio medio nacional de la gasolina es actualmente de US$3,77 por galón, según la AAA. Esta cifra es inferior a los US$5 dólares del máximo del verano, pero sigue siendo superior a los US$3,41 del año pasado por estas fechas.

PUBLICIDAD

Rosalind Kidwell, una joven de 23 años que vive en Nueva Orleans, está conduciendo 10 horas para ver a su familia en Orlando para el Día de Acción de Gracias con el fin de evitar un billete de avión de US$500. Normalmente le cuesta unos US$200 llegar hasta allí.

Todavía tiene configuradas las alertas de vuelo de Google por si los precios bajan, pero se resigna a viajar por carretera.

“Me pregunto qué otra cosa podría hacer con mi tiempo”, dice sobre el viaje.

PUBLICIDAD

Kidwell admite que el Día de Acción de Gracias no es tan importante para ella como para el resto de su familia. “Pero si es importante para ellos, haré un esfuerzo”, dijo.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD