Economía

Los salarios mundiales no siguen el ritmo de la alta inflación, según la OIT

Según la Organización Internacional del Trabajo, la inflación y el crecimiento negativo de los salarios afecta desproporcionadamente a los trabajadores y mujeres de bajos ingresos

Camioneros en huelga
Por Bryce Baschuk
03 de diciembre, 2022 | 08:08 AM

Bloomberg — La creciente inflación y un crecimiento de los salarios que no va a la misma velocidad están empeorando una crisis del costo de vida, la cual afecta sobre todo a los sectores de bajos ingresos y a las mujeres, conforme a la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

Dicho documento subraya la preocupante desigualdad entre los índices de inflación global, que el FMI (Fondo Monetario Internacional) calcula que llegarán al 8,8% a fin de año, y una revisión del incremento salarial que, según la Organización Internacional del Trabajo, se contrajo en un 0,9% en términos reales durante el primer semestre de este año.

“Este dato demuestra con claridad que los sueldos nominales en numerosos países se han ajustado insuficientemente en el primer semestre de este año para paliar el incremento del costo de vida”, indica el reporte hecho público este miércoles.

PUBLICIDAD

“A falta de una respuesta de formulación de política apropiada, en los próximos años podría registrarse una marcada disminución de los ingresos de los empleados y sus familias y un acrecentamiento de las desigualdades, comprometiendo la reactivación de la economía y probablemente fomentando un mayor malestar social”, señaló la OIT.

Crisis del costo de vida

Casi tres años después de que la pandemia del Covid-19 paralizara por primera vez los mercados laborales a nivel global, las tasas de empleo en los países de altos ingresos se han recuperado o incluso superado los niveles previos a la pandemia, mostró el informe.

Pero ciertos grupos, como los empleados con salarios bajos, las mujeres y los trabajadores de la economía informal, se vieron particularmente afectados por las interrupciones de la pandemia y ahora enfrentan un impacto persistente en el costo de vida como resultado de varias crisis, incluida la guerra de Rusia con Ucrania, los cuellos de botella cadena de suministro y la desaceleración del crecimiento mundial.

PUBLICIDAD

Sus frustraciones se han desbordado en muchos casos, provocando huelgas laborales desde Corea del Sur hasta el Reino Unido.

El aumento de la inflación tiene un impacto desproporcionado en las personas con menores ingresos, que suelen gastar la mayor parte de su renta disponible en bienes y servicios esenciales, que tienden a experimentar mayores aumentos de precios que los artículos no esenciales.

“La desigualdad de ingresos y la pobreza aumentarán si no se mantiene el poder adquisitivo de los peor pagados”, dijo el director general de la OIT, Gilbert Houngbo, en un comunicado. “Esto podría alimentar más disturbios sociales en todo el mundo y socavar el objetivo de lograr la prosperidad y la paz para todos”.

Disminución del nivel de vida

La OIT dijo que los salarios nominales no están alcanzando los niveles de inflación y que la brecha entre el crecimiento de los salarios y el crecimiento de la productividad laboral en los países de altos ingresos sigue ampliándose.

Por ejemplo, el aumento de los precios al consumidor en América del Norte ha erosionado el crecimiento de los ingresos ajustados a la inflación, conocido como crecimiento de los salarios reales, que no registró variación en 2021 y cayó un 3,2% en el primer semestre de 2022.

“A menos que los salarios y otros tipos de ingresos laborales se ajusten a la inflación, es probable que el nivel de vida de muchos trabajadores y sus familias disminuya”, según el informe.

PUBLICIDAD

La OIT instó a los responsables políticos a responder al aumento de la inflación ajustando los salarios mínimos, ofreciendo bonos a los hogares con bajos ingresos y recortando los impuestos sobre los bienes esenciales.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD