Economía

Raphael Bostic se inclina por bajar el ritmo del alza de tasas de la Fed

El plan del presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta se alejaría de las subidas de 75 puntos base

Raphael Bostic, presidente y director ejecutivo del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, mira una política monetaria menos restrictiva.
Por Steve Matthews
19 de noviembre, 2022 | 03:32 PM

Bloomberg — Un intento de aterrizaje suave de la economía estadounidense lo podrían garantizar alzas de no más de un punto porcentual a la tasa de interés, dijo el presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, quien se muestra partidario de bajar el ritmo que hasta ahora ha seguido el banco central en sus decisiones de política monetaria.

En un discurso en Fort Lauderdale, en Florida, el sábado 19 de noviembre, en la reunión anual de la Asociación Económica del Sur, Bostic dijo que si la economía avanza como él espera, cree que estará justificado un endurecimiento adicional de entre 75 y 100 puntos base.

“Está claro que se necesita más, y creo que este nivel de la tasa de política será suficiente para frenar la inflación en un horizonte temporal razonable”.

PUBLICIDAD

La visión de Bostic implica alejarse de las alzas de 75 puntos y continuar el ciclo alcista pero hasta el rango de 4,75% a 5% en las próximas reuniones de la Fed, en lo que describió como un estilo de aterrizaje “moderadamente restrictivo”. Esto significa que la Fed se mantendría a la espera durante un periodo prolongado para seguir presionando los precios a la baja.

La Reserva Federal elevó su tasa el 2 de noviembre por cuarta vez consecutiva, situándola en un rango de 3,75% a 4%.

Algunos miembros del Comité de Mercado Abierto (FOMC) han dicho que podrían considerar un aumento de 50 puntos cuando se reúnan nuevamente a mitad de diciembre, dependiendo de lo que ocurra con la economía de Estados Unidos.

PUBLICIDAD

“En términos de ritmo, suponiendo que la economía evolucione como espero en las próximas semanas, me sentiría cómodo comenzando a alejarme de los aumentos de 75 puntos básicos en la próxima reunión”, dijo Bostic.

Opiniones divididas entre miembros de la Fed

El punto de vista de Bostic se mira menos agresivo que el de algunos de sus colegas. El presidente de la Fed de San Luis, James Bullard, se inclinó el jueves por una tasa de entre 5% y 5,25%, mostrando unos gráficos en los que se señalaba entre el 5% y el 7% como el tipo de política monetaria que se recomendaría, utilizando versiones de una popular directriz de política monetaria.

Aunque Bostic repitió que hay “destellos de esperanza” de que las interrupciones de la oferta están disminuyendo, dijo que la inflación era una “bolsa mixta” y que todavía había que trabajar más para combatir las presiones de los precios.

“Mi perspectiva de base es que la macroeconomía será lo suficientemente fuerte como para que podamos endurecer la política hasta ese punto sin causar una dislocación indebida en la producción y el empleo”, dijo Bostic.

“No creo que debamos seguir subiendo los tipos hasta que el nivel de inflación haya bajado al 2%. Debido a la dinámica de retardo de la que hablé antes, esto garantizaría una profunda recesión”, dijo.

Una vez que la política monetaria de la Fed alcance un nivel suficientemente restrictivo, prevé una larga pausa en la tasa, en lugar de una rápida reversión, para garantizar que la inflación no se reavive de forma similar a la experiencia de los años setenta. Pidió a los responsables de la política monetaria que “se mantuvieran firmes y decididos” hasta que la inflación se redujera.

PUBLICIDAD

“Si resulta que esa política no es lo suficientemente restrictiva para frenar la inflación, entonces pueden ser apropiadas acciones adicionales de endurecimiento de la política. Por otro lado, si las condiciones económicas se debilitan de forma apreciable -por ejemplo, si el desempleo aumenta de forma incómoda- será importante resistir la tentación de reaccionar invirtiendo el curso de nuestra política hasta que esté claro que la inflación está bien encaminada para volver a nuestro objetivo a largo plazo del 2%”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD