Mercados

Protestas en China ante restricciones por Covid-19 suman incertidumbre a su economía

Las movilizaciones pueden generar una mayor tendencia hacia los activos de refugio

Las protestas de este domingo en China por las restricciones por el Covid-19. Source: Bloomberg
Por Tian Chen
27 de noviembre, 2022 | 12:08 PM

Bloomberg — Las protestas contra las restricciones al Covid-19 en China pueden ensombrecer los activos del país y el sentimiento de riesgo en general en los mercados mundiales cuando se reanude la actividad tras el fin de semana.

Antes de que se aclare cómo responderá Pekín a la última oleada de descontento, la amenaza de un aumento de la inestabilidad social y de una represión gubernamental probablemente hará que los inversores se decanten por activos de refugio, desde el dólar hasta el yen y los bonos del Tesoro. Es posible que se debilite la demanda de acciones a las materias primas y las divisas vinculadas al comercio con China, incluidos el dólar australiano y el won coreano.

El dramático giro de los acontecimientos añade nuevas incertidumbres a las perspectivas de la segunda economía del mundo y de sus mercados, justo cuando la reciente relajación de los controles de virus y los amplios esfuerzos de rescate inmobiliario han ayudado a las acciones chinas a protagonizar un notable rebote. Las protestas, desencadenadas por un incendio mortal en un bloque de apartamentos cerrado en una ciudad occidental, también amenazan con diluir aún más una medida de relajación monetaria moderada anticipada por el banco central de China el viernes.

PUBLICIDAD

“El sentimiento puede sufrir un golpe, ya que las protestas alimentan la preocupación por la inestabilidad social en China y los inversores extranjeros pueden recortar la exposición a la inversión china”, dijo Ken Cheung, estratega jefe de divisas asiáticas de Mizuho Bank Ltd. en Hong Kong. “Parece que la política de Cero Covid está llegando a su punto de inflexión. Se necesitará más relajación o refinamiento en las medidas Covid para frenar el descontento”.

Es probable que el yuan se debilite, mientras que la demanda de refugio puede impulsar al dólar, dijo Cheung.

El optimismo ha resurgido en los mercados chinos desde que Pekín recortó los periodos de cuarentena y redujo las pruebas el 11 de noviembre, desencadenando un repunte que ha añadido casi US$370.000 millones al valor de las acciones del índice MSCI China. El yuan se disparó hasta un máximo de ocho semanas a principios de este mes, mientras que las medidas más contundentes para aliviar los problemas inmobiliarios también provocaron un repunte de los bonos de los promotores.

PUBLICIDAD

Las protestas, sin embargo, pueden empañar el ánimo, especialmente ahora que algunos inversores empiezan a pensar que las acciones chinas pueden haber llegado a una encrucijada tras las recientes y fuertes ganancias. Esto se ha producido a pesar de un creciente coro de llamadas alcistas de China en Wall Street que citaron valoraciones baratas y políticas más amigables.

En los mercados mundiales, el malestar en China también puede frustrar las esperanzas de que un indicador de las divisas de los mercados emergentes registre su mejor subida mensual en seis años.

“La volatilidad del mercado puede persistir durante un tiempo hasta que la gente se convenza de la consistencia de la lógica que hay detrás” de las medidas de gestión de la Covid, dijo Tommy Xie, jefe de investigación de la Gran China en Oversea-Chinese Banking Corp. “Cuando la aplicación contradiga lo que se establece en la política de Covid, el mercado se confundirá y el apetito por el riesgo sufrirá un golpe”.

Lea más en Bloomberg.com.

PUBLICIDAD