Actualidad

De Tom Brady a Shaq, los promotores de FTX podrían enfrentar acciones legales

FTX se declaró a sí misma y a más de 100 afiliados en procedimiento de quiebra, protegiéndolos de demandas. Los promotores no tienen esa protección

Tom Brady
Por Zijia Song y Joe Schneider
26 de noviembre, 2022 | 04:26 PM

Bloomberg — La publicidad viral de FTX en el Super Bowl presentaba múltiples versiones de un Larry David profundamente escéptico. Ante la caída de la bolsa de criptomonedas, otros famosos podrían haber hecho bien en seguir su consejo.

El creador de Seinfeld y Curb Your Enthusiasm es una de las muchas estrellas que han sido demandadas por promocionar los servicios y productos de FTX. Las demandas alegan que atrajeron a inversores poco sofisticados a la debacle de la bolsa cripto.

Según los expertos legales, la prominencia y la riqueza de los famosos los convierten en un objetivo jugoso para los inversores que buscan recuperar parte de sus pérdidas, ya que la empresa y su cofundador, Sam Bankman-Fried, están prácticamente sin dinero. FTX se declaró a sí misma y a más de 100 afiliados en procedimiento de quiebra este mes, protegiéndolos de las demandas. Los promotores no tienen esa protección.

PUBLICIDAD

“Una demanda contra los famosos generará una tonelada de dinero, porque todos llegarán a un acuerdo”, dijo John Reed Stark, ex jefe de la Oficina de Cumplimiento de Internet de la Comisión de Valores de EE.UU. “Una cosa es que tus fans compren tu camiseta con tu cara. Otra es pregonar algo que les hace perder los ahorros de toda su vida”.

Desde la implosión de FTX se han presentado al menos tres demandas, incluida una que pretende representar a “miles, si no millones, de consumidores de todo el país”. Tom Brady, Gisele Bundchen, Stephen Curry, Shaquille O’Neal y el empresario y personalidad de la televisión Kevin O’Leary están entre los demandados.

Las celebridades podrían ser responsables si los inversores pueden demostrar que no revelaron que se les pagaba para promocionar la bolsa cripto o que habían invertido en la empresa, o que estaban promocionando valores no registrados. Las demandas pendientes se encuentran en los tribunales federales de Miami y San Francisco.

PUBLICIDAD

Los representantes de las estrellas no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre las demandas.

El repentino colapso de FTX costó a los inversores estadounidenses más de US$11.000 millones, según la demanda de Miami presentada el 15 de noviembre. La plataforma, con 5 millones de usuarios en todo el mundo, negoció más de US$700.000 millones en criptomonedas el año pasado.

“La responsabilidad de las celebridades depende principalmente de si los productos que promovieron son valores”, dijo Shane Seppinni, que representa a personas que demandan por presuntos abusos corporativos y que no está involucrado en los casos de FTX. Si se determina que las cuentas de rendimiento de FTX, que pagan intereses por las tenencias de criptomonedas, son valores, “entonces las celebridades que las promovieron podrían tener que pagar grandes daños”, dijo.

Sam Bankman-Frieddfd

Para determinar si algo constituye un valor, los tribunales suelen recurrir a la prueba Howey. Su nombre proviene de una decisión del Tribunal Supremo de 1946 que define un valor como “una inversión de dinero en una empresa común cuyos beneficios provienen únicamente del esfuerzo de otros”. Si el artículo en cuestión cumple con esa definición, sostuvo el tribunal, entonces no importa “si la empresa es especulativa o no, o si hay una venta de bienes con o sin valor intrínseco”.

El director de aplicación de la Junta de Valores del Estado de Texas, Joseph Rotunda, presentó el mes pasado una declaración en la que se afirma que las cuentas de rendimiento son una oferta de valores no registrada. Y la promoción de valores sin revelar la fuente, la naturaleza o el importe de la compensación violaría la ley de valores.

El lunes, Rotunda dijo que su oficina estaba examinando los pagos que recibieron las celebridades y cualquier revelación hecha.

PUBLICIDAD

“Estamos examinando de cerca” como parte de la investigación más amplia del regulador sobre el fracaso de FTX, dijo.

Brady y Bundchen se unieron a la campaña publicitaria de US$20 millones de la compañía en 2021 e hicieron un anuncio “FTX. ¿Te apuntas?”, en el que se les ve instando a sus conocidos a que se apunten. También tomaron participaciones en FTX Trading Ltd., según la denuncia de Miami.

O’Leary, del programa Shark Tank de la ABC y de Money Court de la CNBC, era tanto un inversor como un portavoz pagado de FTX. Tanto él como la estrella del tenis Naomi Osaka, que también ha sido demandada, promocionaron las cuentas remuneradas de FTX, en las que Elliott Lam, un canadiense que vive en Hong Kong, invirtió y perdió US$750.000, según su propuesta de demanda colectiva en San Francisco.

PUBLICIDAD

El personaje cómico de David y su extravagante papel en el anuncio del Super Bowl pueden resultar lo suficientemente oblicuos como para superar el litigio, según los expertos legales.

En el anuncio aparecía como un escéptico de otros inventos, como el Walkman de Sony y, anteriormente, la rueda. “No seas como Larry”, advertía el anuncio. Hizo que FTX fuera una de las marcas más retuiteadas durante el partido, dijeron los abogados del inversor en la denuncia de Miami.

PUBLICIDAD

Pero la única acusación sobre el comediante “es que Larry David apareció en un anuncio”, dijo el abogado Brian Levin. “No veo cómo eso, en sí mismo, podría dar lugar a una responsabilidad”.

Stark, exjefe de aplicación de la SEC en Internet, considera “la ironía” de que David interpretara en el anuncio a personajes que no paran de decir que no -incluso a FTX- “evidente”.

“Hay suficientes famosos para elegir”, dijo. “Probablemente lo dejaría fuera, para no enturbiar las aguas”.

PUBLICIDAD

A medida que el impacto de la caída de FTX se amplía, se espera que más demandas lleguen en contra de Bankman-Fried y las celebridades promotoras en EE.UU. y en otros lugares, incluyendo Corea del Sur, Singapur y Japón, donde muchos de los inversores se basan, dijo el abogado Demetri Bezaintes. El bufete de abogados que presentó la demanda de Miami presentó otra propuesta de demanda colectiva en el sur de Florida una semana después.

Esta no es la primera vez que las celebridades se encuentran en situaciones complicadas por las promociones de criptos. Kim Kardashian y Floyd Mayweather Jr. fueron demandados en Los Ángeles por su promoción del token EthereumMax. En una sentencia provisional del 7 de noviembre, el juez desestimó la demanda, diciendo que los demandados no habían promocionado los tokens como un valor.

Kardashian acordó el mes pasado pagar US$1,3 millones, y no promocionar activos digitales durante tres años, para zanjar las reclamaciones de la SEC de que había infringido las normas al promocionar el token sin revelar que estaba siendo pagada. Mayweather y el productor musical DJ Khaled fueron acusados de violar las leyes de valores al no revelar los pagos que recibieron para promover las ofertas iniciales de monedas en las redes sociales en 2018. Ambos llegaron a un acuerdo con la SEC, con Mayweather pagando más de US$600.000 y Khaled dejando caer más de US$150.000.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Gerry Smith.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD