Guatemala

Una radiografía anual al sector minorista en Guatemala y las proyecciones del 2023

En un entorno cambiante con presiones de costos, tiempos y factores macroeconómicos como la inflación hacen revisar las estrategias para el próximo año

Ante compradores más exigentes la industria afina estrategias de cara al próximo año. (Nota con fines ilustrativos).
05 de diciembre, 2022 | 08:58 AM

Guatemala — La cuarta edición del “Barómetro de la industrial del retail”, elaborado por GS1 Guatemala, reveló, que al menos 6 de cada 10 empresas percibe estabilidad financiera en sus organizaciones, pero hay un porcentaje que se encuentra en una situación “delicada”.

El anterior dato, es uno de los que recopila el estudio, que nació para ser considerado como una medición con indicadores sobre la percepción de la situación que vive el sector de fabricantes que provee de productos a las cadenas comerciales.

Además, evidencia el sentir y las perspectivas que un grupo de empresas participantes brindaron sobre la industria del país.

PUBLICIDAD

“El barómetro incluye revisiones de resultados 2022 y planes para el 2023, elementos que este grupo representativo considera importante validar y priorizar para mantener niveles de productividad y competitividad en el mercado y ante los consumidores que cada vez son más exigentes”, explicó Arturo Ramírez Munguía, CEO - GS1 Guatemala.

En esta edición colaboraron algunos socios de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB), junto con socios de GS1 México y Psyma (para un total de 46 empresas de diversos tamaños), quienes aportaron a esta métrica, sumando a un sector productivo de la cadena de abastecimiento y presencia en el retail.

Principales hallazgos

Las 46 empresas consultadas indican una percepción del 63% de estabilidad financiera representando entre las respuestas en “excelente” o “buena”. En comparación con los resultados de las ediciones anteriores se recuperó la estabilidad financiera percibida durante el 2019.

PUBLICIDAD

Sin embargo, también se mostró un incremento significativo de empresas que indican que se encuentran en una “situación delicada” versus el 2019.

Las empresas de tamaño grande indican la mayor estabilidad financiera durante el 2022, con una percepción de un 100% entre las respuestas “excelente” y “es buena”.

El tamaño de empresa que indican que se encuentran con la mayor situación financiera “delicada” son las microempresas, seguido por la mediana y pequeña.

Por otro lado, un 7% de las microempresas indican que la estabilidad financiera es “mala”, y que existen pérdidas, aunque se encuentran trabajando en la recuperación.

Las empresas presentan una percepción menor en incremento en ventas versus el 2019 y 2020.

Sin embargo, presentan un incremento de un 8% versus el 2021 en la percepción de aumento “fuerte” y “leve”.

PUBLICIDAD

Alcanzando un 57% en percepción de incremento en ventas. Asimismo, mostraron una percepción más positiva del 9% en incremento en ventas “fuertes” versus el 2021.

Sobre la cartera de clientes, el 50% de los encuestados indicó haber “aumentado ligeramente” durante el 2022, pero el mayor porcentaje reflejó un incremento “fuerte” en número de clientes, comparado con la tendencia de cuatro años anteriores, alcanzando un 13%.

La empresa grande indica con un 88% el mayor incremento en clientes, seguido de un 66% por el microempresario.

PUBLICIDAD

La empresa mediana indica un 50% en estabilidad de cartera de clientes, pero mostrando un 51% en aumento “ligero” (38%) y “fuerte” (25%).

Por último, un 7% de las empresas pequeñas y micro, indicaron una “fuerte” disminución de clientes durante el 2022.

PUBLICIDAD

En el tema de comercio en línea, el 48% dijo que es importante este canal, un 22% de las empresas indicaron que son “muy importantes”. Sin embargo, hay un 20% que mencionó que “no es importante”.

En total, un 54% vende en línea, pero hay un 49% que no cuenta con ese canal de venta.

Los participantes indicaron que los factores de mayor impulso para realizar la venta en línea son:

PUBLICIDAD
  • Mayor exposición del producto hacia el consumidor
  • Facilidad y mayor disponibilidad de compra para el consumidor
  • Desarrollar nuevo canal de venta
  • Reducción de costos de la venta por dicho canal
  • La necesidad por la presencia a causa de la pandemia

Las razones por las cuales las empresas que vendían en línea y dejaron de vender fueron:

  • Falta de personal para manejar el canal de venta
  • Decrecimiento en volumen de ventas

Los argumentos por los cuales el 39% no vende en línea son los siguientes:

  • Limitación de tiempo y personal
  • Por el formato del negocio, se vende directamente al cliente
  • El volumen de ventas es bajo
  • No cuentan con infraestructura

Las empresas participantes indicaron que 7 de cada 10 tienen una percepción positiva de crecimiento para el 2023, el más alto valor versus el 2019 cuando se inicó con el presente estudio.

Lo anterior, refleja la resiliencia y positivismo del empresario guatemalteco, mencionado por más del 6% de los cuatro rangos de tamaño de empresa analizados en la medición.

PUBLICIDAD