Centroamérica

Comer tamal en Centroamérica será más caro esta Navidad

Los ingredientes del tamal no han escapado de los efectos de la inflación durante 2022

En cada país de Centroamérica, el tamal varía por su tamaño e ingredientes.
09 de diciembre, 2022 | 06:41 AM

Bloomberg Línea — Tamal, nacatamal o bollo, el platillo de origen precolombino se ha extendido por todo el continente con una variedad de nombres y forma parte de los alimentos típicos. En Centroamérica no hay Navidad sin ellos. Sin embargo, sus ingredientes no han escapado de los efectos de la inflación de 2022.

En Costa Rica, han variado entre 5% y 134% en el último año, muestran reportes locales. Según el índice de precios al consumidor (IPC) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la papa subió 134%, las hojas de tamal 25%, la carne de cerdo 16%, el chile dulce 81%, la zanahoria 72%, el arroz 5%.

En el caso de la harina, el Ministerio de Economía, Industria y Comercio reportó que en los últimos diez meses tuvo incrementos superiores al 20%.

PUBLICIDAD

El INEC también informó esta semana que el IPC de noviembre mostró un leve incremento (0,14%) por primera vez en tres meses, impulsado por alzas en tiquetes aéreos, paquetes turísticos al extranjero y algunos alimentos, incluyendo ingredientes de los tamales navideños. La inflación interanual cerró en 8,26%.

En Guatemala, usualmente se registra en diciembre el llamado “efecto tamal” por el alza de precios en los productos agrícolas e insumos empleados para la elaboración de este platillo, pero este año el comportamiento cambió y desde marzo los precios fueron en ascenso. La unidad pasó de cotizarse a un promedio de 10 quetzales.

Esta semana, la iniciativa de declarar al tamal como Patrimonio Cultural Intangible del país centroamericano y celebrar el Día del Tamal el primer sábado de diciembre, que presentaron los diputados José Alberto Sánchez y Lorena Teo, ha recibido, en su mayoría, opiniones en contra.

PUBLICIDAD

En Managua, Nicaragua, comerciantes del Mercado Oriental, que con una extensión de 84 hectáreas es considerado el más grande Centroamérica, anunciaron días atrás alzas de entre 5 y 30 córdobas en los cortes de carne.

Según el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), de enero a octubre, la canasta básica aumentó en promedio US$65, equivalente a 2.366 córdobas, y la inflación, que pasó de 4% a 9% de un año a otro, se refleja en el aumento de precios de los productos, lo cual ha creado dificultad para que las familias nicaragüenses adquieran los 53 productos que conforman la canasta básica con un precio estimado de US$500 al mes.

Medidas para contener la inflación

En Honduras, de un año a otro, la unidad de tamal pasó a costa de entre 8 y 10 lempiras (HNL) a 15 y 20 lempiras. El comportamiento es resultado de la inflación de precios, en especial del rubro de alimentos y bebidas. En junio, ese indicador, medido por el Banco Central (BCH) alcanzó los dos dígitos por primera vez en casi 14 años.

Como una medida para contener la inflación, el Gobierno, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) estabilizó el precio de 40 productos de la canasta básica hasta el 1 de enero de 2023. Las autoridades han determinado que el precio máximo en ferias del agricultor, mercados, supermercados y pulperías sea el que estaba en octubre.

Entre los artículos de consumo masivos abarcados con la medida están el tajo de res y de cerdo, pollo entero congelado sin menudos, cartón de huevos, papa, frijol, arroz, aceite, manteca y hoja de tamal.

En El Salvador, el Gobierno anunció durante el primer trimestre de este año 11 medidas para contener la inflación, que ya venía aumento desde 2021. Entre las disposiciones están bajar el precio de los carburantes, simplificar la autorización de importación de productos alimenticios y exonerar por un año de aranceles a 20 productos básicos.

PUBLICIDAD

En noviembre, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) presentó un análisis en el cual, entre otros temas, abordó sobre el impacto de las medidas implementadas por el gobierno a seis meses de su anuncio. Al respecto dijo que las misma lograron contener los precios del transporte, gas y electricidad, pero no de los alimentos.

Durante 2022, los hogares se han visto desfavorecidos en su poder de compra por la alta inflación (7,47% en octubre), un aumento generalizado de precios que tenían casi 14 años de no observar.

PUBLICIDAD