Cripto

Caos de FTX provoca la reflexión sobre el abrazo de Dubai a los gigantes cripto

La caída de la empresa de Sam Bankman-Fried resonó con especial fuerza en los Emiratos Árabes Unidos

Sam Bankman-Fried
Por Ben Bartenstein
27 de noviembre, 2022 | 10:39 AM

Bloomberg — Días antes del colapso de la empresa cripto FTX, Sam Bankman-Fried se sentó a almorzar en un lujoso restaurante de Dubái, tanteando sutilmente las posibilidades de financiación en una mesa de fundadores, banqueros y financieros, entre ellos Anthony Scaramucci.

Resultó ser un último movimiento antes de que los problemas del ex multimillonario se expusieran al mundo. La implosión de FTX, que pasó de una valoración de US$32.000 millones a la bancarrota en las semanas siguientes, hizo que los mercados de criptomonedas cayeran en picada, provocando salidas de miles de millones de dólares de algunas de las mayores exchanges mundiales.

Las réplicas han resonado con especial fuerza en los Emiratos Árabes Unidos, especialmente en Dubai, que ha estado trabajando para atraer a las mayores empresas del mundo con sus políticas favorables a las criptomonedas. Mientras algunos centros financieros endurecían las regulaciones, muchos funcionarios de los EAU promovían los activos virtuales como una mina de oro para el crecimiento económico y como algo fundamental en la estrategia de diversificación de la nación más allá de los combustibles fósiles.

PUBLICIDAD

Un giro en Dubai

Esto ayudó a que el estado del Golfo se posicionara como un hub cripto, atrayendo a pesos pesados de la industria al mismo tiempo que incitaba a banqueros, abogados y ejecutivos de tecnología a cambiar de trabajo. Los agentes inmobiliarios informaron de una infusión de fondos de criptomonedas en el sector inmobiliario de lujo. Sin embargo, el final del mercado alcista hace que algunos lamenten el giro de los acontecimientos.

Los exchanges locales Rain Financial Inc. y BitOasis han recortado su plantilla en Dubai. Entre los que se están replanteando su incursión en el sector se encuentra Hazem Shish, un antiguo banquero de Barclays Plc que recientemente creó un fondo de cobertura de criptomonedas en Abu Dhabi. Aunque tuvo un buen rendimiento en sus primeros meses, las dificultades para conseguir dinero institucional en medio de las turbulencias del mercado le llevaron a retirarse de la gestión del fondo principal, según personas familiarizadas con el asunto, que pidieron el anonimato porque la información es privada.

Shish no quiso hacer comentarios.

PUBLICIDAD

FTX fue una de las primeras empresas a las que la Autoridad Reguladora de Activos Virtuales (VARA) de Dubai concedió una licencia como parte del impulso para atraer negocios, y la empresa estableció su sede regional en la ciudad.

En aquel momento, Helal Al Marri, director general de la Autoridad del Centro de Comercio Mundial de Dubai, que alberga a VARA, elogió la medida y dijo que se había realizado una evaluación rigurosa, meses antes de que la empresa quebrara.

Ahora que FTX y Bankman-Fried se enfrentan a investigaciones desde Estados Unidos hasta las Bahamas, los funcionarios se han distanciado de esa decisión, incluso borrando los detalles de su licencia del sitio web del regulador.

Algunas cuestiones fueron más difíciles de borrar.

Las pancartas que anunciaban una fiesta patrocinada por FTX durante el Gran Premio de Abu Dhabi se alineaban en una de las calles más exclusivas de la playa de Dubai. En el circuito, los espectadores llevaban sombreros de Fórmula 1 decorados con el logotipo de FTX.

Dos golpes seguidos

La quiebra de la empresa fue el segundo golpe importante para los esfuerzos de Dubai en cuestión de meses. En junio, el fondo de cobertura Three Arrows Capital implosionó en una de las mayores crisis de comercio de criptomonedas de la historia, semanas después de obtener una licencia provisional en la ciudad.

PUBLICIDAD

El drama se ha extendido a otros gestores de activos.

Múltiples fondos de cobertura de criptomonedas que se establecieron recientemente en los EAU habían puesto todo el dinero de sus clientes en FTX, lo que obligó a una loca carrera para salir de la plataforma antes de que se detuvieran los retiros para evitar su propio colapso, según personas familiarizadas con el asunto.

Alrededor del 4% de los clientes de FTX en todo el mundo tienen su sede en los Emiratos Árabes Unidos, según los expedientes judiciales del caso de quiebra de la empresa, lo que la convierte en una de las 10 jurisdicciones más afectadas por las consecuencias.

PUBLICIDAD

FTX y Three Arrows Capital no contaban con licencias completas, lo que limitó hasta cierto punto las consecuencias locales. La estructura del regulador de activos virtuales de Dubai pretende abrir las puertas para que operen las empresas más grandes, pero las licencias iniciales sólo permiten una gama limitada de servicios.

Aun así, los incidentes han suscitado un debate sobre si las autoridades fueron demasiado ágiles en su empeño por atraer a las criptoempresas, dando legitimidad a empresas que luego han quebrado.

PUBLICIDAD

“Como regulador, siempre existe el riesgo de que si las cosas van mal se vea muy mal”, dijo Dapo Ako, un ex especialista en cumplimiento de UBS Group AG, cuya firma J. Awan & Partners está ayudando a las empresas cripto a establecerse en los EAU. “Pero también es una oportunidad para repensar el marco. Si Lehman no fracasara, no tendríamos nuevas regulaciones bancarias”.

Un funcionario de VARA dijo que FTX no había superado el proceso de aprobación para incorporar a ningún cliente o comenzar a operar. En una declaración de julio, dijeron que la licencia permitiría a FTX desplegar productos de criptoderivados y servicios de negociación a inversores institucionales cualificados.

En cuanto a Three Arrows Capital, el representante de VARA dijo que un permiso provisional es una “aprobación de concepto” que tiene en cuenta la credibilidad de otras jurisdicciones que conceden licencias, pero que los pasos para una licencia más completa no avanzaron.

PUBLICIDAD

En respuesta a las preguntas, un funcionario de los EAU dijo que existe el compromiso de permitir la capacitación económica masiva con un enfoque en la protección del consumidor, la seguridad financiera transfronteriza y la estabilidad económica.

Un portavoz de FTX declinó hacer comentarios.

Bomba de tiempo

Changpeng Zhaodfd

Gran parte de la apuesta de los Emiratos Árabes Unidos por las criptomonedas se ha centrado en Binance Holdings Ltd. y en su director general, Changpeng “CZ” Zhao.

PUBLICIDAD

La mayor bolsa de criptomonedas del mundo ha encontrado un público más receptivo en el país, hasta el punto de que el ejecutivo de 45 años hizo de Dubái su base de operaciones y no tardó en hacer incursiones con los hombres de poder de la nación. Los EAU concedieron a Binance múltiples licencias, y más de 500 empleados de la firma se instalaron en el estado del Golfo.

Tras la desaparición de FTX, la cuota de Binance en los volúmenes globales de comercio de criptomonedas aumentó hasta casi el 50%, según datos de CryptoCompare. Sin embargo, la rapidez de la desaparición de FTX ha suscitado un debate sobre la salud de las bolsas de criptomonedas centralizadas, y los operadores han retirado sus fondos de estos lugares.

En una cumbre celebrada en Abu Dhabi el 16 de noviembre, el economista Nouriel Roubini, un crítico de las criptomonedas al que se ha llamado “Dr. Doom”, calificó a Binance de “bomba de tiempo andante”, culpó a los reguladores por conceder licencias a la empresa, e instó a los funcionarios a expulsar a Zhao de los EAU.

Un día después, el CEO de Binance respondió en el escenario de la conferencia del Milken Institute en Abu Dhabi: “¿Cuál es la palabra para la gente sin importancia?”, dijo. “No nos importa”. La polvareda se produjo cuando el exchange obtuvo más aprobaciones de Abu Dhabi Global Market.

¿Regulación más estricta?

Desde la llegada de Zhao el año pasado, actores influyentes, desde Kraken hasta OKX, Bybit y Crypto.com, han aumentado su presencia en los EAU, alineándose con las ambiciones de la nación de una economía digital que cree más puestos de trabajo en el sector no petrolero. Sin embargo, los funcionarios de los EAU han expresado en privado su preocupación por el ritmo de las aprobaciones regulatorias, ya que pueden haber procedido con demasiada rapidez y no haber identificado las explosiones de Three Arrows Capital y FTX, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Dubai Multi Commodities Centre, que ha sido objeto de una mirada particular por parte del Departamento del Tesoro de EE.UU. por sus regulaciones más laxas, está atrayendo la mayor parte de las empresas cripto: más de 500, según un portavoz del DMCC.

“Espero que, en general, los reguladores sean más cuidadosos y conservadores como resultado de los últimos acontecimientos”, dijo Gabriele Dunker, socio fundador de Financial Transparency Advisors GmbH, con sede en Viena, que ya ha asesorado al gobierno de los EAU.

Los jugadores cripto de los EAU están ahora en alerta por las actualizaciones de los reguladores.

El VARA de Dubai planea anunciar a su director general en las próximas semanas y tiene la intención de realizar más consultas con las principales partes interesadas antes de fin de año, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Mientras tanto, los esfuerzos de Abu Dhabi para finalizar la legislación federal para las criptomonedas se han retrasado, ya que las autoridades navegan por un empuje de lobby de la industria, así como el escrutinio de los organismos internacionales sobre el lavado de dinero y las preocupaciones de protección del consumidor.

El CEO de Binance, por su parte, ha iniciado un sistema de prueba de reservas para apoyar la “total transparencia”. Sin embargo, su firma se ha negado a revelar todos los detalles de su estructura corporativa.

“Tenemos las mayores oficinas en Dubai y París, por lo que se pueden considerar esas dos como centros globales”, dijo Zhao a Bloomberg TV el jueves.

Un portavoz de Binance dijo que la empresa está aumentando su equipo en los EAU y está en medio de una reestructuración corporativa destinada a dar a los reguladores una mayor claridad sobre la organización.

Llamadas de atención

Por ahora, los EAU, al igual que algunos centros financieros, se aferran a su convicción de convertirse en un hub cripto. Hong Kong ha reiterado su deseo de atraer a las empresas de activos virtuales, mientras que Japón ha propuesto flexibilizar las normas de cotización de tokens. Singapur, por su parte, ha manifestado su preferencia por la tecnología blockchain basada en el uso, al tiempo que ha advertido contra el comercio minorista de criptomonedas.

Los fondos de Abu Dhabi, incluido Mubadala Investment Co., han creado comités para estudiar las inversiones en el ecosistema de las criptomonedas. Se han sentido reivindicados por proceder con cautela y planean actuar con cuidado en los próximos meses, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Un portavoz de Mubadala declinó hacer comentarios.

Sin embargo, otras entidades controladas por el asesor de seguridad nacional de los EAU, el jeque Tahnoon Bin Zayed, han mantenido un enfoque más agresivo y han seguido adelante con sus planes de inversión en este ámbito. Zhao y su equipo se reunieron con posibles patrocinadores, entre ellos entidades afiliadas a Sheikh Tahnoon, que supervisa un gran imperio financiero en Abu Dhabi, según informó Bloomberg el martes.

Y a principios de este mes, justo cuando Bankman-Fried intentaba cerrar un acuerdo de rescate con Binance, el colega de Zhao, Dominic Longman, estaba en Abu Dhabi, lanzando la Middle East, Africa & Asia Crypto & Blockchain Association (MEAACBA) junto a funcionarios de los EAU, que estaban impulsando su abrazo a la industria.

“Abu Dhabi, y los EAU, son líderes en el desarrollo de negocios de cripto y blockchain”, dijo Ahmed Jasim Al Zaabi, presidente de ADGM. “Nos complace poder apoyar a MEAACBA, que contribuirá al desarrollo de este dinámico sector.”

Con la asistencia de Nicolas Parasie, Leen Al-Rashdan, Suvashree Ghosh y Philip Lagerkranser.

Lea más en Bloomberg.com.

PUBLICIDAD