Tecnología

Mercedes presenta suscripción anual de US$1.200 para que sus autos anden más rápido

Es una apuesta arriesgada, considerando que una medida similar de pago por funciones implementada por BMW fracasó

Mercedes-AMG EQS 53 4MATIC+
Por William Wilkes
24 de noviembre, 2022 | 05:40 PM

Bloomberg — Resulta curioso que Janis Joplin se dirigiera a un ser supremo para que le comprase un Mercedes-Benz. Si viviese hoy en día, también necesitaría pagar una suscripción al año para que el auto vaya más rápido.

Es que compañía está ofreciendo a los usuarios de sus modelo eléctrico EQ un complemento adicional de US$1.200 al año que les proporciona una función que los vehículos de lujo ya poseen. Con el paquete, el automóvil reducirá casi 1 segundo, lo que toma ir de cero a 100 km por hora. La función se desactiva si el propietario no repite el pago en doce meses.

“Los motores eléctricos se ajustan con precisión incrementando la salida máxima del motor de su Mercedes-EQ entre un veinte y un veinticuatro por ciento”, afirma la página de presentación de la denominada suscripción Acceleration Increase (Incremento de aceleración) en la tienda en línea de la compañía. “Además, se aumenta el torque, lo que hace que tu automóvil pueda acelerar considerablemente más rápido y con mayor potencia”.

PUBLICIDAD

Ofrecer a los clientes una opción de la que el vehículo ya es capaz es una iniciativa arriesgada para el gigante automovilístico. A inicios de este 2022, una iniciativa similar de su competencia alemana, BMW AG (BMW), fracasó al querer vender a sus clientes cuotas de US$18 mensuales para calentar los asientos.

Los fabricantes de automóviles están apostando por los llamados servicios de función bajo demanda para ampliar y aumentar los ingresos, incluidas ofertas futuras como servicios de conducción automatizada a medida que mejoran las capacidades del software de los vehículos.

Mercedes ofrece la función en algunos de sus modelos insignia EQS sedán y EQS SUV, así como en algunos de sus modelos EQE sedán y EQE SUV.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD